El largo camino de Colo Colo para levantar la Copa más deseada de todo el continente

Creditos: Prensafutbol

Viernes 28 mayo de 2021 | Publicado a las 15:27

visitas
visitas

La consagración de Colo Colo como monarca de América en 1991 tuvo un largo camino con episodios que quedaron para el recuerdo de todos los futboleros chilenos.

El conjunto de Mirko Jozic se clasificó al máximo torneo continental tras alcanzar el título de campeón (bicampeón en ese momento) del torneo de 1990. Los albos tenían el claro objetivo de levantar la copa luego de quedar inesperadamente eliminados de la edición anterior a manos del Vasco da Gama brasileño, mientras el DT de Colo Colo todavía era Arturo Salha, en 1990.

El conjunto de Jozic integró el grupo 2 de aquel campeonato, que tenía a equipos de solo dos nacionalidades: Chile y Ecuador. Junto a Colo Colo estaba Deportes Concepción y los representantes de Ecuador eran la Liga de Quito y Barcelona de Guayaquil.

Fase de grupos

Los santiaguinos empezaron su camino al título en la ciudad de Concepción. El León de Collao llegaba a esta instancia tras quedarse con la liguilla pre libertadores del año anterior, superando a Católica, O’Higgins y la Unión Española.

En el primer partido del grupo 2 de la Libertadores 1991 se enfrentaban Concepción y Colo Colo en Collao. Los penquistas tenían un duro equipo con jugadores como Nicolás Villamil, Miguel Ardiman o Héctor Adomaitis, entre otros jugadores.

El partido terminó en empate sin goles y Villamil le atajó un penal a Jaime Pizarro.

En el siguiente partido Colo Colo iba a debutar en el estadio Monumental con una contundente victoria por 3-1 contra el Barcelona de Guayaquil. Rubén Espinoza (10′), Marcelo Barticciotto (28′) y Sergio Salgado mediante lanzamiento penal (63′) anotaron para los locales.

Por la tercera jornada recibió a Deportes Concepción en el Monumental y lo venció por 2-0 con anotaciones de Marcelo Barticciotto (24′) y Ricardo Mariano Dabrowski (59′). El ‘Cacique’ ya se encaminaba a octavos de final…

La máquina de Jozic volvió a jugar de local, esta vez contra la Liga de Quito y el resultado volvió a favorecer a Colo Colo: goleada 3-0 con doblete de Dabrowski (1′ y 23′) y con otro tanto de Gabriel Mendoza.

Colo Colo cerró la fase de grupos en Ecuador. Empate a dos goles contra Barcelona (goles de Espinoza y Dabrowski) y 0-0 contra la Liga de Quito.

El ‘Cacique’ pasó primero en su grupo con 3 victorias y tres empates. 9 puntos (en ese momento por cada victoria se conseguían dos puntos) contra los 6 que alcanzaron la Liga de Quito y Concepción.

Octavos de final

En octavos de final llegó el turno de Universitario de Perú. En la ida, jugada en Lima, el resultado fue un empate a 0 que dejaba la llave abierta.

En la vuelta iba a ocurrir la escena que iba a marcar la serie. Cuando el partido estaba 2-1 para el conjunto chileno (con golazo de tiro libre incluido de Rubén Espinoza) y en los minutos de descuento, el delantero Andrés Gonzales se elevó y pegó un fuerte cabezazo a la esquina derecha inferior del arco defendido por Morón.

Pero el ‘Loro’ llegó con lo justo, pese a que desde Perú todavía denuncian que fue un “claro gol” no concedido. Con polémica, pero Colo Colo avanzó de fase.

Cuartos de final

El 3 de mayo el equipo de Mirko Jozic recibió a Nacional de Uruguay y dio una exhibición en el estadio Monumental: goleada 4-0 frente al gigante ‘charrúa’.

Rubén Martínez (27′), dos dianas de Dabrowski (44′ y 85′), más un penal convertido por Rubén Espinoza decorarían el marcador y una sólida presentación de los locales.

En la vuelta, jugada en el Centenario de Montevideo, los uruguayos vencieron 2-0, pero no les alcanzó para dar vuelta la serie. Se fue expulsado Daniel Revelez en los charrúas.

Semifinales

Seguramente la serie más recordad de la Copa Libertadores 1991. Para definir a uno de los finalistas se enfrentaban Boca Juniors y Colo Colo.

El 17 de mayo los argentinos vencieron por 1-0 con gol de Graciani en la Bombonera. El equipo chileno resistió los embates de Batistuta, Latorre y compañía para mantener la mínima ventaja: sabían que en Santiago iba a ser otro el escenario.

El 22 de mayo se citaron en el estadio Monumental. Renato Marsiglia fue el juez que intentó poner orden, pero claramente falló en el intento. En una serie que ya venía ‘caliente’ desde Buenos Aires, todo explotó tras el gol de Rubén Martínez. Navarro Montoya increpó a un reportero, ingresó Carabineros, la prensa, fotógrafos, trabajadores de Colo Colo, guardias de seguridad y el partido se convirtió en una batalla campal.

De hecho, el partido es catalogado como “La Batalla de Macul”. Tras varios minutos de golpes entre varias personas, increíblemente el juego se reanudó y se terminó.

En lo deportivo Colo Colo venció por 3-1 y clasificó a la final. Por otra parte, algunos jugadores de Boca Juniors (Batistuta entre ellos) quedaron detenidos y no pudieron volver al otro día a Argentina.

La final

El 29 de mayo se jugó la primera final en Asunción. Un luchado 0-0 contra uno de los mejores equipos del continente, que en ese momento era el campeón defensor.

¿Las malas noticias? Se fue expulsado Rubén Martínez. Se sumaban a Patricio Yáñez (que había sido expulsado contra Boca) y Ricardo Dabrowski. Jozic debía inventar delanteros.

Con los problemas en delantera para la vuelta apareció Luis Pérez como ariete (había disputado un partido en la copa). El resto es historia conocida. El miércoles 5 de junio Colo Colo levantaba la primera y única Copa Libertadores que ha logrado un equipo chileno.

Luis Pérez (12′ y 17′) y Leonel Herrera (85′) pusieron el 3-0 con que el pueblo colocolino levantaría la hasta ahora única Libertadores que tienen en sus vitrinas. A 30 años de la hazaña, los hinchas aún recuerdan es noche de 1991 con emoción.

Ver los comentarios

Lo último