Sociedad
S√°bado 11 agosto de 2018 | Publicado a las 14:07
6 maneras concretas en que el machismo da√Īa a los hombres
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Para muchos, la lucha por derribar el sistema patriarcal parece ser algo de “mujeres”, pues se cree que son las √ļnicas afectadas por su falta de “privilegio” social. Pero, eso no es cierto. La verdad es que el machismo nos violenta a todos.

Esto bien lo expres√≥ en 2014 la actriz Emma Watson en su rol como embajadora de ONU Mujeres, cuando dej√≥ en evidencia el da√Īo que el sexismo tambi√©n ocasiona en los hombres.

“La equidad de g√©nero es asunto de ustedes (hombres) tambi√©n. Porque, a la fecha, sigo viendo menospreciado por la sociedad el rol de mi padre en la paternidad a pesar de que, en la infancia, su presencia me era tan necesaria como la de mi madre. He visto a hombres j√≥venes sufrir enfermedades mentales, incapaces de solicitar ayuda, por miedo a que eso los hiciera menos entre los hombres -o menos hombres. De hecho, en el Reino Unido, el suicidio es el mayor asesino de hombres de entre 20 y 49 a√Īos, eclipsando a los accidentes viales, el c√°ncer y la enfermedad coronaria. He visto a hombres volverse fr√°giles e inseguros por un sentido distorsionado de lo que constituye el √©xito masculino. Los hombres no tienen, tampoco, los beneficios de la equidad”, expres√≥ la estrella de Harry Potter en esa oportunidad.

Y es verdad, muchos hombres reniegan de esta lucha, pero ellos tambi√©n son v√≠ctimas de esta falta de libertad. Hace unos meses, les hablamos sobre qu√© significa realmente el feminismo y por qu√© tantas personas lo menosprecian o derechamente lo detestan, y la raz√≥n -seg√ļn Kathy Caprino, columnista, coach, oradora y experta en liderazgo femenino- se relaciona principalmente con miedo o ignorancia frente al concepto.

Lo cierto es que el feminismo no busca la supremacía femenina, sino que la igualdad de oportunidades y derechos para los sexos.

“Es un mito que la violencia en una cultura s√≥lo afecte a los blancos espec√≠ficos, y el patriarcado es una forma de violencia cultural”, asegura Amanda Lindamood, directora de entrenamiento y compromiso con la comunidad del Centro de Crisis de Violaci√≥n de DC (DCRCC) en el diario Huffington Post. “Cuando se limita la forma en la que puedes involucrarte en una relaci√≥n, la forma en que te relacionas con tu cuerpo, y la forma en que sientes tu poder para que no sientas nada, entonces pierdes mucha autenticidad. Tambi√©n pierdes tu habilidad para reafirmar tus necesidades emocionales y manejar tus relaciones y no puedes desarrollar esas habilidades que son cruciales para mantener tus relaciones”, a√Īadi√≥.

He visto a hombres volverse frágiles e inseguros por un sentido distorsionado de lo que constituye el éxito masculino.
- Emma Watson, actriz y embajadora de ONU Mujeres

Asimismo, la Dra. Herminia Gonz√°lvez Torralbo, antrop√≥loga e investigadora de la Universidad Central, se√Īal√≥ a BioBioChile que “el patriarcado construye un determinado tipo de sujeto masculino que es hegem√≥nico, dejando fuera las otras posibles formas de ser hombre y el campo de experiencias que esto implica. Eso perjudica de muchas formas a diferentes hombres que no entran o compatibilizan con las otras formas”.

Para graficar mejor todo esto, hemos recopilado al menos 6 formas en que el machismo perjudica a los hombres.

1. Los hace reprimir sus sentimientos a un punto t√≥xico y da√Īino

Las t√≠picas frases “los hombres no lloran” o “no seas mam√≥n” o “pareces ni√Īita” han calado tan profundamente en los hombres que muchos de ellos no hablan de sus problemas emocionales ni expresan sus sentimientos, lo que los lleva a desarrollar trastornos mentales por lo que nunca consultan, porque hacerlo para ellos es -consciente o inconscientemente- se√Īal de debilidad.

