Internacional
Mi茅rcoles 30 enero de 2019 | Publicado a las 11:36
Alto cargo del Vaticano encargado de indagar casos de abuso renuncia tras ser acusado de abuso
Por Diego Vera
La informaci贸n es de Agence France-Presse
visitas

Un alto cargo religioso del Vaticano present贸 su dimisi贸n, anunci贸 la Santa Sede en un comunicado este martes, despu茅s de ser acusado por una exmonja alemana de acoso sexual durante la confesi贸n.

El sacerdote austriaco Hermann Geissler present贸 su dimisi贸n como dirigente de la Congregaci贸n para la Doctrina de la Fe (CDF), garante del dogma cat贸lico y encargado de examinar los casos de abusos sexuales del cl茅ro.

“El padre Geissler tom贸 esta decisi贸n para limitar los da帽os ya causados a la Congregaci贸n y a su comunidad”, explic贸 el comunicado de la CDF.

“Afirma que la acusaci贸n en su contra es falsa”
y “se reserva el derecho a presentar una posible demanda civil”, a帽adi贸 el texto.

Al t茅rmino de un proceso can贸nico ya concluido, Geissler recibi贸 en 2014 un aviso por su acoso a una joven monja, inform贸 el diario franc茅s La Croix. En aquella 茅poca reconoci贸 los hechos, seg煤n el diario.

Doris Wagner, fil贸sofa y te贸loga alemana de 34 a帽os, explic贸 recientemente en Roma las agresiones sexuales y abusos que sufri贸 durante sus 8 a帽os de vida religiosa, y difundi贸 el video en las redes sociales.

De entrada, la monja alemana dijo haber sido violada por un cura en 2008, hechos que denunci贸 a un superior en Roma.

Luego fue acosada por otro cura que pidi贸 ser su confesor, el padre Geissler.

“Me ten铆a horas, arrodillada ante 茅l, me dec铆a que me amaba y que sab铆a que yo lo amaba tambi茅n, y que si bien no pod铆amos casarnos, hab铆a otros medios”, explic贸.

Un d铆a, “trat贸 de tomarme en sus brazos y besarme. Me asust茅 y sal铆 corriendo”, narr贸. Cuando pidi贸 que le cambiaran el confesor, su superiora dijo que estaba al corriente de que a ese cura le gustaban las j贸venes.

En 2012, tras abandonar la vida religiosa, Wagner denunci贸 a ambos sacerdotes ante la Congregaci贸n para la Doctrina de la Fe.

El que la viol贸, que trabajaba en la secretar铆a de Estado de la Santa Sede, fue despedido del Vaticano pero sigui贸 siendo cura en una comunidad en la que viven “numerosas monjas j贸venes”, denunci贸 Doris Wagner.

Tendencias Ahora