Artes y Cultura
Martes 07 agosto de 2018 | Publicado a las 17:02
La declaración del Museo Británico que complica la repatriación del moái desde Londres
Publicado por: Emilio Contreras
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Con la intenci√≥n de llevarlo como regalo a la Reina Victoria en 1868, la embarcaci√≥n brit√°nica HMS Topaze se llev√≥ desde Rapa Nui a Inglaterra un mo√°i que, 150 a√Īos despu√©s, pretende se reclamado por el gobierno chileno tal como detall√≥ el ministro de Bienes Nacionales ayer lunes, Felipe Ward.

En di√°logo con el diario El Mercurio, el secretario de Estado confirm√≥ que ya est√°n dadas las condiciones para ‚Äúrecuperar un mo√°i que pertenece al pueblo rapanui, sustra√≠do en circunstancias que son cuestionables y que tiene una singularidad √ļnica‚ÄĚ. Hoy, se exhibe al p√ļblico en el Museo Brit√°nico de Londres.

‚ÄúLas circunstancias han cambiado y esperamos que eso se exprese en una disponibilidad del museo y del gobierno (brit√°nico)‚ÄĚ, coment√≥ Ward. Sin embargo, los antecedentes no son favorables para dicha devoluci√≥n.

En 2002, la disyuntiva sobre la eventual repatriación de objetos y piezas artísticas desde los museos más importantes del mundo hacia sus culturas de origen quedó plasmada en una declaración del Consejo Internacional de Museos (ICOM), organismo que agrupa a algunos de los museos más importantes del mundo, incluido el Museo Británico de Londres.

Si bien el texto afirma que el ente es “especialmente sensible a la cuesti√≥n del contexto original de una obra”, tambi√©n deja en claro el valor que estas adquieren para dichos inmuebles. “No deber√≠amos perder de vista el hecho de que los museos proporcionan tambi√©n un contexto v√°lido y valioso para objetos que hace mucho tiempo fueron desplazados de su fuente original”, se lee en la declaraci√≥n.

Para ejemplificar lo anterior, se cita un ejemplo: la escultura de la Grecia cl√°sica. “La historia de siglos de la apreciaci√≥n del arte griego comenz√≥ en la antig√ľedad, se renov√≥ en la Italia del Renacimiento, y posteriormente se extendi√≥ por el resto de Europa y las Am√©ricas”, agregan.

“Su integraci√≥n en las colecciones de museos p√ļblicos de todo el mundo se√Īal√≥ la importancia de la escultura griega para la humanidad en su conjunto y su valor imperecedero para el mundo contempor√°neo”, sostiene el texto,

La excepción

M√°s adelante, la hip√≥tesis del ICOM se reafirma en el siguiente extracto: “Aunque cada caso debe juzgarse individualmente, deber√≠amos reconocer que los museos sirven no s√≥lo a los ciudadanos de una naci√≥n sino a la gente de todas las naciones. Los museos son agentes para el desarrollo de la cultura, cuya misi√≥n es fomentar el conocimiento por un proceso continuo de reinterpretaci√≥n”.

Dicha evaluaci√≥n de “casos individuales” (categor√≠a donde podr√≠a entrar el mo√°i), ya ha ocurrido en el pasado. Como cuando el Centro Aborigen de Tasmania (TAC) exigi√≥ la repatriaci√≥n de los restos humanos de abor√≠genes de Tasmania, llevados tambi√©n al Museo Brit√°nico el siglo pasado.

En aquella ocasi√≥n la devoluci√≥n fue efectiva, pero tambi√©n argumentada por la entidad como una “excepci√≥n” dado el caracter de los restos que se encontraban repartidos en dos fardos.

“Los paquetes conten√≠an los restos humanos de abor√≠genes de Tasmania que murieron hace menos de 1000 a√Īos y estaban atados con piel de animal, por lo que estaban tan mezclados que la separaci√≥n era incecesaria, de hecho probablemente impracticable”, argumentaron.

Aquel dato es clave, porque de no haberse interrumpido la conservaci√≥n de los restos, “probablemente habr√≠an estado sujetos a una eventual disposici√≥n mortuoria dentro del paisaje ancestral del difunto”.

“Los fardos ten√≠an un significado cultural y espiritual para los abor√≠genes de Tasmania y era comprensible que el aplazamiento continuo de la eliminaci√≥n del dep√≥sito de cad√°veres pudiera ser causa de considerable dolor para los abor√≠genes de Tasmania”, inform√≥ en 2006 la instituci√≥n, que realiz√≥ este procedimiento ese mismo a√Īo en el marco de una nueva pol√≠tica sobre restos humanos, titulada Human Tissue Act.

Tendencias Ahora