Desde peque√Īos a los hombres se les alienta a siempre mostrarse fuertes f√≠sica y emocionalmente. Celia Falcov, profesora cl√≠nica en el Departamento de Psiquiatr√≠a de la Universidad de California-San Diego y autora de Familias Latinas en Terapia, indic√≥ a la revista Alternet que el temor a ser percibido como vulnerable o d√©bil tambi√©n puede impedir que hombres o ni√Īos pidan ayuda.

Esto ha derivado entre otras cosas en que los hombres se suiciden m√°s. La doctora en psiquiatr√≠a Anne Marie M√∂ller-Leimk√ľhler indic√≥ a la cadena brit√°nica BBC, que “la tasa entre hombres (que se quita la vida) es al menos tres veces m√°s alta que entre las mujeres, y es as√≠ en todos los pa√≠ses, con pocas excepciones, como por ejemplo China”.

“El suicidio es la principal causa de muerte en hombres de entre 20 y 45 a√Īos, y es tres veces m√°s frecuente que los accidentes de tr√°nsito”, agreg√≥.

Pexels (CCO)
Pexels (CCO)

“La b√ļsqueda de ayuda se ve como un indicador de la falta de masculinidad, as√≠ que muchos hombres se convencen de que tienen que resolver sus problemas por ellos mismos y no hablan de lo que sienten”, puntualiz√≥.

Asimismo, esta represi√≥n tambi√©n puede ser incre√≠blemente perjudicial para la salud f√≠sica. Falcov dice que la represi√≥n y la negaci√≥n pueden causar muchos problemas de salud, como enfermedades card√≠acas, presi√≥n arterial alta y dolor de espalda. Seg√ļn el art√≠culo “Masculinidad hispana: mito o esquema psicol√≥gico que merece consideraci√≥n cl√≠nica”, revela que la represi√≥n cr√≥nica de la ira se asocia con enfermedades como c√°ncer, asma, niveles m√°s altos de colesterol, s√≠ndrome de intestino irritable, √ļlceras e insomnio.

“La b√ļsqueda de ayuda se ve como un indicador de la falta de masculinidad, as√≠ que muchos hombres se convencen de que tienen que resolver sus problemas por ellos mismos y no hablan de lo que sienten”
- Anne Marie M√∂ller-Leimk√ľhler, doctora en psiquiatr√≠a

2. Presiona a los hombres a siempre ser exitosos económicamente

En el sistema patriarcal el hombre es visto como el “proveedor” de la familia. La doctora en psiquiatr√≠a M√∂ller-Leimk√ľhler dice que en la ideolog√≠a masculina tradicional “ser el que trae el pan a casa sigue siendo esencial para la identidad masculina y para la autoestima (de los hombres)”.

“Por lo tanto, no es de extra√Īar que en tiempos de crisis econ√≥mica los suicidios masculinos est√©n relacionados con el desempleo”, explica.

“Las normas de la masculinidad funcionan a trav√©s de expectativas sociales y del autoconcepto‚ÄĒ la opini√≥n que una persona tiene sobre s√≠ misma, que lleva asociado un juicio de valor‚ÄĒ (…) Y estas normas dictan que los hombres siempre tienen que ser fuertes, racionales, dominantes, aut√≥nomos, independientes, activos, competitivos, poderosos, invulnerables, positivos”, expresa.

Y esto lleva al punto anterior, porque tal como declara la experta “estos est√°ndares masculinos no son realistas (…), por lo que los hombres tienden a lidiar con los conflictos emocionales externaliz√°ndolos con hiperactividad en el trabajo, haciendo deporte, viendo televisi√≥n o usando internet, consumiendo alcohol de forma adictiva, o conduciendo de manera peligrosa para disminuir su ansiedad y para mantener la fachada masculina”.

