Internacional
Miércoles 25 julio de 2018 | Publicado a las 00:42
Emmanuel Macron asume responsabilidad por ataque contra manifestantes
Publicado por: Valentina González La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

“El responsable soy yo, s√≥lo yo”, afirm√≥ este martes ante diputados el presidente franc√©s, Emmanuel Macron, en referencia a Alexandre Benalla, uno de sus jefes de seguridad que agredi√≥ a dos manifestantes, un caso que ha sumido al mandatario en su peor crisis pol√≠tica desde que lleg√≥ al poder.

El primer ministro, Edouard Philippe, tambi√©n se pronunci√≥, afirmando que “nada ha sido ocultado” en este caso y rechazando las acusaciones de la oposici√≥n, que cree que Macron quiso encubrir este esc√°ndalo que salpica a quien fue su guardaespaldas durante la campa√Īa presidencial de 2017 y que es descrito como un pilar del aparato de seguridad de la presidencia.

Benalla, de 26 a√Īos, atac√≥ a dos manifestantes para disipar una protesta en una plaza parisina el 1 de mayo, portando un casco y brazalete de polic√≠a, pero el caso sali√≥ a la luz el mi√©rcoles pasado, despu√©s de que el diario Le Monde difundiera un video filmado por testigos.

El Elíseo se enteró del incidente un día después de los hechos, pero no informó a la justicia sobre la existencia del posible delito, como lo estipula la ley.

“El responsable soy yo, solo yo. Quien confi√≥ en Alexandre Benalla soy yo, el presidente de la Rep√ļblica”, dijo Macron este martes ante diputados y varios miembros del gobierno reunidos en Par√≠s, sin presencia de la prensa, seg√ļn una grabaci√≥n de sus declaraciones que obtuvo la AFP.

El asesor de seguridad de Macron, que inicialmente había sido sancionado con una suspensión de 15 días sin sueldo, fue despedido e imputado por violencia en reunión y usurpación de funciones después de que la prensa destapara el caso, casi tres meses después de los hechos.

“Quien estuvo al tanto y valid√≥ la orden, la sanci√≥n de mis subordinados, soy yo y nadie m√°s. Lo que nos condujo aqu√≠ no es la Rep√ļblica de los fusiles, no es la Rep√ļblica del odio”, abund√≥ el presidente.

“Lo que pas√≥ el 1 de mayo […] es grave, serio y para m√≠ fue una decepci√≥n, una traici√≥n”, reconoci√≥ el jefe del Estado.

“Entiendo que algunas personas se pregunten si la sanci√≥n tomada fue suficiente”, se√Īal√≥ por su parte el primer ministro Philippe en una acalorada sesi√≥n de preguntas al gobierno en la Asamblea Nacional francesa, admitiendo que aunque “una Rep√ļblica se esfuerza por ser ejemplar no siempre es perfecta”.

Macron desminti√≥ tambi√©n algunos de los rumores surgidos en los √ļltimos d√≠as sobres su relaci√≥n con su exasesor de seguridad, que tach√≥ de “sandeces”. “Alexandre Benalla nunca gan√≥ 10.000 euros, Alexandre Benalla tampoco fue mi amante”, asegur√≥ Macron.

Los diputados del partido conservador, Los Republicanos, anunciaron que presentarán una moción de censura al gobierno, aunque es poco probable que lo tumben gracias a la considerable mayoría de la que goza el partido presidencial, LREM, en la Asamblea.

“Asumo mi decisi√≥n”

El jefe de gabinete de Macron, Patrick Strzoda, defendi√≥ tambi√©n este martes su gesti√≥n del caso ante una comisi√≥n parlamentaria que investiga el incidente, explicando que no acudi√≥ a la justicia porque estim√≥ que “no hab√≠a suficientes elementos” para hacerlo.

A√Īadi√≥ que, dado que no se hab√≠a presentado ninguna denuncia contra Benalla y que un an√°lisis realizado por el cuerpo de supervisi√≥n de la polic√≠a nacional no hab√≠a se√Īalado ninguna irregularidad, no vio ninguna necesidad de informar a los fiscales.

Strzoda dijo adem√°s que decidi√≥ “solo” la suspensi√≥n de Benalla. “Entiendo que se pueda considerar que no era adecuada, pero en lo que me concierne asumo mi decisi√≥n”, indic√≥.

Esta crisis política es la más grave a la que se enfrenta Emmanuel Macron desde su elección en 2017.

Seg√ļn una encuesta Ipsos publicada este martes, la popularidad del mandatario que hab√≠a prometido una “presidencia ejemplar” se ubica en 32%, su nivel m√°s bajo desde septiembre de 2017, per√≠odo de las manifestaciones contra su pol√©mica reforma laboral.

“Pens√°bamos que el El√≠seo con Macron era un modelo de organizaci√≥n eficaz y descubrimos de golpe enormes problemas de funcionamiento”, explic√≥ el polit√≥logo Bruno Cautr√®s.

Este caso “marcar√° un antes y un despu√©s para Emmanuel Macron”, a√Īadi√≥ el especialista del Centro de Investigaci√≥n Pol√≠tica del centro universitario Science Po.

Tendencias Ahora