Región del Bío Bío
Domingo 01 septiembre de 2019 | Publicado a las 13:00 · Actualizado a las 13:17
Inmobiliaria vs. Municipalidad de Hualpén: la disputa por 40 hectáreas del humedal Vasco da Gama
visitas

“¬°No se ponga ordinaria!”. Ese fue uno de los tantos gritos de la concejal Wanda Riquelme que son√≥ fuerte en el Concejo Municipal de Hualp√©n del 7 de agosto pasado. Estaba increpando, con rabia, a la alcaldesa Katherine Torres, quien en una confusa discusi√≥n se refiri√≥ a la capacidad de ser madre de Riquelme. Un tema sensible para ella, pues m√°s tarde confes√≥ que problemas de salud no se lo permiten.

La comuna ubicada en la región del Bío Bío, que alberga una decena de industrias y un Santuario de la Naturaleza, fue tema de conversación a nivel nacional, y no por ser la cuna de Nicolás Gavilán -el joven que ganó el millonario Rosco en Pasapalabra-, sino que por la polémica Torres-Riquelme.

Sin embargo, esa mediática discusión escondía otro asunto de relevancia medioambiental: el humedal Vasco da Gama.

El 26 de julio, en un Concejo Extraordinario, los concejales se reunieron para analizar la situación del Plano Regulador Comunal (PRC) en curso. Votaron 48 observaciones de ciudadanos. Entre ellas, una que permitía construir sobre una fracción de 40 hectáreas del humedal. En ese momento comenzó la gran pelea.

¬ŅQu√© es un humedal?

El Ministerio del Medio Ambiente define un humedal como “ecosistemas acu√°ticos que sostienen la biodiversidad”. A√Īaden que estos sitios “nos proveen importantes elementos para la vida, los podemos encontrar a lo largo de toda la costa, como estuarios, lagunas costeras o marismas, a lo largo de la Cordillera de los Andes, como salares, lagunas salobres, bofedales, vegas, r√≠os, lagos y lagunas”.

Sin Plano Regulador

La comuna, que reci√©n tiene 15 a√Īos, est√° ubicada apenas a unos cuatro kil√≥metros del centro de Concepci√≥n. Es la zona donde las aguas del r√≠o B√≠o B√≠o finalizan su recorrido, en la ic√≥nica Desembocadura inserta en el Santuario de la Naturaleza de la Pen√≠nsula de Hualp√©n.

Debido a su reciente creaci√≥n, la comuna a√ļn no tiene PRC que reglamente el uso de suelo (es decir, un documento que establezca reglas claras sobre lo que se puede o no se puede edificar en cada terreno). Hasta 2004, Hualp√©n perteneci√≥ a Talcahuano, raz√≥n por la que siguen rigi√©ndose por un PRC de la comuna porte√Īa, de 1982.

La carencia debería subsanarse pronto, pues desde 2008 se ha trabajado en la creación del documento, aunque ha debido sortear bastantes trabas.

Luis Salazar, asesor urbanista de la Municipalidad de Hualp√©n, explica que la formulaci√≥n de un PRC contempla dos etapas: una de elaboraci√≥n y otra de tramitaci√≥n. A√Īade que en junio de 2018, la comuna comenz√≥ la segunda parte, que contempla la participaci√≥n de todas aquellas personas y empresas interesadas.

“Han habido 3 procesos de consulta p√ļblica en que la comunidad pudo participar realizando observaciones”, detalla. En el √ļltimo, seg√ļn indica, se recibieron 68 cr√≠ticas de ciudadanos.

“El humedal Vasco da Gama no est√° reconocido”

El PRC de Talcahuano de 1982, vigente para Hualpén, clasifica al humedal Vasco da Gama en tres zonas, sin contemplar la protección de ese ecosistema.

Las zonas son S-9, S-10 y SE-8. Seg√ļn explica Salazar, la zona S-9 permite “equipamiento de escala regional e interurbana y comunal de cultura, √°reas verdes, deportes, esparcimiento y turismo, adem√°s de equipamiento de escala regional e interurbana de comercio minorista”.

