Internacional
Rusia niega accidente nuclear tras detección de polución radiactiva
Publicado por: Diego Vera La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La agencia nuclear rusa, Rosatom, asegur√≥ este martes que no registr√≥ “ning√ļn incidente ni aver√≠a” en sus instalaciones nucleares a pesar de la contaminaci√≥n radiactiva por rutenio 106 detectada por los servicios meteorol√≥gicos del pa√≠s, que confirman los informes de varias agencias de vigilancia europeas.

El anuncio, difundido por el servicio de prensa de Rosatom, se produce al d√≠a siguiente de que la agencia meteorol√≥gica rusa Rosguidromet confirmara que se hab√≠an detectado concentraciones “sumamente elevadas” de rutenio 106, un is√≥topo radioactivo, a finales de septiembre en el sur de los Urales.

Entre las estaciones que registraron las mayores dosis de rutenio 106, un producto de fisi√≥n proveniente de la industria nuclear, figura la de Arguaiach. Entre el 26 de septiembre y el 1 de octubre se registr√≥ “una concentraci√≥n extremadamente elevada (…) superando 986 veces” la tasa de rutenio 106.

La estaci√≥n de observaci√≥n de Arguaiach se encuentra cerca del complejo nuclear Mayak (sur de los montes Urales), que en 1957 sufri√≥ uno de los peores accidentes nucleares de la historia. Pero los gestionarios del complejo afirmaron en un comunicado que “la contaminaci√≥n radiactiva con rutenio 106 detectada por la agencia Rosguidromet no est√° vinculada” a sus actividades.

El complejo de Mayak, utilizado actualmente para reciclar combustible nuclear usado, agreg√≥ no haber “manipulado rutenio 106” en 2017 y no haberlo producido desde hace varios a√Īos.

Los datos de Rosguidromet coinciden con las conclusiones del Instituto de Radioprotecci√≥n y de Seguridad Nuclear franc√©s (IRSN), que hab√≠a estimado a principios de noviembre, luego de una investigaci√≥n, que la contaminaci√≥n radiactiva detectada en Europa a fines de septiembre proven√≠a de alg√ļn lugar “entre el Volga y los Urales”.

El IRSN estimaba que la fuente de contaminaci√≥n no pod√≠a provenir de un reactor nuclear, ya que otros elementos radiactivos habr√≠an sido detectados y provocados “por un residuo de una instalaci√≥n” vinculada al ciclo de combusti√≥n nuclear o a la fabricaci√≥n de fuentes radiactivas.

– Sin peligro para la salud –

Desde principios de octubre el IRSN y varias estaciones de observación midieron tasas anormales de rutenio 106, un elemento artificial que no existe en estado natural.

El IRSN asegur√≥ entonces que las tasas detectadas en Europa eran ampliamente inferiores al umbral de alerta y por consecuente sin consecuencias para la salud. “Por las cantidades residuales, las consecuencias de un accidente similar en Francia habr√≠an necesitado localmente instaurar medidas de protecci√≥n de la poblaci√≥n”, precis√≥.

En Rusia el complejo Mayak asegura que las dosis registradas por Rosguidromet son, de todas formas, “20.000 veces inferiores a la dosis anual admisible y ne presentan riesgos para la salud”.

Estas conclusiones fueron respaldadas por varias instituciones, desde la agencia de protecci√≥n del consumidor Rospotrebnadzor para quien “el m√°ximo de rutenio 106 registrado en la atm√≥sfera era m√°s de 200 veces inferior al nivel admisible” al ministerio de Medio Ambiente que evoca tasas “varias veces inferiores a la atm√≥sfera”.

El ministerio de Medio Ambiente tambi√©n puso en duda “la posici√≥n de organizaciones p√ļblicas” cuyas “estimaciones incompetentes” provocaron la difusi√≥n de falsas informaciones, apuntando con esto expl√≠citamente contra Greenpeace que el lunes se inquiet√≥ por las consecuencias sanitarias de esta contaminaci√≥n.

Desde la catástrofe de Chernóbil (Ucrania) en 1986, que contaminó buena parte de Europa, la inquietud sobre las instalaciones nucleares de la era soviética sigue latente.

En Mayak, en 1957, una avería del sistema de refrigeración había provocado la salida accidental de residuos nucleares líquidos que afectó a 260.000 personas y necesitó la evacuación de varias localidades de la región.

Tendencias Ahora