Notas
Talcahuano: Compositor crea asombrosas melodías para videojuegos inspiradas en obras como Final Fantasy
Publicado por: Gabriela Ulloa
¿Encontraste algún error? Avísanos visitas
El Libro de las Sombras |Severus

El Libro de las Sombras |Severus

Bajo la premisa de lograr un desahogo emocional, el ingeniero informático Luis Lastra Cid (32) -oriundo de Talcahuano- creó en el espacio cibernético un peculiar libro, de aquellos que reúnen todas las emociones en un sólo lugar y a un clic de distancia, titulado nada menos como “Book of Shadows” (Libro de las Sombras). Sin embargo, este relato no se cuenta por medio de palabras sino que a través de poderosas melodías que evocan las hazañas virtuales de Final Fantasy y Zelda en el soñado mundo de los videojuegos.

Luis Lastra en Facebook

Luis Lastra en Facebook

Desde pequeño, Luis estuvo relacionado con la música y sus dedos plasmaron los primeros sones de la que sería una prometedora carrera a los 6 años cuando tuvo su primer “juguete”, un teclado. Luego vendrían las horas de dedicación a pasar las etapas de juegos de rol como Gears of War y la nombrada saga de los Guerreros de la Luz.

Específicamente, fue el genio detrás de esta última franquicia, Nobuo Uematsu, quien lo enamoró de la música de Final Fantasy y lo motivó a seguir el sueño de realizar su libro: “Sobre todo las melodías estilo ópera. El sonido era malo (hablamos de fines de los ‘80 y principios de los ‘90) pero la música era espectacular”, señaló.

¿De qué trata este “Book of Shadows”? para Lastra, las 24 canciones que dan vida a las hojas de su libro virtual simbolizan sus secretos mejor guardados, aquellos que no puede decir con palabras –que se las lleva el viento- ni con lápiz y papel: “Es un proyecto personal, sin fines de lucro, que pretende representar mi yo interno de la manera más perfecta que el hombre puede conocer… la música”, explica en su página web desde donde se pueden descargar sus temas.

El recorrido por las melodías es intenso; conduce desde la nostalgia hacia la alegría y desolación en una verdadera montaña rusa que a veces avanza lento y de pronto se dispara. Todo, dependiendo de lo que el propio autor se haya propuesto comunicar:

OUVERTURE

“Ouverture fue la obra más compleja porque es la que tiene más instrumentos. Me demoré porque le cambiaba muchas cosas y le agregaba otras”, declara y aprovecha de confesar que es pretencioso con su música y que no publica todas las canciones que realiza aunque, mientras compone, su sueño de colorear con ritmos algún videojuego permanece presente. De hecho, alrededor del 70% de los temas que va creando son inspirados en sus títulos favoritos, contando aquellos publicados y los guardados en la selva de su computador y dispositivos portátiles.

Imagen | Luis Lastra

Imagen | Luis Lastra

Pero ¿Cómo desarrolla sus temas? Basta el programa Garritan Personal Orchestra –su fuente de bases instrumentales-, un controlador MIDI y algún suceso que gatille sus ganas de sentarse frente a la pantalla y volcar sus emociones. Los procesos, sin embargo, pueden demorar meses o bien 3 horas, como fue el caso de “Bitter Sweet” y su oda al inmortal amor vampiresco.

BITTER SWEET

Algo distintas fueron sus experiencias con otros dos temas. “Life” quitó su melancolía y lo hizo reflexionar sobre la vida luego de que un chico pobre le pidiera comida en la calle: “Venía caminando y pasa un personaje de 16 años que me pidió plata. Y cuando te piden plata uno tiende a ser un poco incrédulo (…) le dije ‘No tengo, pero tengo comida’, y me dijo ‘Tengo mucha hambre’, el tipo la necesitaba. Me di cuenta que uno se queja de cosas que son súper sencillas y lo primero que hice en mi casa fue agarrar el teclado”.

LIFE

En tanto, “Forever” la grabó luego de que uno de sus alumnos en el instituto Virginio Gómez –donde hace clases y es jefe del Laboratorio de Computación- muriera repentinamente en un accidente de tránsito: “Se notaba que tenía muchas ganas de vivir, era muy carismático. Él quería aprender, preguntaba en clases cómo hacer las cosas. Eso me produjo un sentimiento de pena muy grande, porque esas ganas de vivir no las había visto nunca”.

FOREVER

La música no lo abandona. Siempre anda con sus audífonos y su teléfono móvil cargado de melodías clásicas como Mozart, Vivaldi y Scarlatti o bien de rock estilo Iron Maiden, Judas Priest y Angra. Reconoce que fue “chascón”, que vestía de negro y tocaba en una banda que se llamaba Hidden Truth.

Luis Lastra | Gabriela Ulloa

Luis Lastra | Gabriela Ulloa

Pero un buen amigo de la escena musical le dijo que él no servía para estar en un grupo, ya que su talento lo haría brillar solo. Por eso se decidió a mostrar su arte a través del libro y juntó influencias tanto del mundo virtual como del cine y la literatura, cuya mezcla se personifica en “Dumbledor’s Army” de la saga de Harry Potter:

DUMBLEDOR’S ARMY

Por el momento, Luis Lastra está preocupado de su trabajo, sus alumnos y sus pasatiempos como el Kenpo Karate –lo practica hace 12 años-, la fotografía, y su proyecto “F1{code}” –donde los estudiantes le consultan sobre Computación e Informática-. No obstante, aún no pierde la ilusión de que, algún día, se cumpla su sueño de participar en la banda sonora de un videojuego.

Si bien su fantasía es que su nombre figure en los créditos de Final Fantasy, sabe que eso es prácticamente imposible y declara que estaría feliz de participar con alguna empresa nacional que se dedique al rubro y se nutra de su trabajo: “Si estuvieran con bajo presupuesto yo no tendría ningún problema en hacerlo por amor al arte ¡A ese nivel!”, declara entusiasmado, lo que daría el “Grand Finale” a su esfuerzo por construir una oda al mundo gamer; tal como quiso expresar en el epílogo de su libro que puedes escuchar a continuación:

INTERMEZZO

Tendencias Ahora