Resumen de noticias
Lunes 29 julio de 2019 | Publicado a las 03:58
Bomba dirigida a Hinzpeter pasó los controles de rayos X pese a evidente aspecto sospechoso
Por Jonathan Flores
La información es de Néstor Aburto y Jorge Molina Sanhueza
visitas

El paquete que lleg√≥ a la oficina del exministro Rodrigo Hinzpeter, fue filmado por los rayos X ubicados al ingreso del edificio que aloja a la empresa Qui√Īenco, matriz del grupo Luksic, en la cual se desempe√Īa actualmente como gerente legal.

Dicho artefacto lleg√≥ a su oficina pasadas las 10:00 horas del jueves 25, envuelta como una encomienda cualquiera, tal como ocurri√≥ tambi√©n en la 54¬ļ Comisar√≠a de Huechuraba, donde los explosivos dejaron casi una decena de Carabineros lesionados tras la apertura del paquete.

En su caso, Hinzpeter afortunadamente no lo abri√≥. Pero fue por una casualidad. Seg√ļn relat√≥, ese d√≠a tuvo varias reuniones y s√≥lo porque tuvo una ma√Īana ‚Äúbastante fren√©tica y agitada‚ÄĚ no abri√≥ la caja.

‚ÄúS√© que lo vi, que pens√© abrirlo, que quise abrirlo, y no s√© por qu√© me distraje y volv√≠ a mis reuniones. Eso termin√≥ por salvarme de abrir el paquete‚ÄĚ, afirm√≥ en declaraciones a La Tercera.

Si Hinzpeter lo abría, medio kilo de dinamita industrial habría explotado destrozando la oficina en su totalidad y -tal vez- matándolo.

El mecanismo de la bomba es sencillo. Sacado de Internet, dicen quienes conocen de TNT. Como sea, si abría el paquete habría activado un mecanismo. Un cable conectado a una batería y este al estopín pegado al explosivo.

Es llamativo que nadie lo viera en los rayos X de la firma. De hecho, se guarda un video, del cual se imprimieron fotos, a las cuales accedió Radio Bío Bío. Estas imágenes están hoy en manos del fiscal regional sur, Héctor Barros, y han sido integradas en la carpeta de la investigación. Y el registro no deja lugar a dudas de lo que hay en su interior.

bomba-hinzpeter-1

El tipo de cableado, la bater√≠a y el explosivo iguala en caracter√≠sticas a las bombas halladas en otros atentados, por ejemplo, el ocurrido en las intersecciones de las avenidas Bilbao con Vicu√Īa Mackenna, donde una mujer venezolana result√≥ herida. El mismo usado en la caja que recibi√≥ el 8 de mayo pasado el presidente del directorio del Metro de Santiago, Louis de Grange.

Por repetición, todo indica que el grupo ecoterrorista Individualistas Tendiendo a lo Salvaje (ITS), es el que podría estar detrás. La fiscalía no lo confirma oficialmente, pero en fuentes policiales está claro: son los mismos.

Sin embargo, en esta ocasión, a diferencia de otros episodios, han evitado adjudicarse el ataque. Tras el atentado, a propósito de la contingencia, sólo se limitaron a difundir instrucciones paso a paso sobre cómo confeccionar una bomba con forma de encomienda.

Inteligencia ilógica

Si bien la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) dice haber emitido una alerta el día previo ante la posibilidad de una ataque, el análisis que realizaron no tiene sentido.

‚ÄúNo se descarta que se puede estar en presencia de acciones de prueba o posibles ensayos para la realizaci√≥n de una acci√≥n final que pudiera afectar no s√≥lo a personas, sino tambi√©n a instalaciones f√≠sicas que busquen un impacto importante tanto en el plano medi√°tico como en la alteraci√≥n del normal funcionamiento de las actividades cotidianas de la ciudad: por ejemplo, transporte p√ļblico, salud, comunicaciones, energ√≠a, etc.‚ÄĚ, se√Īala el documento.

Sin embargo, todo surgió a raíz de un operativo tras la llegada de una encomienda sospechosa que llegó a la casa de Christian Karl Kurner, empleado del consorcio Flour-Salfa, que participa en proyectos mineros. Se trataba de un paquete cubierto con un papel metálico -tipo alusa foil- unido a cables que conectaban a una batería. Podía ser una bomba.

Pero al rato llegó el vecino de la casa de al lado a reclamarlo diciendo que seguramente llegó equivocado: era un perfume con un sistema de luces LED y su caja era de fábrica.

Pese al desenlace del operativo, el an√°lisis de la ANI se√Īala que, ‚Äútodo lo anterior, hace suponer que se podr√≠a tratar de acciones en el contexto de los pr√≥ximos importantes eventos a desarrollar en el pa√≠s, como son la APEC y COP25, dada su importancia medi√°tica y relevante en el plano internacional‚ÄĚ.

Supuestamente, después de eso se habría dado una alerta generalizada a las policías y las Fuerzas Armadas, la Comisión Chilena de Energía Nuclear, al Metro, entre otros, de la posibilidad que ocurriera un atentado en las próximas horas.

Aunque algunos de los estamentos que se supone deber√≠an haber recibido la alerta que proces√≥ la ANI se√Īalaron que no se ingres√≥ ninguna clave de ataque terrorista, como s√≠ ha ocurrido en el pasado, lo que motiva -por ejemplo- que el Metro duplique su personal de seguridad en las estaciones.

Con todo, queda claro que la amenaza de un paquete con un perfume en su interior no fue una advertencia terrorista, por lo que sólo deja más dudas respecto al actuar de la ANI.

Tendencias Ahora