The Pacifier
The Pacifier

3. Reprime a aquellos que aman el arte, el baile o actividades consideradas “femeninas”

Desde ni√Īos se instaura que a los varones debe gustarle el f√ļtbol, los robots, las armas de juguete y los autos, mientras las ni√Īas deben inclinarse por las mu√Īecas, la cocina, el baile y las manualidades. Incluso, se determina que hay dibujos animados para mujeres y otros para hombres. Y eso se mantiene hasta la adolescencia e incluso adultez.

Muchos ni√Īos que les gusta el baile, las manualidades o una serie animada considerada “femenina” reprimen sus intereses por temor a ser objeto de burlas y humillaciones.

Esto obliga a peque√Īos y grandes a renegar de sus verdaderos gustos, anhelos y aficiones por temor a ser apuntados con el dedo, llevando vidas vac√≠as no acordes a sus intereses.

Y esto nuevamente lleva al primer punto. Un an√°lisis de 74 estudios realizados entre 2003 y 2013, que incluy√≥ a casi 19.500 participantes masculinos, analiz√≥ las expectativas sobre lo que significa ser “hombre”, y c√≥mo eso se relaciona con la salud mental de los hombres”, explic√≥ a la cadena CBS el autor principal del estudio, Joel Wong, profesor asociado de asesoramiento y psicolog√≠a educativa en la Universidad de Indiana en Bloomington.

Billy Elliot
Billy Elliot

“Lo que encontramos en general es que cuanto m√°s se apegaban los hombres a las normas masculinas, peor era su salud mental, y menos probable era que pidieran ayuda”, dijo. Es decir, ante problemas como depresi√≥n, estr√©s o cualquier otra dificultad psicol√≥gica dificilmente solicitar√≠an la asesor√≠a de un especialista o de un cercano.

4. Hace que se enfermen y mueran más jóvenes

Debido a los estereotipos masculinos que dicen que los hombres siempre deben mostrarse fuertes, muy pocos consultan al m√©dico cuando tienen alg√ļn problema de salud, especialmente si se trata de salud mental o urol√≥gica.

‚ÄúExiste una idiosincracia del hombre chileno de no acudir al control peri√≥dico con el ur√≥logo, un poco por temor o por mitos que existen en torno al examen, pero tambi√©n por desconocimiento‚ÄĚ, se√Īal√≥ hace un tiempo el m√©dico ur√≥logo Rodrigo Leyton.

Ante este panorama, el ur√≥logo Eric Klein, columnista del portal de salud Every Day Health, llam√≥ a los hombres a terminar con esta situaci√≥n. “Ya es suficiente con el machismo, se√Īores. Su aversi√≥n equivocada a tomar un serio inter√©s en su salud est√° contribuyendo a las cosas que m√°s temes: la enfermedad e incluso la muerte”, indic√≥.

Con esto coincide John Chisholm, presidente del Comit√© de √Čtica de la Asociaci√≥n M√©dica Brit√°nica, quien dice que “existe una comprensi√≥n cultural de que todos los hombres deber√≠an ser machos, pero tenemos que entender que esta expectativa de masculinidad estoica est√° poniendo vidas en riesgo, los hombres no deber√≠an ocultar estas cosas”.

“Recuerdo a un hombre de alrededor de 40 a√Īos que pospuso una cita conmigo porque pensaba que era demasiado joven para tener problemas urinarios o de pr√≥stata y se avergonz√≥ de mencionarlo”, afirma el m√©dico Roger Henderson a la p√°gina de salud Nexdoctor. “Result√≥ que ten√≠a c√°ncer de pr√≥stata avanzado a los 47 a√Īos y muri√≥ poco despu√©s del diagn√≥stico”, a√Īadi√≥.

“Ya es suficiente con el machismo, se√Īores. Su aversi√≥n equivocada a tomar un serio inter√©s en su salud est√° contribuyendo a las cosas que m√°s temes: la enfermedad e incluso la muerte”
- Eric Klein, urólogo

5. Limita su sexualidad

El machismo incluso limita la sexualidad de los hombres, pues instala creencias como que el “hombre siempre quiere sexo”, lo que pone una presi√≥n sobre ellos a siempre “estar listos” para el sexo o de lo contrario no son suficientemente “machos”.

