Nacional
Martes 10 julio de 2018 | Publicado a las 12:05 · Actualizado a las 12:30
Longueira acusa que fiscal Gómez dejará Chile previo juicio de SQM: Se fugará de sus obligaciones
Publicado por: Matías Vega
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El exministro y exsenador Pablo Longueira calific√≥ la investigaci√≥n judicial en su contra por el Caso SQM como “una persecuci√≥n implacable e injusta” en contra suya y de su familia por parte del fiscal Pablo G√≥mez. Dijo que el persecutor se ir√° a vivir fuera de Chile y que “se fugar√° de sus obligaciones”¬∑

Mediante un comunicado titulado “Termina la etapa de la persecuci√≥n y llega la hora de la justicia” -emitido tras la formulaci√≥n de cargos en su contra publicados ayer lunes- Longueira se refiri√≥ a G√≥mez con una serie de adjetivos negativos.

El fiscal pide en su contra dos penas de 818 d√≠as de presidio menor en su grado medio, adem√°s de una multa de m√°s de $200 millones de pesos. Adem√°s, podr√≠a quedar con inhabilitaci√≥n para ejercer cargos p√ļblicos por 5 a√Īos y 1 d√≠a.

Todo esto, enfrentando acusaciones de cohecho y de delitos tributarios consumados y reiterados.

Longueira, tras expresar su molestia por los allanamientos a su casa y oficina, en que asegura que “amedrentaron” a su familia y colaboradores, defendi√≥ que “yo no he recibido ni un solo peso para mi de la empresa Soquimich ni de ninguna otra empresa”.

Se declar√≥ “v√≠ctima, adem√°s, de destempladas declaraciones y filtraciones ilegales que intentaron desacreditar una vida dedicada al servicio p√ļblico”.

Dijo que en el Juicio Oral demostrar√° que jam√°s he cometido delito alguno y que “no aceptar√© ninguna salida negociada”.

“Quiero hoy denunciar p√ļblicamente, que el mismo fiscal que hoy me acusa, sin que posteriormente haya cambiado ning√ļn hecho, ofreci√≥ durante meses a mi defensa una salida alternativa que eliminaba el delito de cohecho. S√≠, aunque parezca incre√≠ble y sea dif√≠cil de creer, ello fue as√≠”.

“Ha llegado el momento en que todo Chile sepa c√≥mo act√ļan algunos fiscales”, sentenci√≥.

Relat√≥ que a pocos d√≠as de negarse a aceptar la salida alternativa, “en una evidente actitud de revancha, encono e intimidaci√≥n, el fiscal allan√≥ personalmente mi casa particular de madrugada, mientras a√ļn dorm√≠amos, para llevarse dos computadores que ofrecimos entregar voluntariamente y que, una vez incautados, estuvieron meses sin revisar”.

Emplaz√≥ directamente al fiscal G√≥mez de que su salida del pa√≠s anunciada para despu√©s de presentar la acusaci√≥n (por lo que no participar√° en el juicio) a quedarse en el pa√≠s para que “se haga responsable y que asuma personalmente el resultado del proceso que acreditar√° mi inocencia”.

“Es f√°cil acusar sin fundamento y luego fugarse de sus obligaciones”, acus√≥, agregando que “no puede ser que el resultado de una investigaci√≥n dependa de las preferencias pol√≠ticas del equipo de fiscales que investiga una causa”.

“Termina la etapa de la persecuci√≥n y llega la hora de la justicia”

“Desde hace casi tres a√Īos, mi familia y yo hemos sido objeto de una persecuci√≥n implacable e injusta por parte del fiscal Pablo G√≥mez en la causa denominada Soquimich.

