La diputada y vicepresidenta de Renovación Nacional, Paulina Núñez, envió un oficio al ministro del Interior, Rodrigo Delgado, ante la crisis migratoria que se vive en el norte del país.

Esto luego de que BioBioChile diera a conocer cómo centenares de familias extranjeras cruzan a Chile desde Perú y Bolivia por pasos no habilitados.

La parlamentaria sostiene que esto ha derivado en una compleja situación migratoria, particularmente en las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta.

“La situación en el norte del país es muy compleja. Incluso hay en redes sociales verdaderos tutoriales de ciudadanos extranjeros que enseñan a otros cómo cruzar a pie la frontera entre Bolivia y Chile de manera ilegal, lo cual es inaceptable”, criticó Núñez.

En el oficio enviado al ministro del Interior, la legisladora recordó que el Presidente Sebastián Piñera firmó el Decreto Nº265 que faculta a las Fuerzas Armadas a trabajar para combatir el tráfico ilícito de migrantes y trata de personas, pese a lo cual siguen ingresando extranjeros indocumentados a territorio nacional.

La diputada solicita al secretario de Estado que le informe respecto del “número de inmigrantes ilegales que ingresaron al país en los últimos 6 meses por pasos no habilitados y medio de transporte utilizado”.

A lo anterior, sumó que se le comunique las “áreas o zonas de pasos clandestinos identificadas por la autoridad y el número de personal desplegado en éstas, especificando la institución de la cual dependen y en qué se traduce o traducirá el apoyo logístico, tecnológico y de transporte que prestarán las Fuerzas Armadas para cumplir con sus funciones de vigilancia y protección”.

Por último, Núñez solicitó que se le detalle “las otras medidas que ha tomado el Gobierno con el fin de prevenir una inminente crisis humanitaria por el aumento de la migración ilegal en Chile”.

Además, la vicepresidenta de RN fustigó a sus pares del Partido Comunista y el Frente Amplio, quienes presentaron un recurso ante el Tribunal Constitucional en contra de la nueva Ley de Migración, hecho que calificó como “irresponsable”, pues ha demorado la puesta en marcha de esta normativa.

“Después de ocho años los diputados del FA y el PC impugnaron artículos que incluso habían votado favorablemente en sala o en comisión. Durante 4 años el gobierno de la ex Nueva Mayoría retrasó el avance de una nueva Ley de Migración. Estaban gobernando, tenían mayoría en el Congreso y pese a todo eso lo logramos, pues fue este Gobierno y este Congreso el que logró despachar esta normativa que permitirá tener una migración segura, ordenada y regular”, recordó.

La legisladora profundizó en sus críticas señalando que “frente a esta crisis humanitaria que se está viviendo en el norte, la respuesta del Frente Amplio y el Partido Comunista es seguir demorando la entrada en vigencia”.

“Lo insólito es el argumento: ‘…buscamos que no se vulneren los Derechos Humanos…’, sin darse cuenta que en la situación de irregularidad total en la que nos encontramos, las primeras víctimas de violación de Derechos Humanos son los propios migrantes, que deben atravesar por el desierto, auto denunciarse para que les den un plato de comida y los niños que están en los semáforos pidiendo plata para comer”, sentenció Núñez.