Internacional
Jueves 26 diciembre de 2019 | Publicado a las 15:40 · Actualizado a las 15:53
Angela Merkel comienza su despedida del poder: ¬Ņhacia d√≥nde va Alemania?
Por Diego Vera
La información es de Deutsche Welle
visitas

A menudo se predijo su retiro anticipado, sobre todo, cuando la coalici√≥n de la Uni√≥n Dem√≥crata Cristiana (CDU) con el Partido Socialdem√≥crata (SPD) volv√≠a a tambalear. Pero despu√©s de m√°s de 14 a√Īos en el poder, Angela Merkel todav√≠a es la canciller de Alemania. Y quiere continuar trabajando hasta el fin de su periodo legislativo.

Para eso cuenta con el apoyo de la opini√≥n p√ļblica: a pesar de las cr√≠ticas a la labor de la gran coalici√≥n, una gran mayor√≠a de los alemanes desea que Merkel permanezca en el poder hasta 2021.

“Ustedes me conocen‚ÄĚ, es una de las frases de Merkel con la que ya hizo campa√Īa en 2013. Y significa: “Pueden confiar en m√≠. Saben qui√©n soy‚ÄĚ. La frase tambi√©n demuestra que la persona de Angela Merkel est√° anclada en el centro del debate pol√≠tico, y c√≥mo sus campa√Īas electorales fueron hechas a su medida.

Cambios dram√°ticos

Alemania y el mundo ya no son lo que eran en 2005, cuando Merkel asumió el cargo de canciller por primera vez.

Actualmente, Alemania est√° tan profundamente polarizada pol√≠ticamente como no lo estaba desde hace d√©cadas. En todos los estados federados, el partido populista de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD), tiene representaci√≥n en los Parlamentos, en el este de Alemania, a menudo como segunda mayor fuerza, y en el Parlamento Federal es el partido de oposici√≥n m√°s fuerte. Los antiguos partidos, como la CDU de Merkel, y m√°s a√ļn el SPD, sufren de una p√©rdida masiva de aprobaci√≥n.

A nivel internacional, el panorama tambi√©n se ha vuelto mucho m√°s fr√°gil. “Los tiempos en los que pod√≠amos confiar totalmente en los otros est√°n llegando a su fin‚ÄĚ, dijo la canciller alemana en 2017, cuando el nuevo presidente de EEUU, Donald Trump, cuestion√≥ el sentido de existencia de la OTAN. Un a√Īo antes, una estrecha mayor√≠a hab√≠a votado a favor de la salida de Gran Breta√Īa de la Uni√≥n Europea.

Merkel nunca fue una gran visionaria. La diferencia con, por ejemplo, el presidente franc√©s, Emmanuel Macron, es notable. Luego de una serie de propuestas de reformas de las que Merkel hizo pr√°cticamente caso omiso, Macron revivi√≥ el debate sobre la OTAN hablando de la “muerte cerebral‚ÄĚ de la alianza.

ARCHIVO | AFP
ARCHIVO | AFP

Entre figura odiada y salvadora de Occidente

Sin embargo, Angela Merkel cambi√≥ algunas cosas. Eso comenz√≥ con su carrera: una mujer en un partido tradicionalmente patriarcal como la CDU. Pero rechaza hasta hoy ser llamada “feminista‚ÄĚ. “No quiero adornarme con laureles que no me pertenecen‚ÄĚ dijo en una entrevista con el peri√≥dico alem√°n Die Zeit. En el Parlamento alem√°n, la cuota de mujeres se ha reducido en los 14 a√Īos de sus mandatos, de un 42 a un 31 por ciento.

Angela Merkel se refiere as√≠ al tema: “Las cuotas eran importantes, pero el objetivo debe ser la paridad‚ÄĚ, ocultando que bloque√≥ las demandas de una cuota de g√©nero en su propio partido. Por otro lado, impuls√≥ la carrera de algunas mujeres, como la de quien fuera designada como su sucesora, Annegrette Kramp-Karrenabuer, actual presidenta de la Comisi√≥n de la Uni√≥n Europea.

La decisi√≥n de Merkel de acoger a cientos de miles de refugiados en 2015 sigue siendo controvertida. El AfD se lanz√≥ contra Merkel cuando se produjeron actos delictivos por parte de refugiados, algunos de ellos con v√≠ctimas mortales, diciendo que eran “los muertos de Merkel‚ÄĚ.

Para algunos se transform√≥ en una figura odiada, y para otros, en la salvadora de Occidente. La revista Time la distingui√≥ como “Persona del A√Īo‚ÄĚ en 2015, mientras los manifestantes de extrema derecha en su propio pa√≠s gritaban “¬°Que se vaya Merkel!‚ÄĚ.

Pero a pesar de la polarizaci√≥n, Merkel sigue siendo la pol√≠tica favorita de los alemanes. Kramp-Karrenbauer, por el contrario, pierde pie en las encuestas. Adem√°s, seg√ļn un sondeo del Instituto de Demoscop√≠a Allensbach (IfD), la confianza en la pol√≠tica est√° disminuyendo. Solo un 57 por ciento cree que la estabilidad es uno de los fuertes de Alemania. Y un 51 por ciento piensa que el sistema pol√≠tico actual es otro de ellos. Hace cuatro a√Īos, eso pensaba un 62 por ciento.

Seg√ļn el bi√≥grafo de Angela Merkel, Ralph Bollmann, la canciller observa “una grave crisis de las democracias occidentales‚ÄĚ. El objetivo de Merkel para los √ļltimos meses en el cargo es, seg√ļn Bollmann, “No dejar a Alemania, y tampoco a Europa ni al mundo, en el caos‚ÄĚ.

Angela Merkel en 2006 | ARCHIVO | AFP
Angela Merkel en 2006 | ARCHIVO | AFP

El legado de Merkel

¬ŅCu√°l ser√° el legado de Merkel? Bollmann piensa que a la canciller le gustar√≠a “verse a s√≠ misma como la mujer que gui√≥ a Alemania a trav√©s de muchas crisis -crisis financiera, crisis europea, crisis ucraniana, crisis de los refugiados- de manera relativamente segura, y logr√≥ mantener de alg√ļn modo la estabilidad del sistema, adem√°s de hacer m√°s liberal y abierto a su partido, sin embargo, al precio de que ahora tenemos un partido populista de extrema derecha en el Parlamento, que corporiza a la oposici√≥n contra esta forma de revoluci√≥n de transformaci√≥n de los valores‚ÄĚ.

A Angela Merkel no le queda mucho tiempo ya para lograr otros cambios, y da a entender que, al menos en pol√≠tica alemana, tampoco quiere hacerlo. En lugar de eso, le cede terreno cada vez m√°s a Annegrette Kramp-Karrenabuer. Pero a√ļn est√° por verse si ella ser√° realmente la sucesora de Merkel.

Incluso parte de la CDU la rechaza. Y quien quiera que suceda un día a Merkel como canciller, tendrá que esforzarse por igualar la huella que deja.

Tendencias Ahora