Nacional
Lunes 11 junio de 2018 | Publicado a las 11:03 · Actualizado a las 11:16
Obispo Barros tras su salida de diócesis de Osorno: "Pido disculpas por mis limitaciones"
Publicado por: Catalina Díaz
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Durante las √ļltimas horas se conoci√≥ que Papa Francisco acept√≥ la renuncia de tres Obispos. Se trata de Gonzalo Duarte, Cristi√°n Caro y Juan Barros.

El √ļltimo de estos, se desempe√Ī√≥ en la di√≥cesis de Osorno, lo que gener√≥ un clima de gran tensi√≥n en la zona, pues un grupo habitantes lo rechazaba profundamente desde su designaci√≥n, tras ser sindicado como uno de los encubridores los abusos de Karadima.

De esta manera Juan Barros envi√≥ una misiva, donde expres√≥ su agradecimiento a Francisco y “a quienes con fe, le recibieron, le acompa√Īaron y trabajaron por la Iglesia” y agrega que espera que alg√ļn d√≠a ‚Äúllegue a resplandecer toda la verdad‚ÄĚ.

Barros tambi√©n tuvo palabras para los habitantes de la comuna de Osorno, a quienes les dese√≥ lo mejor “en su peregrinaci√≥n hacia la plenitud cristiana. He rezado mucho por esto y trat√© de colaborar en ello estos a√Īos que fui destinado a este servicio pastoral‚ÄĚ.

Al final de la breve carta, el ahora exobispo de Osorno, pidi√≥ disculpas por sus limitaciones y lo que no pudo lograr, agregando “nuestras vidas est√°n en las manos de Dios que conoce nuestras conciencias y las acciones de cada uno en este complejo tiempo que nos toc√≥ vivir‚ÄĚ.

Lee a continuación la carta enviada por Juan Barros:

Hoy se ha comunicado oficialmente que el Santo Padre ha aceptado mi renuncia al gobierno pastoral de la Di√≥cesis de Osorno. Como es de conocimiento p√ļblico, en ocasiones anteriores ya hab√≠a puesto en sus manos esta misi√≥n encomendada.

Nuevamente expreso mi gratitud al Papa Francisco por su viva y paternal preocupación para el bien de todos. Con espíritu de fe veo en sus decisiones los caminos de Dios, su Divina Providencia nos va conduciendo para nuestro
mayor bien.

A la Di√≥cesis de Osorno le deseo lo mejor en su peregrinaci√≥n hacia la plenitud cristiana. He rezado mucho por esto y trat√© de colaborar en ello estos a√Īos que fui destinado a este servicio pastoral.

Agradezco a todos quienes con fe me recibieron, me acompa√Īaron generosamente, trabajaron con amor por su Iglesia. Agradezco a muchas personas y comunidades que han rezado y tambi√©n ofrecido sus dolores conmigo en este tiempo, en la esperanza de ‚Äúque Dios dispone todas las cosas para bien de los que lo aman‚ÄĚ (Romanos 8,28). A los m√°s pobres y quienes m√°s sufren les env√≠o un especial abrazo, pidi√©ndoles que no dejen de orar por m√≠.

Les pido con humildad que me disculpen por mis limitaciones y lo que no pude lograr; el Padre misericordioso del cielo nos ayude a todos para mejorar, para amar en todo. Nuestras vidas están en las manos de Dios que conoce nuestras conciencias y las acciones de cada uno en este complejo tiempo que nos tocó vivir.

A mi querida familia y buenos amigos que me acompa√Īan espiritualmente y estimulan, les encomiendo especialmente a la recompensa eterna de Dios. Sigamos confiando el presente y futuro a su infinito Amor.

Renuevo mi confianza en el amparo y gu√≠a de nuestra Sant√≠sima Madre la Virgen Mar√≠a, pidi√©ndole especialmente que alg√ļn d√≠a llegue a resplandecer toda la verdad.

+ Juan Barros Madrid

URL CORTA: http://rbb.cl/kfcv
Tendencias Ahora