La mitad de la flota de microbuses de la Línea 2 de Valdivia paralizó sus funciones en el marco de una manifestación en demanda de mejoras laborales. Los conductores denuncian extensas jornadas de trabajo e incumplimiento en el pago de los subsidios.

Una manifestación desarrollaron este miércoles conductores de la Línea 2 de Valdivia -en la región de Los Ríos– en demanda de mejoras laborales. Los choferes acusan incumplimientos en el pago de subsidios.

En ese contexto, según informaron los trabajadores y la empresa, cerca de una veintena de microbuses paralizaron sus funciones, lo que sorprendió a algunos usuarios.

Las máquinas realizan el recorrido que une a los sectores de El Arenal y Las Ánimas con el centro de Valdivia y el sector de Barrios Bajos.

Conductores piden mejoras laborales

Uno de sus dirigentes, Manuel Barría, se excusó con los usuarios por las demoras en el servicio de transporte de pasajeros.

Según detalló, la medida es para que la administradora “se siente a conversar con nosotros para llegar a un acuerdo”.

Barría acusó a la administración de provocar “estrés” a los conductores por las extensas jornadas laborales, las que -a su juicio- causan “una merma a nuestra salud”.

“La carga laboral provoca el estrés, en algunos casos podría traducirse en malos tratos hacia el usuario”, añadió el dirigente.

Patricio Espinoza, vocero de los conductores, profundizó en las demandas, detallando que los conductores deben trabajar hasta 16 horas diarias. Eso se suma la falta de claridad con los recursos que la empresa recibe del Ministerio de Transportes.

Opinión que es compartida por Luis Lagos, dueño de un microbús que opera en la Línea.

La representante legal, Cayetana Atero, dijo que el horario de trabajo en cada máquina depende de los dueños de estas con sus conductores.

Sobre los bonos, la empresaria afirmó que estos se ganan trabajando y en el caso del que se asignan por adulto mayor, explicó que se debe cumplir en la calle.

El seremi de Transportes, Jean Ugarte, dijo que están recabando antecedentes porque esta situación afecta tanto a privados como a los usuarios.

Según constató Radio Bío, el paro es parcial, ya que más de una decena de microbuses siguen operando, con un retraso de dos minutos, según calculó la empresa.

En tanto, los movilizados realizaron una caravana desde el sector El Arenal hacia el centro de Valdivia.