Nacional
Jueves 29 marzo de 2018 | Publicado a las 17:36 · Actualizado a las 18:23
Ordenan a servicios p√ļblicos cuidar a ancianos que viven entre heces y animales muertos
Publicado por: Matías Vega
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Corte de Apelaciones de Punta Arenas acogió un recurso de protección interpuesto por el alcalde de dicha comuna, Claudio Radonich Jiménez, en representación de un matrimonio de adultos mayores que viven con diversas enfermedades y en precarias condiciones.

El tribunal orden√≥ entonces al Servicio de Salud de Magallanes y al Servicio Nacional del Adulto Mayor que tomen las medidas necesarias para salvaguardar la salud y protecci√≥n de los ancianos de 72 y 75 a√Īos.

La pareja, seg√ļn indica el fallo, se encuentra “viviendo en un inmueble que arriendan, el cual se halla en deplorables condiciones y en p√©simo estado de higiene, coexistiendo incluso con animales muertos y fecas al interior del mismo”.

A ambos se le ha diagnosticado ya varias enfermedades como “hipertensi√≥n arterial, diabetes, pediculosis, y escabiosis, as√≠ como problemas de visi√≥n, sin perjuicio de otras posibles dolencias o afecciones no diagnosticadas y que es necesario evaluar”.

Entre estas √ļltimas, se encuentra el “posible deterioro cognitivo” que estar√≠a evidenciando la mujer, y el “posible alcoholismo” que padecer√≠a el hombre.

“Lo anterior permite ciertamente presumir un grave riesgo para la salud tanto f√≠sica como ps√≠quica de los afectados, no encontr√°ndose suficiente y adecuadamente evaluado ni diagnosticado su estado, siendo previsible el requerimiento a lo menos de atenci√≥n secundaria en forma oportuna, y no s√≥lo descansar con la atenci√≥n primaria que hasta el momento se le ha otorgado”.

Pensión de $140 mil

A la grave situación de los adultos mayores se suma que ninguno puede trabajar por su edad y su estado, por lo que sólo subsisten con la pensión del hombre que sólo alcanza los $140 mil.

Dicho monto no alcanzaría a cubrir siquiera el arriendo de su precaria vivienda, el que asciende a los $200 mil.

Ello, y la ausencia de un grupo o red familiar de apoyo, ha llevado a que deban recurrir a sus “√ļltimos ahorros que mantienen de su √©poca de trabajadores activos, y sin perjuicio de los costos de alimentaci√≥n y consumos b√°sicos en que deben incurrir”.

Por lo tanto, se√Īala el fallo, “corresponde al Estado por medio de sus respectivos servicios y organismos adoptar y coordinar las acciones necesarias para garantizar la vida e integridad f√≠sica y s√≠quica de estos dos adultos mayores

Obligaciones del Senama y de SSMagallanes con la pareja seg√ļn el fallo:

1.- El Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama) deber√° “continuar articulando las redes de servicios sociales y efectuando seguimiento de los afectados”, para lograr:

a) Que la vivienda de los ancianos alcance “condiciones de habitabilidad e higiene que no pongan en riesgo la salud de aquellos”.

Esto, solicitando un informe a la Secretar√≠a Regional Ministerial de Salud u otros servicios y entidades p√ļblicas sobre la situaci√≥n sanitaria del lugar, adem√°s de las medidas necesarias a adoptar para solucionar el problema.

b) Que, dentro de la reglamentaci√≥n vigente, “se le entregue y pague efectivamente una pensi√≥n b√°sica solidaria” a la mujer.

c) Que se le asigne a la pareja, si se cumplieran los requisitos establecidos en el D.S. N¬į 52 de Vivienda y Urbanismo, un subsidio para el arriendo de vivienda por el SERVIU.

d) Que, una vez evaluada la salud de ambos, en especial el estado cognitivo de la mujer, se coordine la postulaci√≥n del matrimonio “al programa o Fondo Servicios de Atenci√≥n de Vivienda al Adulto Mayor bajo la modalidad comodato de vivienda tutelada del SERVIU, o al ELAM (Establecimiento de Larga Estad√≠a), conforme a su estado general de salud y grado de auto valencia”.

2.- Al Servicio de Salud de Magallanes se le instruy√≥ a “articular en forma oportuna y a la brevedad la atenci√≥n secundaria o terciaria que eventualmente requieran la pareja de adultos mayores”.

3.- Para lo anterior, “es necesario que el CESFAM Mateo Bencur, dependiente del recurrente, mantenga las visitas peri√≥dicas de evaluaci√≥n m√©dica, y requiera la atenci√≥n de salud secundaria o terciaria para aquellos que resulten necesarias producto de dicha evaluaci√≥n”.

“En especial deber√° desarrollar o derivar a los afectados para la realizaci√≥n de un apoyo sicol√≥gico, tendiente a evitar en lo posible que √©stos deriven a una situaci√≥n de indigencia o de calle”.

Tendencias Ahora