Detalla que la zona S-10 “permite almacenamiento inofensivo y molesto (acopio) sin construcciones”. En tanto, la zona SE-8 corresponde al sector “de alto riesgo del cono de aproximaci√≥n del aeropuerto Carriel Sur de Concepci√≥n”.

“En dicho instrumento el humedal Vasco da Gama no est√° reconocido. De ah√≠ la urgencia de contar con un PRC para Hualp√©n que reconozca los humedales como Zonas de √Ārea Verde o Parques Comunales”, dice.

Municipalidad de Hualpén
Municipalidad de Hualpén

La observación de Valmar

Una de las observaciones del √ļltimo proceso fue realizada por Valmar. La empresa no estuvo de acuerdo con que el anteproyecto modificara el uso de suelo de su propiedad a Zona de √Ārea Verde, lo que les prohibir√≠a realizar cualquier intervenci√≥n mayor en el lugar.

En paralelo, Valmar present√≥ un recurso de protecci√≥n en contra del municipio ante la Corte de Apelaciones de Concepci√≥n. Reclamaban, seg√ļn explic√≥ el abogado representante de la compa√Ī√≠a Mario Rojas a El Sur, “el hecho de que durante la tramitaci√≥n de la modificaci√≥n del plano regulador de la comuna de Hualp√©n se incorporaron grav√°menes nuevos consistentes en afectar la totalidad de este predio con uso de suelo de √°rea verde, lo que impide de realizar equipamiento comercial y de servicio, que era el uso normal del terreno y que ten√≠a cuando fue comprado por la inmobiliaria”.

Fuentes de la empresa explicaron que en parte del pa√Īo se pretende edificar un centro comercial tipo mall u outlet, que incluir√≠a √°reas verdes, bodegaje, estacionamientos y la consolidaci√≥n del canal Ifarle. Justificaron su decisi√≥n argumentando que existen informes ambientales que sustentan que el humedal habr√≠a perdido su condici√≥n debido al actuar humano.

BioBioChile tuvo acceso a uno de los estudios del Eula de la Universidad de Concepci√≥n, encargado por Valmar en 2016 -en medio de modificaciones al Plan Regulador Metropolitano de Concepci√≥n (PRMC) que buscaban declarar la zona como √Ārea Verde Intercomunal-, que se√Īala que la zona presenta una “vocaci√≥n de equipamiento”, y concluye que la modificaci√≥n afectar√≠a “significativamente la din√°mica urbana, econ√≥mica y social del √Ārea Metropolitana de Concepci√≥n y, en especial, de la comuna de Hualp√©n”.

No obstante, el estudio a√Īade recomendaciones. “Ser√≠a importante y estrat√©gico implementar de manera complementaria acciones espec√≠ficas para la conservaci√≥n y restauraci√≥n de las coberturas naturales con mejor estado de conservaci√≥n”, indica.

En este sentido, la alcaldesa Torres manifest√≥ que ‚Äúlos funcionarios han tratado de justificar su votaci√≥n diciendo que hab√≠a un estudio del EULA, pero recordemos que ese estudio que emite la UdeC lo contrat√≥ Valmar‚ÄĚ, agregando que la empresa ‚Äúpresent√≥ ese estudio y obviamente que los favorece a ellos mismos‚Ķ los concejales se agarraron de eso para justificar su mediocre votaci√≥n‚ÄĚ.

Punto en tabla

El 26 de julio pasado se realiz√≥ el Concejo Extraordinario en el que los concejales votaron observaciones al PRC. Hab√≠a 47 puntos en tabla. 47 observaciones de ciudadanos que ya hab√≠an sido discutidas con asesores municipales en comisiones privadas. “Eran todas muy atendibles, pero muchas no ten√≠an que ver con una cosa real para poder hacer cambios, as√≠ que al final las fuimos rechazando todas”, recuerda el concejal Oclides Anriquez.

