Tecnología
Miércoles 22 agosto de 2018 | Publicado a las 18:13 · Actualizado a las 18:30
Ya ocurri√≥ lo que todos tem√≠amos: √°reas del √Ārtico no se congelaron este a√Īo
Publicado por: Francisca Rivas
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

No es un secreto que el calentamiento global traerá consecuencias dramáticas para el mundo, pero lo que muchos podrían no darse cuenta es del nivel de urgencia de esta situación.

El √Ārtico es una de las √°reas del planeta que m√°s se puede ver afectada por este fen√≥meno, pero no estamos hablando de un futuro lejano. Esto ya est√° ocurriendo.

Y es que este a√Īo pas√≥ lo que muchos tem√≠amos: en 2018 y por primera vez desde que comenz√≥ a monitorearse, √°reas de tierra y mar del √Ārtico no se han congelado como es usual.

As√≠ lo indican reportajes publicados por separado por el peri√≥dico ingl√©s The Guardian y la prestigiosa revista National Geographic, los cuales hablan sobre anomal√≠as registradas en el polo norte durante los √ļltimos meses.

El hielo marítimo se rompe

En primer lugar, The Guardian reporta que meteor√≥logos de distintos pa√≠ses n√≥rdicos han dado cuenta de que una considerable porci√≥n del mar ubicado al norte de Groenlandia ha comenzado a descongelarse, con el hielo rompi√©ndose, por segunda vez este a√Īo.

Esto es relevante porque estamos hablando del √°rea mar√≠tina donde el hielo suele ser el m√°s denso de todo el √Ārtico y no se romp√≠a ni siquiera en la temporada de verano, desde 1981.

ARCHIVO | Mario Tama | Getty Images | AFP
ARCHIVO | Mario Tama | Getty Images | AFP

El motivo de este adelgazamiento del hielo es el tiempo inusual que ha afectado al hemisferio norte: vientos más cálidos de lo normal y una ola de calor que ha roto récords.

Al respecto, Ruth Mottram, experta del Instituto Dan√©s de Meteorolog√≠a, expresa que “casi todo el hielo del norte de Groenlandia est√° trizado o roto y, por lo tanto, se puede mover a otros lugares. Tener mar abierto en la costa norte de Groenlandia es inusual. Esta zona usualmente ha sido calificada como ‘la √ļltima √°rea de hielo’, porque se cre√≠a que ser√≠a la √ļltima porci√≥n del mar del √Ārtico que se descongelar√≠a. Ahora, los eventos de la semana pasada sugieren que la √ļltima √°rea ser√° m√°s al oeste”.

Por su parte, Walt Meier, cient√≠fico del Centro de Informaci√≥n de Nieve y Hielo de Estados Unidos, relat√≥ al peri√≥dico brit√°nico que “en ese lugar, el hielo no tiene ninguna parte hacia donde ir, as√≠ que usualmente se apila. En promedio, suele ser de m√°s de 4 metros de grosor y puede apilarse hasta en bloques de 20 metros o m√°s. Este hielo tan grueso no se puede deslizar hacia otras zonas. Sin embargo, ese no fue el caso el invierno pasado (febrero y marzo de 2018) ni ahora. El hielo est√° movi√©ndose lejos de la costa debido al viento”.

El adelgazamiento (del hielo) est√° alcanzando incluso las partes m√°s fr√≠as del √Ārtico, que tienen el hielo m√°s grueso. As√≠ que es una se√Īal muy dram√°tica de la transformaci√≥n del hielo mar√≠tico √°rtico y del clima ah√≠”, acot√≥ Thomas Lavergne, especialista del Instituto Meteorol√≥gico de Noruega.

ARCHIVO | Jeff Pachoud | AFP
ARCHIVO | Jeff Pachoud | AFP

Barro en vez de hielo

Por otra parte, cient√≠ficos que estudian √°reas diferentes de la regi√≥n rusa de Siberia y de la zona estadounidense de Fairbanks, en Alaska, han descubierto con asombro que terrenos que usualmente se congelan por completo, este a√Īo… no lo hicieron.

National Geographic se contact√≥ con tres cient√≠ficos distintos que dicen haber observado este fen√≥meno, aunque a√ļn no cuentan con estudios tan detallados como para determinar si se trata de hechos aislados o de una tendencia que podr√≠a afectar a √°reas extensas del hemisferio norte.

Uno de ellos es Nikita Zimov, de la Estación Científica del Noroeste ubicada en Chersky, que se localiza a unos 322 kilómetros al norte del círculo polar ártico y es uno de los poblados con las menores temperaturas del planeta.

Esta zona es tan helada que la capa activa del suelo, que es la cubierta superior de la tierra, se congela por completo entre oto√Īo y primavera. Excepto que el pasado invierno all√≠ no hab√≠a hielo, sino que barro, algo que nunca hab√≠an visto.

La razón de este hecho, han especulado algunos expertos, podría ser que cayó demasiada nieve durante este invierno, la cual atrapó al calor en la tierra e impidió que ésta se enfriara.

Lo m√°s preocupante es que la capa activa del suelo sirve para aislar al permafrost, que es la parte de la tierra que se mantiene congelada de forma permanente (desde hace miles de a√Īos, en algunas partes) y que se ubica inmediatamente debajo.

Si la capa activa no se congela, el permafrost puede comenzar a descongelarse y, con ello, se podrían liberar gigantescas cantidades de CO2 y gas metano que se mantienen atrapadas en el hielo.

ARCHIVO | Mario Tama | Getty Images | AFP
ARCHIVO | Mario Tama | Getty Images | AFP

National Geographic informa que se calcula que en el permafrost hay atrapado más del doble del dióxido de carbono que actualmente hay en la atmósfera. Si éste se libera, podría acelerar considerablemente el calentamiento global.

Algo similar a lo descubierto por Zimov hall√≥ Vladimir Romanovsky, de la Universidad de Alaska, quien desde hace 25 a√Īos estudia el permafrost en distintos sitios de Am√©rica del Norte.

De acuerdo a Romanovsky, desde 2014 comenzó a observar que se retrasaba el congelamiento de la capa activa del suelo en Fairbanks, Alaska, hasta que durante este invierno, el suelo en dos de las zonas que monitorea no se congeló en absoluto.

Lo inusual no termina all√≠, ya que Mathias Goeckede, del Instituto de Biogeoqu√≠mica Max Planck de Alemania, ha estudiado una zona de Siberia por cinco a√Īos, y este 2018 por primera vez registr√≥ un considerable aumento en la temperatura del suelo.

La revista estadounidense indica que estos hallazgos podr√≠an ser aislados, pero que sin duda encienden las alarmas entre los cient√≠ficos, pues podr√≠an ser se√Īales que indiquen que el √Ārtico se est√° descongelando mucho m√°s r√°pido de lo que se pensaba.

De momento, se requerirán estudios científicos más rigurosos para medir el real estado de esa zona del planeta.

Tendencias Ahora