Por otro lado, coarta incluso su placer. En las relaciones √≠ntimas heterosexuales, los roles tanto de la mujer como del hombre parecen estar establecidos desde hace muchos a√Īos. De este modo, se fomenta el rechazo a experimentar fuera de esos moldes.

Por ejemplo, tal como consign√≥ un art√≠culo anterior de BioBioChile, el cuerpo masculino ‚Äúesconde‚ÄĚ una zona er√≥gena que muy pocos hombres heterosexuales se atreven a estimular.

Se trata del llamado “Punto P” o prost√°tico, ubicado detr√°s de los test√≠culos y accesible de forma directa s√≥lo a trav√©s del ano. Sin embargo, los prejuicios lograron dejar totalmente fuera a esta zona en los encuentros sexuales, la cual s√≥lo ha sido incluida en relaciones homosexuales y, de forma paulatina, entre una nueva generaci√≥n de hombres.

‚ÄúLos hombres heterosexuales que juegan con el placer anal, forman parte de un grupo de hombres modernos, renovados e informados. No me ha pasado que hombres que tengan un comportamiento sexual conservador declaren abiertamente que le guste el juego er√≥tico con estimulaci√≥n de la pr√≥stata o empleo de juguetes sexuales en el ano‚ÄĚ, comenta Natalia Guerrero, psicoterapeuta miembro de Escuela Transdisciplinaria de sexualidad.

En esta l√≠nea Jos√© Luis Rioseco, director del centro de atenci√≥n psicol√≥gica Chile Psic√≥logos, considera que cualquier pr√°ctica ‚Äďen mutuo acuerdo- deber√≠a ser agradable para la pareja, pero son ‚Äúlos condicionamientos socioculturales, los que hacen que algunas pr√°cticas resulten chocantes para algunas personas‚ÄĚ.

Pexels (CCO)
Pexels (CCO)

6. Los impulsa a ser agresivos

Jessica Raven, directora ejecutiva del Collective Action for Safe Spaces (Acci√≥n Colectiva por Espacios Seguros o CASS), dice que el patriarcado ha fomentado la “masculinidad t√≥xica”, que se puede traducir como “la forma en que la vida social se aplica a los ni√Īos y hombres para que ejecuten la masculinidad; es decir, a trav√©s emociones suprimidas, dominaci√≥n y agresi√≥n”.

“Laa masculinidad t√≥xica es un modelo espec√≠fico de la hombr√≠a la cual se encamina a crear dominaci√≥n y control. Es una hombr√≠a que considera a las mujeres y a las personas LGBT como inferiores, que considera al sexo no como un acto de afecto, sino de dominaci√≥n, y que valoriza la violencia como la ruta para probarse a uno mismo ante el mundo”, se√Īal√≥ la escritora feminista Amanda Marcotte, en declaraciones recogidas por Huffington Post.

“La masculinidad t√≥xica aspira a la rudeza, pero es, de hecho, una ideolog√≠a basada en vivir con temor: el temor de parecer suave, tierno, d√©bil o algo menos que varonil. Esta inseguridad probablemente sea la m√°s notoria caracter√≠stica de la masculinidad t√≥xica”, expres√≥.

Pexels (CCO)
Pexels (CCO)

Lindamond, por su parte, indica que esto ha “racionalizado y justificado el uso del control, la violencia y la fuerza para obtener satisfacci√≥n, adem√°s de que defendemos esa racionalidad en un nivel social”.

“Lo vemos as√≠ en nuestras narrativas sobre la protecci√≥n, el hero√≠smo, la nacionalidad o los valores familiares, y luego identificamos esos sistemas de valor como masculinos de manera inherente”, puntualiz√≥.

Pero nunca es tarde para hacer una sociedad m√°s libre y justa para todos.

El barco que dará la vuelta al mundo sólo con energías renovables

¬ŅC√≥mo funciona las energ√≠as limpias de la embarcaci√≥n Race For Water?

Las playas de Isla de Pascua son las más contaminadas con residuos plásticos en el país

M√ĀS NOTICIAS
Tendencias Ahora