Nacional
Miércoles 26 diciembre de 2018 | Publicado a las 15:51
Minorías locales preocupadas ante avance del discurso de odio de grupos ultraconservadores
Por Emilio Lara
La información es de Susana Gallardo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y el reciente triunfo de Jair Bolsonaro en las elecciones presidenciales brasile√Īas allanaron el camino a los grupos ultranacionalistas y conservadores de la derecha nacional, quienes tienen en Jos√© Antonio Kast a la primera candidatura en carrera para suceder a Sebasti√°n Pi√Īera.

Ello es visto con preocupación por las denominadas minorías -étnicas, culturales y sexuales entre otras- quienes acusan el avance de un discurso de odio camuflado bajo el argumento de la libertad de expresión.

El vocero del Movimiento de Integraci√≥n y Liberaci√≥n Homosexual (Movilh), √ďscar Rementer√≠a, indic√≥ que las palabras ya est√°n dando paso a actos de violencia, cada vez m√°s habituales.

En la misma l√≠nea se manifest√≥ el director ejecutivo de la Fundaci√≥n Iguales, Juan Enrique Pi, quien se√Īal√≥ que es deber del Gobierno garantizar la sana convivencia a trav√©s de la educaci√≥n.

El presidente de la Coordinadora Nacional de Migrantes, H√©ctor Pujols, indic√≥ que este tipo de discursos se vuelven fuertes ante la debilidad de pol√≠ticas p√ļblicas bien guiadas y la falta de acceso a oportunidades, sobre todo para la poblaci√≥n m√°s vulnerable.

El miembro de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, Andrés Celis, (RN), dijo mirar con preocupación lo que ocurre en su propio partido.

Lo anterior, a raíz de que varios de sus pares parecen olvidar que dentro de sus estatutos se reconoce el respeto a los Derechos Humanos y, con ello, el rechazo a cualquier régimen totalitario.

Por ello, a su juicio, resulta impresentable que se declaren pinochetistas y valoren períodos en que no existió la democracia.

Este lunes, el Movilh denunció la destrucción del primer monumento por los derechos LGBTI instalado hace pocos días en el cerro Santa Lucía, luego de amenazas de grupos violentistas.

Tendencias Ahora