Marco Enríquez-Ominami, candidato presidencial del PRO, responsabilizó a Boric y Provoste del ascenso de José Antonio Kast en las encuestas. "Con esta cantidad de vueltas de carnero, de contradicciones, de falta de certezas y de falta de convicción, sólo se fortalece quien tiene una convicción: volver al pasado", aseguró. Además, apuntó contra las encuestas, como la Cadem, por "manipular" e "instalar algo que no es cierto".

El candidato presidencial del PRO, Marco Enríquez-Ominami, se refirió este lunes al resultado de la encuesta Cadem, que posiciona a José Antonio Kast en el primer lugar.

Según ME-O, los jefes de campaña del abanderado del Partido Republicano “son Provoste y Boric, porque con esta cantidad de vueltas de carnero, de contradicciones, de falta de certezas y de falta de convicción, sólo se fortalece quien tiene una convicción: volver al pasado”.

“Acabo de leer que el diputado está fanático a favor del cuarto retiro; que la senadora está fanática del indulto y, en contra de su propio proyecto, propone otro proyecto. Eso no ayuda”, agregó.

En relación al proyecto de indulto, señaló que “la respuesta es compleja, pero también es simple: hay distintos tipos de casos y una ley de indulto se va a demorar un año, por lo que no resuelve el problema de que jóvenes inocentes salgan de la cárcel”.

En la misma línea, el abanderado del PRO instó a la oposición “a que no le sigan dando cancha a un candidato que tiene pésimas ideas”, añadiendo que Kast “trata de convencer al país de que él sí va a poner mano dura, pero sus ideas se están haciendo hoy”.

“En La Araucanía, su plan de gobierno es el mismo que se está ejecutando ahora y miren el desastre, vengo llegando de allá y eso está en los titulares de los diarios de derecha en La Araucanía”, explicó.

Apunta a las encuestadoras

En la instancia, Enríquez-Ominami también criticó a las encuestadoras, a quienes acusó de “estar haciendo un daño democrático, porque están instalando, con metodologías dudosas, con muchos errores y sin haberse hecho nunca una autocrítica, la idea de que esto se juega entre Boric y Kast. Eso no es cierto”.

“Ustedes mismos saben que faltaron a la verdad en sus encuestas, saben también que todas tienen candidatos, sabemos que la Cadem es la campaña de Piñera hace años en Chile”, dijo en ese sentido.

Asimismo, indicó que “todas las encuestadoras tienen contratos con el Gobierno y con los candidatos. Una trabajó para Lavín, otra para Piñera, la otra para Sichel. (…) Las encuestadoras, todas vinculadas a candidaturas, ninguna independiente y la derecha chilena eligió a Boric para la segunda vuelta porque les parece el mejor competidor con Kast”.

Finalmente, el líder del PRO aseveró que se está “intoxicando la democracia”, ya que “las encuestas manipulan y están instalando algo que no es cierto”.