Silencio de gran parte de los acusados y la exposición de las pruebas por parte de la Fiscalía, han marcado el juicio por el brutal homicidio de Aylin Fuentes, en el Tribunal Oral en lo Penal de Talca.

Se trata del crimen ocurrido el 26 de diciembre de 2018. El cuerpo de la víctima, semidesnudo y atado de manos por la espalda, fue encontrado el 6 de enero pasado en el río Claro.

El silencio de los acusados

Después del primer receso establecido el viernes pasado en el comienzo del juicio, este lunes se retomó el proceso con las declaraciones de los imputados.

Sin embargo, consultados por el juez, Luis Sumonte, seis de las ocho personas acusadas prefirieron guardar silencio. Todos ellos están vinculados al caso como presuntos autores materiales y uno, además, como inductor, por lo cual, arriesga la pena más alta de presidio perpetuo calificado.

En ese sentido, los únicos dos imputados que decidieron exponer su relato fue la pareja de presuntos presuntos encubridores de Fabián Jofré, conocido como “El Tuerto Fabián”, quien ha sido vinculado al narcotráfico.

Diario El Centro
Diario El Centro

Recordemos que según la Fiscalía, la víctima y una amiga le debían 60 mil pesos por un cargamento de pasta base, razón por la cual, aparentemente, Jofré habría ordenado matar a Aylin. Pero además, es acusado de participar en el ataque que acabó en la muerte de la joven talquina de 18 años de edad.

El primero en dar su testimonio fue Ítalo Molina, de 36 años de edad, quien repitió lo señalado por la Fiscalía en etapa de investigación: que junto con su pareja, María Campos, accedieron a llevar a la conviviente de Jofré a “buscar una ropa en un motel (en Linares)” sin saber que en realidad, además de la maleta, iban a recoger a Jofré, el cual en ese momento se encontraba prófugo tras ser citado como sospechoso del homicidio de Aylin Fuentes.

Aquel día, “El Tuerto Fabián” escapó de una persecución de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI después de una persecución policial en la Ruta 5 Sur. Tras ello, un mes después, Molina y Campos fueron detenidos por la PDI y formalizados por la Fiscalía.

En su declaración, Molina afirmó que Jofré nunca lo amenazó ni dio órdenes en cuanto al trayecto que iban a recorrer. En cambio, indicó que habría sido la pareja del detenido -para ese entonces embarazada- la que pidió que los llevaran a Concepción.

Por último, el imputado apuntó que se negó a estampar su firma en las declaraciones entregadas a la PDI, por temor a que fuera falsificada.

Las contradicciones entre los “encubridores”

María Campos, la única de los ocho que permanece en libertad con la medida cautelar de arresto domiciliario nocturno, repitió el mismo relato de cómo terminaron trasladando a Jofré de un motel en Linares rumbo al sur del país.

No obstante, al comenzar a ser interrogada por el fiscal Francisco Soto, surgieron aparentes contradicciones entre su declaración y un testimonio previo entregado ante agentes de la BH de Talca.

Diario El Centro
Diario El Centro

Los detalles distintos en las dos declaraciones tienen que ver con las razones por las que evadieron el control de Carabineros en la carretera, el lugar hacia donde huyó Jofré una vez que bajó del auto, la forma como regresaron aquel día a Talca y el conocimiento que ella tenía de terceras personas relacionadas con Jofré y su huida.

Al ser contrastadas sus declaraciones, Campos aseguró que el testimonio ante la PDI en el cual la Fiscalía fundamentaba el interrogatorio, habría sido supuestamente falsificado, pues dijo que la firma no era la de ella, pese a que dicha declaración fue dada en marzo pasado y en los cuatro meses posteriores los abogados defensores no pidieron impugnarla.

Fiscalía presenta pruebas

Este martes, en tanto, la Fiscalía comenzó a la presentación de medios de prueba que sustentan las acusaciones contra las ocho personas investigadas por el homicidio de Aylin Fuentes.

Según señaló el fiscal Soto, en esta etapa del proceso penal asistirían 54 testigos a declarar.

Durante esta jornada, entregaron su testimonio el hombre que encontró el cadáver de la víctima, un funcionario de Carabineros y el subcomisario de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI Talca a cargo de la investigación.

Los dos primeros testigos entregaron detalles sobre la forma cómo fue encontrado el cuerpo de Aylin, mientras que el funcionario de la policía civil fue quien aportó una narración ampliada del suceso.

De acuerdo al relato del subcomisario Pablo Gangas, el testimonio de un vecino de Aylin fue determinante para abrir la línea investigativa, pues esta persona aseguró haberla visto junto con la amiga sobreviviente del ataque y otras cinco personas, en la zona de los quinchos del río Claro. Y, momentos más tarde, caminando hacia el sector norte por la Avenida Circunvalación.

Este mismo hombre identificó en fotografías al grupo de sospechosos: cuatro menores de edad (tres hombres y una mujer), más un adulto identificado como Segundo Rosales, conocido como “El Chundo”.

El testimonio encajaría más adelante en la investigación con la segunda declaración de la amiga de la víctima, oportunidad en la cual afirmó haber estado compartiendo con el grupo y después presenciar parte del ataque que acabó en el homicidio de Aylin y del cual ella escapó.

Finalmente, en una tercera declaración, la mujer vinculó a Fabián Jofré, “El Tuerto Fabián”, como la persona que les dio a ella y Aylin bolsas de pasta base, antes del día de Navidad.

Respecto a “El Chundo”, el subcomisario indicó que cuando prestó declaración en forma voluntaria ante la PDI por segunda vez, dijo que Jofré -además de ordenar la muerte de Aylin- la habría asfixiado.

Pero además, la fiscalía presentó como medios de prueba más de 40 fotografías, tanto del lugar donde fue localizado el cuerpo, como de la autopsia, además de la cuerda con la cual ataron las manos de Aylin.

La autopsia, según explicó el subcomisario Gangas en el juicio, muestra que la atadura en las manos de la víctima con dos nudos simples, fue realizada después que la víctima quedó inconsciente y antes de ser lanzada al río. Además, la víctima presentaba un golpe en la zona lumbar derecha y una lesión compatible con asfixia mecánica por sofocación.

Este artículo describe un proceso judicial en curso
Existe la posibilidad de que los cargos sean desestimados al finalizar la investigación, por lo cual NO se debe considerar al o los imputados como culpables hasta que la Justicia dicte sentencia en su contra.
(Artículo 04 del Código Procesal Penal)
Violencia contra la mujer
Si eres víctima o testigo de violencia contra la mujer, denuncia al 149 de Carabineros, recibe orientación llamando al número corto 1455 del Sernameg o pulsa para usar el chat de denuncia Sernameg