En el transcurso de esta investigaci√≥n allanaron mi casa y mi oficina, amedrentando a miembros de mi familia y a mis colaboradores en las funciones p√ļblicas que desempe√Ī√©, a pesar de que permit√≠ el acceso voluntario a mis cuentas corrientes personales y de las fundaciones que cre√©. Buscaron, infructuosamente, encontrar evidencias que desmintieran la verdad: que yo no he recibido ni un solo peso para m√≠ de la empresa Soquimich ni de ninguna otra empresa. Fui v√≠ctima, adem√°s, de destempladas declaraciones y filtraciones ilegales que intentaron desacreditar una vida dedicada al servicio p√ļblico.

En el marco del juicio oral demostrar√©, con toda mi fuerza, que jam√°s he cometido delito alguno ‚Äďmenos a√ļn el de cohecho- porque todos quienes conocen mi trayectoria p√ļblica, hayan sido partidarios o detractores, saben que siempre me auto impuse normas √©ticas muy superiores a las legales. He procurado en mi vida ser una persona correcta y honorable. Me pregunto ¬Ņqu√© har√°n mis feroces perseguidores cuando se acredite mi inocencia?, ¬Ņde qu√© manera reparar√°n todo el da√Īo que me han ocasionado a m√≠ y a mi familia? No he cometido cohecho, no soy responsable de delitos tributarios y as√≠ lo determinaron sucesivas y distintas administraciones del Servicio de Impuestos Internos, organismo encargado del cumplimiento tributario, que decidieron no interponer querella en mi contra porque no existe ning√ļn antecedente que las hubiera justificado.

Soy un hombre de paz y no conozco el rencor, pero lleg√≥ la hora de que los fiscales respondan cuando act√ļan con escaso profesionalismo y carecen de la m√°s m√≠nima imparcialidad en la gesti√≥n de sus causas. La Ley los obliga a ser objetivos.

Quiero hoy denunciar p√ļblicamente, que el mismo fiscal que hoy me acusa, sin que posteriormente haya cambiado ning√ļn hecho, ofreci√≥ durante meses a mi defensa una salida alternativa que eliminaba el delito de cohecho. S√≠, aunque parezca incre√≠ble y sea dif√≠cil de creer, ello fue as√≠.

Ha llegado el momento en que todo Chile sepa c√≥mo act√ļan algunos fiscales.

A los d√≠as de negarnos a aceptar una salida alternativa, en una evidente actitud de revancha, encono e intimidaci√≥n, el fiscal allan√≥ personalmente mi casa particular de madrugada, mientras a√ļn dorm√≠amos, para llevarse dos computadores que ofrecimos entregar voluntariamente y que, una vez incautados, estuvieron meses sin revisar.

Se ha sabido p√ļblicamente que el fiscal acusador, luego de presentar la acusaci√≥n y antes del juicio oral, trasladar√° su residencia al extranjero y no participar√° en el juicio. Lo emplazo a que se haga responsable y que asuma personalmente el resultado del proceso que acreditar√° mi inocencia, y no se vaya antes del pa√≠s. Es f√°cil acusar sin fundamento y luego fugarse de sus obligaciones.

Ha llegado el momento de que todos los ciudadanos tengamos igualdad de trato frente a los fiscales. No puede ser que el resultado de una investigación dependa de las preferencias políticas del equipo de fiscales que investiga una causa.

He aceptado en silencio a√Īos de persecuci√≥n injusta de este equipo de fiscales. Para reivindicar el ejercicio de la actividad p√ļblica ratifico que no aceptar√© ninguna salida negociada, que defender√© mi inocencia con las armas del Derecho y que, una vez declarado inocente de esta persecuci√≥n, consagrar√© todos mis esfuerzos al objetivo de que los ciudadanos, cualquiera sea su posici√≥n pol√≠tica, no queden sujetos al arbitrio de fiscales sesgados y parciales. Conf√≠o en el Poder Judicial de mi querido pa√≠s y en su capacidad para aplicar la ley sin discriminaciones ni sesgos pol√≠ticos. Ha terminado la etapa de persecuci√≥n y llega la hora de la Justicia”.

Pablo Longueira Montes

URL CORTA: http://rbb.cl/kpb1
Tendencias Ahora