Artes y Cultura
Miércoles 01 agosto de 2018 | Publicado a las 19:41
Tomás Moulián: formación política basada en principios cotidianos y no en militancias
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

‚ÄúLa pol√≠tica ciudadana no se encuentra en el Parlamento ni en los partidos sino en las pr√°cticas cotidianas de las personas‚ÄĚ, asegura el soci√≥logo y Premio Nacional de Ciencias Sociales Tom√°s Mouli√°n, quien plantea un regreso a la formaci√≥n pol√≠tica de la ciudadan√≠a basada en principios cotidianos y no en las militancias. Para ello advierte una oportunidad en los Planes de Formaci√≥n Ciudadana que exige incluir estas inquietudes en la sala de clases.

Cuando a√ļn los profesores ingenian enfoques atractivos para cumplir con la Ley que crea el Plan de Formaci√≥n Ciudadana para los colegios, las tem√°ticas como medio ambiente, g√©nero, convivencia escolar y derechos humanos parecen quedar a la zaga de otros ejes educativos que priorizan la b√ļsqueda de mejores resultados del Simce o la PSU. Al menos eso es lo que se ha entendido como educaci√≥n de calidad. Mientras educadores de la talla de Abraham Magendzo, Premio Nacional de Educaci√≥n 2017, creen que la calidad tambi√©n se refleja en la convivencia escolar.

Otro intelectual de peso como Tom√°s Mouli√°n, mantiene vigentes gran parte de las observaciones que hiciera en ‚ÄúChile Anatom√≠a de un Mito‚ÄĚ en lo que a la formaci√≥n para ser buenos ciudadanos se refiere en tiempos donde la herencia neoliberal de la dictadura incide tambi√©n en un consumo deshumanizante que permea a la sociedad.

Cedida
Cedida

En busca de ciudadanos m√°s emp√°ticos, respetuosos de los derechos humanos y de la tolerancia a la diversidad multicultural, Mouli√°n rescata un particular deseo: ‚ÄúYo quisiera que todos los ciudadanos, y en particular los j√≥venes, fueran intelectuales en la pol√≠tica, pero esto no ha sido as√≠ y este tipo de propuestas son una buena alternativa para caminar en esa direcci√≥n‚ÄĚ, dice sobre la puesta en marcha de la Ley 20.911 del 2016.

Tom√°s Mouli√°n cree que es un buen momento para plantear la urgencia de mejorar la formaci√≥n ciudadana como parte integral de la educaci√≥n formal y en el hogar. En ese sentido, es uno de los docentes de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano que patrocina el Concurso Interescolar de Iniciativas Juveniles Ciudadanas de Transformaci√≥n de Realidades, “Transforma”.

El certamen busca incentivar a estudiantes de ense√Īanza media y sus profesores para presentar proyectos que contribuyan a mejorar la calidad de vida de la comunidad en materia de derechos humanos y memoria, g√©nero y sexualidades, migrantes e interculturalidad, ecolog√≠a y desarrollo sustentable, participaci√≥n juvenil y rescate hist√≥rico local, entre otros.

Hacia una política ciudadana

El soci√≥logo aclara que cuando se refiere a los ‚Äúintelectuales en la pol√≠tica‚ÄĚ, se refiere a personas que discuten. ‚ÄúHay que pensar que todos los ciudadanos discuten, sin embargo, pol√≠tica entendida como discusi√≥n siempre ha estado m√°s abierta a las √©lites que al ciudadano com√ļn. Por eso es un error com√ļn llamar ‚Äúintelectuales‚ÄĚ a √©stas elites. Un intelectual genuino, formado como ciudadano desde joven o ni√Īo incluso, deber√≠a ser capaz de plantear temas y de suscitar discusiones que lleguen a un fondo. Otra vez, cuando digo ‚Äúhablar‚ÄĚ, me refiero a ‚Äúhablar hasta el final‚ÄĚ, no hablar apurado ni para zanjar un problema, sino para preguntar, preguntar y preguntar en busca de respuestas‚ÄĚ, plantea el Premio Nacional de Ciencias Sociales 2015.

‚ÄúSucede as√≠ que en la pol√≠tica democr√°tica nadie debe tener todas las respuestas. Si alguien asegura tener todas las respuestas, lo m√°s probable es que caigamos en un dogmatismo que es malo, que entorpece el avance hacia miradas de futuro. Hay que conseguir que el ciudadano de la calle sea capaz de decirle al l√≠der pol√≠tico en voz alta: ‚ÄúNo estamos discutiendo lo esencial. No estamos discutiendo si este modelo neoliberal tiene vigencia a√ļn o hay que corregirlo a fondo‚ÄĚ, agrega el soci√≥logo.

El acad√©mico de la UAHC plantea un regreso a la formaci√≥n pol√≠tica de la ciudadan√≠a basada en principios cotidianos y no en las militancias. ‚ÄúEste regreso implica que la pol√≠tica ciudadana no se encuentra en el Parlamento ni en los partidos ni en los gobiernos, sino en la praxis cotidiana de los ciudadanos y ciudadanas. Es otra forma de hacer pol√≠tica, es una subpol√≠tica. Se trata de una pol√≠tica que ha emigrado desde lo institucional a la calle‚ÄĚ, dice Mouli√°n sobre nuevas √°goras como el debate de pares en la esquina, a trav√©s de radio o TV comunal o al colectivo cultural poblacional, al foro poblacional. ‚ÄúEsta pr√°ctica ciudadana de la pol√≠tica no tiene nada de iletrada o de simulaci√≥n; tiene sentido de futuro, tiene potencia constructiva y constituye una respuesta a la seudopol√≠tica pues es una acci√≥n colectiva para enfrentar la despolitizaci√≥n que ofrece y fomenta la democracia neoliberal constituyendo al sujeto popular para desplegar una conciencia pol√≠tica‚ÄĚ, recomienda.

Transforma, propuestas del cambio social

La iniciativa Transforma, abierta a estudiantes secundarios de todo el país, organizada por la UAHC, premia con un millón de pesos y asesoría técnica a los proyectos que propongan mejoras sociales en materia de género, interculturalidad, desarrollo sustentable, participación y otras. El jurado del concurso estará formado por el Premio Nacional de Educación, Abraham Magendzo, parlamentarios de distintas comisiones y expertos en Formación Ciudadana.

La convocatoria del concurso Transforma est√° abierta a estudiantes secundarios de todo Chile y de cualquier tipo de establecimiento educacional, p√ļblico o privado. Los equipos pueden inscribirse en www.academia.cl hasta el 7 de septiembre.

Tendencias Ahora