Pero casi al cerrar el Concejo, que no contaba con la presencia de la alcaldesa por permiso médico, decidieron incluir otro punto a la tabla: la observación de Valmar. En ella, la empresa pedía que sus 40 hectáreas del humedal Vasco da Gama vuelvan a ser Zona de Equipamiento.

Anriquez cuenta que la decisi√≥n le pareci√≥ extra√Īa. “Se discuti√≥ con los asesores urbanos que pod√≠an incorporar ese punto, cosa que no me parec√≠a. El tema estaba discuti√©ndose judicialmente (…) y si la Corte le daba el favor a Valmar, nosotros est√°bamos casi obligados a aprobarlo, pero si no le daba el favor, no est√°bamos obligados”.

“Los asesores dijeron que no se deb√≠a votar, incluso (…) Parec√≠a absurdo. Se pod√≠a esperar m√°s tiempo. No s√© por qu√© lo votaron tan r√°pido. Yo creo que fue un error, un exabrupto”, agrega.

La visi√≥n de Wanda Riquelme, concejal tambi√©n presente en la instancia, es distinta. Se justifica, principalmente, en el informe del Eula. “Nosotros pensamos que el tema se pod√≠a perfectamente votar, por eso lo hicimos(…) Creo que el Eula es una entidad responsable, cre√≠ble. No tengo por qu√© dudar del Eula”, dice.

“El Eula dice que el humedal ya no es tan humedal, porque est√° muy intervenido por el hombre. Ya no es considerado un humedal”, asegura. No obstante, tras aclarar que el informe no asevera su afirmaci√≥n, repiti√≥ que “no es que no sea un humedal, es que ya no es considerado un humedal porque est√° muy intervenido”.

“Nosotros estamos seguros que si es que se llega a hacer alguna construcci√≥n (…) el humedal no se va a tocar, no va a ser intervenido. Por eso nosotros votamos as√≠. No vamos a permitir que el humedal se toque”, a√Īade.

Ese d√≠a, la sesi√≥n finaliz√≥ con el punto 48 aprobado. Votaron a favor los concejales √Črika Beltr√°n, Rub√©n Ulloa, Luis Isla y Miguel Aravena. Las 40 hect√°reas de Valmar volvieron a ser Zona de Equipamiento, tal como pidieron en la observaci√≥n. Tres semanas m√°s tarde, la empresa retir√≥ el recurso de protecci√≥n.

CONTEXTO | Modificación de ZAV a ZE-1 en humedal
CONTEXTO | Modificación de ZAV a ZE-1 en humedal

Denuncias van y vienen

Tras la aprobaci√≥n de la observaci√≥n de Valmar, el municipio denunci√≥ en la Fiscal√≠a de Talcahuano un posible “tr√°fico de influencias”. Los denunciados fueron Juan Cruz Rivera, Wanda Riquelme Silva, Miguel Aravena Rojas, Erika Beltr√°n Soto, Luis Isla Pe√Īa, Rub√©n Ulloa Aguill√≥n y de todos aquellos que resulten responsables, seg√ļn public√≥ la Municipalidad de Hualp√©n.

“Desconocemos si aqu√≠ hay una relaci√≥n de los concejales con la empresa que pueda atentar contra la probidad y desconocemos tambi√©n si hubo por parte de la empresa aportes en campa√Īas pol√≠ticas pasadas as√≠ como si hay compromisos respecto de campa√Īas futuras; en esa l√≠nea, preferimos entregar estos antecedentes a la autoridad competente y a petici√≥n de la comunidad para que puedan ser investigados”, dijo Torres en la ocasi√≥n.

Desde Fiscalía explicaron que existe una investigación vigente, con diligencias en desarrollo. No obstante, aseguraron que éstas son de carácter reservado.

Municipalidad de Hualpén
Municipalidad de Hualpén

Más tarde, Valmar aseguró que no se ha reunido con los concejales y anunció que iniciarían una acción judicial que buscaría una indemnización por perjuicios en contra de la alcaldesa.

