SMA formula cargos graves contra Dowling & Schilling por agresiva intervención de río Rahue

Creditos: SMA

Jueves 25 febrero de 2021 | Publicado a las 11:01

visitas
visitas

La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) inició un procedimiento sancionatorio en contra de la empresa de áridos Downling & Schilling S.A, titular del proyecto ampliación de extracción de áridos río Rahue sector Cancura, por cuatro cargos: dos clasificados como graves y dos leves.

El primero considera la extracción de material del cauce sin contar con autorización para ello.

El segundo se relaciona con la remoción del lecho del cauce, sobrepasando la cota aprobada ambientalmente. Ambos han sido clasificados preliminarmente como graves.

En tanto, el tercer cargo apunta al incumplimiento en la periodicidad del seguimiento ambiental de fauna íctica (especies de peces presentes en el lugar) entre 2018 y 2019.

Finalmente, el cuarto se formuló debido al incumplimiento de la empresa de presentar una topobatometría actualizada en su plan de abandono, un levantamiento topográfico del relieve de superficies del terreno cubierto por el agua.

Preliminarmente, estos dos últimos cargos se clasificaron como leves.

El proyecto, aprobado ambientalmente por la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) N° 89/2012, se ubica entre las comunas de Osorno y Puerto Octay y considera la intervención de 13,14 hectáreas del mencionado cauce, con una producción mensual del orden de 15 mil metros cúbicos de material.

Las infracciones generaron la presentación de cinco denuncias ante la SMA, una de ellas por la Comunidad Indígena Cancura, dos de empresas del sector salmonero y una de la Dirección General de Aguas (DGA).

Por ello, la SMA regional realizó inspecciones y en terreno se pudo constatar “una agresiva intervención de las faenas de extracción de áridos, generando un cambio en la morfología del río Rahue, erosión de riberas, afectación a especies nativas, entre otros”.

“Por lo anterior, en octubre de 2020, la SMA, con autorización del Tercer Tribunal Ambiental, dictó medidas provisionales de carácter pre procedimentales contra la empresa, como la detención total de funcionamiento del proyecto por 15 días hábiles y la presentación de un plan de abandono actualizado”, detalló la entidad en un comunicado.

Según la ley orgánica de la SMA, los cargos graves podrán ser objeto de revocación de la Resolución de Calificación Ambiental, clausura, o multa de hasta 5.000 Unidades Tributarias Anuales (UTA), $3.067 millones hasta febrero.

En el caso de las leves, estas podrán ser objeto de amonestación por escrito o multas de hasta 1.000 UTA, $613 millones a la fecha.

“Este procedimiento tiene directa relación con el riesgo ambiental que ameritó la dictación de medidas provisionales por parte de la superintendencia y las medidas cautelares del Tercer Tribunal Ambiental, en el contexto de la demanda por daño ambiental que está en tramitación”, dijo sobre este caso Cristóbal de la Maza, jefe de la SMA.

“El titular debió cumplir con las exigencias establecidas en su RCA en atención a que en el ejercicio de sus actividades de extracción de áridos ha afectado el cauce del río Rahue. Los efectos derivados de las obras se realizaron al margen de la normativa ambiental produciendo riesgos al medio ambiente y a terceros”, añadió de la Maza.

Con esta notificación de formulación de cargos, la empresa cuenta con diez días hábiles para presentar un programa de cumplimiento o con 15 días hábiles para formular sus descargos, precisó la SMA.

Ver los comentarios

Lo último