Notas
¬ŅQu√© significa ser Jesuita?
Publicado por: Javier Cisterna
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El ya ex obispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, se convirti√≥ este mi√©rcoles no s√≥lo en el primer pont√≠fice Latinoamericano, sino que a su vez en el √ļnico Jesuita en la historia del Vaticano en ocupar el primer sitial de la Iglesia Cat√≥lica.

Hecho no menor, considerando el archivo de enfrentamientos que arrastra la Santa Sede con la orden religiosa, caracterizada por definiciones y procedimientos muchas veces lejanas a la autoridad papal.

A tal punto llegaron las distancias que, incluso, tras tienda se teji√≥ el rumor de que ya hace siglos el l√≠der Jesuita, el General de la Compa√Ī√≠a de Jes√ļs, es denominado el Papa negro de forma despectiva y en raz√≥n de la influencia de la vertiente.

Pero, ¬Ņqu√© significa ser hoy un Jesuita? M√°s all√° de lo estrictamente doctrinario, pertenecer a la orden es cargar con un pasado que se vincula estrechamente con la Am√©rica colonial, en tiempos que la evangelizaci√≥n de los nativos se alzaba como obligaci√≥n para los conquistadores.

Sin embargo, actualmente dicha prioridad ha variado en su forma, llevando a los jesuitas a levantar una misión distinta.

El portal oficial de los Jesuitas de Espa√Īa define 8 apostolados que caracterizan a los miembros de la orden. Diversos sectores que llaman a la intervenci√≥n en la sociedad y que te presentamos a continuaci√≥n:

Apostolado social: centros de atención para refugiados y personas en situación de calle.

Apostolado teol√≥gico: publicaciones que escudri√Īen el estudio de Dios y la fe.

Apostolado intelectual y universitario: colaboración con instituciones de carácter científica.

Apostolado de los ejercicios espirituales de San Ignacio: predicación de la palabra de Dios.

Apostolado misionero: la expansión de la fe por la vía de la evangelización.

Apostolado de los medios de comunicación social: la integración de los jesuitas en los medios de comunicación masivos.

Apostolado de la educación: establecimientos en cada nivel de la formación de las personas.

Colaboraci√≥n con los laicos: aporte a la gesti√≥n de los laicos en la vida p√ļblica.

Cada uno de ellos denota el inter√©s de la orden por mantenerse vigente, en un esp√≠ritu que llama a la amplificaci√≥n de su influencia ‚Äďen el marco de lo eclesi√°stico y social-, mas siempre dentro de los m√°rgenes de los c√°nones hist√≥ricos de los Jesuitas.

Precisamente estos √ļltimos destacan la misi√≥n fundacional de conseguir ‚Äúla salvaci√≥n y perfecci√≥n de los pr√≥jimos‚ÄĚ, fragmento que no resulta antojadizo al revisar el curr√≠culo de Jorge Bergoglio, estudioso de la filosof√≠a y la teolog√≠a, el cual se ajusta al perfil Jesuita estrechamente vinculado a la academia.

Cabe destacar lo antedicho, puesto que a lo largo de los a√Īos la iglesia ha sido considerada por muchos hombres y mujeres de ciencia como una instituci√≥n renuente de los avances de la tecnolog√≠a y el conocimiento basado en la experimentaci√≥n, descripci√≥n en la que, siendo justos, no calza la expresi√≥n de la orden que hoy representa el sumo pont√≠fice.

Uno de los grandes desafíos de Francisco es potenciar mientras se extienda su investidura la teoría y praxis de los valores cristianos más allá de lo meramente informativo y testimonial. Sólo así podrá ser respetada la tradición Jesuita, registrada en robustos textos de historia y conocida en profundidad por los primeros habitantes de América Latina, antecesores de los que hoy celebran la asunción de un Papa argentino.

Tendencias Ahora