Internacional
Socialistas ganan y Podemos irrumpe con moderada fuerza en Andalucía
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El Partido Socialista gan√≥ por amplio margen las elecciones auton√≥micas de este domingo en Andaluc√≠a, donde la formaci√≥n antiliberal Podemos irrumpi√≥ como tercera fuerza, detr√°s de los conservadores, que gobiernan en Madrid y fueron los grandes perdedores, a menos de un a√Īo de las legislativas.

Considerados un primer test ante estas elecciones de final de a√Īo, los comicios en Andaluc√≠a, la regi√≥n m√°s poblada del pa√≠s, dieron la victoria al Partido Socialista (PSOE) con un 35,4% de votos y 47 diputados de los 109 del Parlamento regional, cuando iban escrutados un 99,95% de sufragios.

“Es una victoria hist√≥rica e indiscutible”, celebr√≥ la reelegida presidenta andaluza, Susana D√≠az, que llam√≥ a abrir “un nuevo tiempo para el di√°logo” ante la fragmentaci√≥n del Parlamento regional.

Podemos, que apostaba por la victoria, figura como tercera fuerza con un 14,8% de los votos y 15 diputados, por detr√°s del Partido Popular del presidente del Gobierno conservador espa√Īol Mariano Rajoy, que obtiene un 26,8% de sufragios y 33 diputados.

Su formación, que en los comicios de 2012 consiguió un 40% de los votos, es sin duda la gran perjudicada por los resultados en esta región, gobernada desde 1982 por los socialistas. Su candidato, Juan Manuel Moreno, reconoció que no era el resultado esperado.

“Los ciudadanos han castigado la gesti√≥n de la crisis”, opin√≥ un veterano pol√≠tico espa√Īol, Gaspar Llamazares, de la coalici√≥n ecolocomunista Izquierda Unida (IU), barrida por la irrupci√≥n de Podemos.

Aliado del griego Syriza y af√≠n a la izquierda latinoamericana, Podemos se felicit√≥ por haber empezado a resquebrajar el dominio de socialistas y conservadores de los √ļltimos 33 a√Īos. “El mapa pol√≠tico en Andaluc√≠a y en Espa√Īa ya ha cambiado”, asegur√≥ su candidata andaluza, la eurodiputada de 33 a√Īos Teresa Rodr√≠guez.

“Se hace camino al andar. Gracias Andaluc√≠a, gracias Teresa Rodr√≠guez, gracias caminantes, por dar el primer paso. Seguimos”, tuite√≥ el l√≠der de Podemos, Pablo Iglesias, citando al poeta Antonio Machado.

Su resultado es inferior al pronosticado en las encuestas y su n√ļmero dos, I√Īigo Errej√≥n, lo atribuy√≥ a la poblaci√≥n “m√°s rural y de edad m√°s avanzada” de la regi√≥n, que “tiende a conservar m√°s los equilibrios tradicionales”.

El a√Īo del “cambio”

El retroceso de los grandes partidos, sin embargo, se deja notar: del 80% de los votos en 2012 pasan al 62% en estos comicios, los primeros de un fren√©tico ciclo electoral con municipales y regionales en trece comunidades en mayo, comicios en Catalu√Īa en septiembre y legislativas a final de a√Īo.

Casi 6,5 millones de andaluces, de los 8,4 millones que tiene esta vasta regi√≥n del sur de Espa√Īa, cuna del flamenco, fueron los primeros en poder escoger entre las opciones cl√°sicas y las nuevas fuerzas como Podemos o Ciudadanos.

Este partido de centroderecha, nacido en Catalu√Īa para hacer frente al nacionalismo de esa regi√≥n y reconvertido en un proyecto de regeneraci√≥n pol√≠tica espa√Īola, se alz√≥ con 9 diputados (9,3% de los votos) y puede ser clave para permitir formar gobierno a los socialistas, que se quedaron a ocho esca√Īos de la mayor√≠a absoluta.

“Hoy casi 400.000 andaluces han dicho que quieren un cambio pero quieren un cambio sensato”, celebr√≥ su l√≠der nacional, Albert Rivera, en Sevilla.

Seis a√Īos de dura crisis y numerosos esc√°ndalos de corrupci√≥n, hicieron del “cambio” la palabra de moda de la campa√Īa andaluza. Incluso el PSOE, tras treinta a√Īos de gobierno en la regi√≥n, promet√≠a un “cambio seguro” mientras que el PP, apoy√°ndose en la incipiente recuperaci√≥n econ√≥mica del pa√≠s, propugnaban un “cambio tranquilo”.

Región siniestrada

Tras a√Īos de frenes√≠ inmobiliario, que llen√≥ de complejos tur√≠sticos las costas del sur y dio trabajo f√°cil a muchos j√≥venes, el estallido de la burbuja de la construcci√≥n en 2008 hundi√≥ la regi√≥n. La agricultura, que da trabajo a medio mill√≥n de jornaleros, no compens√≥ la ca√≠da.

Más de 1,3 millones de personas se encuentran sin empleo, el 34,2% de la población activa, un récord entre las regiones europeas. Entre los jóvenes, muchos de ellos sin estudios, la tasa se acerca al 60%.

Un escándalo de corrupción por presunta malversación de fondos destinados a fomentar la formación profesional ahondó todavía más la indignación.

Tendencias Ahora