Sitio Prioritario

En octubre de 2018, el Ministerio del Medio Ambiente (MMA) publicó el Plan Nacional de Protección de Humedales, que incluye un listado de compromisos del gobierno en el marco de los compromisos adoptados en la Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional (Ramsar), un tratado intergubernamental ratificado y aprobado por Chile en 1981.

“Esto implica que, junto con designar e incluir humedales en la Lista de Humedales de Importancia Internacional, el pa√≠s se compromete a su conservaci√≥n y uso racional”, afirma el escrito, y se√Īala que son las Secretar√≠as Regionales Ministeriales las encargadas de ejecutar el plan.

El documento adelanta que podr√≠an declararse como Parque Nacional, Monumento Nacional o Santuario de la Naturaleza 34 zonas naturales a lo largo del pa√≠s, siete de la regi√≥n del B√≠o B√≠o. El humedal Vasco da Gama aparece en el listado, pero con una declaratoria “por definir”.

Mario Delannays, seremi del Medio Ambiente del B√≠o B√≠o, explica que de los siete, “el humedal Vasco da Gama hoy d√≠a tiene una caracter√≠stica especial y nosotros estamos priorizando este trabajo producto del plan del Gobierno en ir rescatando estos humedales, para que definitivamente no desaparezcan”.

“Hay que estar s√ļper claros en que el MMA tiene que trabajar en conjunto con los propietarios de los terrenos y con los PRC de las comunas. Esa figura permite dimensionar la caracter√≠stica del tr√°mite que nos permita buscar una figura de protecci√≥n”, advierte.

La autoridad regional a√Īade que lo que han logrado “hasta ahora, es dejarlo definido como Sitio Prioritario, lo que significa que cualquier intervenci√≥n que se pretende hacer, al menos debe pasar por una consulta en el Servicio de Evaluaci√≥n de Impacto Ambiental (SEIA), para que a trav√©s de √©l estemos conscientes de cu√°les ser√≠an los potenciales usos que podr√≠a tener un sitio como el humedal Vasco da Gama”.

Los “vicios de legalidad”

En el Concejo Municipal Extraordinario del 26 de agosto, la alcaldesa Torres volvi√≥ a pedir a los concejales dejar sin efecto la decisi√≥n tomada el 26 de julio en la misma instancia. Acus√≥ que hubo “vicios de legalidad” en la votaci√≥n y que se incumplieron al menos tres normas.

No obstante, el concejal Felipe Rodríguez inició una moción para no votar la restitución de la observación de Valmar, argumentando que pidió a Contraloría pronunciarse sobre la legitimidad de la votación.

Fueron Rodríguez, Juan Cruz y Miguel Aravena los que reconocieron, durante su intervención, que haber votado el punto 48 pudo ser un error. No obstante, decidieron no modificar la decisión del 26 de julio pasado hasta que el órgano contralor se pronuncie.

“Creo que cometimos un error como Concejo ese d√≠a (…) yo creo que este punto no es prudente tratarlo hasta que Contralor√≠a no responda, ya que a m√≠ me lleg√≥ una notificaci√≥n que dice que Contralor√≠a hab√≠a acogido la presentaci√≥n (…) Yo aconsejo retirar el punto de la tabla hasta que Contralor√≠a se pronuncie”, dijo Rodr√≠guez.

En la misma l√≠nea, Cruz hizo alusi√≥n a la denuncia por presunto tr√°fico de influencias que present√≥ Torres. “Yo le pido a ella (la alcaldesa) que aclare esto pronto y no tengo ning√ļn problema despu√©s en ver esto (la votaci√≥n de la observaci√≥n de Valmar). Yo no voy a permitir que alguien enlode mi nombre, a mi familia, a mis hijos, porque se le ocurri√≥ (…) Yo no voy a votar esto hasta que la justicia diga (lo que realmente pas√≥)”, manifest√≥.

Y as√≠ fue. Ese d√≠a, el Concejo Municipal decidi√≥ extraer el punto de la tabla y, con eso, las 40 hect√°reas de Valmar contin√ļan siendo Zona de Equipamiento.

Tendencias Ahora