Internacional
Martes 23 octubre de 2018 | Publicado a las 00:01 · Actualizado a las 00:25
Se suicida y deja carta acusando a curas de su excolegio: "me querían convertir en su prostituta"
Publicado por: Paola Alem√°n
visitas

Una madre, identificada como Patricia Osorio, libra una batalla en Colombia, por demostrar ante la justicia los supuestos abusos que dejó denunciados su hijo, Daniel Eduardo, de los cuales habría sido víctima cuando estudió en el Colegio San Viator, en Bogotá.

El joven de 21 a√Īos, al parecer, no pudo m√°s con la enorme carga psicol√≥gica, tras un presunto historial de abusos sexuales, sufridos cuando era un ni√Īo. La madre de este decidi√≥ revelar el pasado 18 de octubre, el contenido de una carta encontrada en los bolsillos del pantal√≥n que vest√≠a, cuando decidi√≥ ponerle fin a su vida.

Daniel se lanzó del decimo piso de un edificio habitacional en mayo de 2017. Se supone que iba en busca de su hermana, residente en ese lugar, pero ya tenía planeado como acabaría todo, al menos para él.

Al no encontrar justicia en el caso de su hijo, Osorio revel√≥ detalles del escrito. ‚ÄúMam√°: hoy lleg√≥ el d√≠a de decir adi√≥s. Gracias por todo lo que me brind√≥. Me voy porque estoy cansado de esta vida. Yo jam√°s ped√≠ venir al mundo y mucho menos ped√≠ tener todos los trastornos psicol√≥gicos y afectivos que me hacen sufrir y no me dejan progresar. Y desde ni√Īo fui abusado en el colegio. Solo le pido que no me busque…a donde voy a estar‚ÄĚ.

La mujer dijo adem√°s que, en el contenido, se detalla como su hijo se sent√≠a ante los supuestos abusos. “Lo sacaban en camionetas blindadas, lo llevaban a fincas de recreo lujosas que no ten√≠a ni idea d√≥nde quedaban (‚Ķ) En la √ļltima carta dice: ‘Me quer√≠an convertir en una prostituta"”, asegur√≥ la mujer, quien espera que el caso no quede en la impunidad, aunque nada haya prosperado la denuncia contra el colegio y los presuntos responsables que ah√≠ se encuentran.

No era la primera vez que Daniel Eduardo intentaba quitarse la vida. Varios meses atrás, el joven se tomó un frasco de tranquilizantes, pero ella lo encontró a tiempo y lo llevó a un hospital, donde fue atendido oportunamente.

“Luego de que Daniel se recupera del primer intento de suicidio, la mam√° le pregunta: cu√©ntame qui√©n fue, yo te puedo ayudar. Pero √©l responde que no quiere hablar del tema porque es muy dif√≠cil para √©l, y porque quienes est√°n detr√°s del abuso son personas muy peligrosas”, declar√≥ el abogado de la familia, Juli√°n Quintana a peri√≥dicos locales como El Tiempo.

Infobae
Infobae

La respuesta del colegio San Viator

El caso ha tomado un giro inesperado en Colombia, pasando del anonimato, a uno de los temas de los más comentados en ese territorio. Tanto así, que el colegio, a través de su máxima representación, ha declarado a la prensa una respuesta, negando las acusaciones en su contra.

Albeyro Vanegas Bedoya, rector del Colegio San Viator, dijo concretamente que “no conocen de ninguna investigaci√≥n de la Fiscal√≠a”. “He sido mencionado de alguna manera en este caso por la mam√° de este estudiante, siendo yo director acad√©mico y rector de √©l por un d√≠a (…). El abuso es rotundamente falso para m√≠‚ÄĚ, respondi√≥ Bedoya.

Pero el abogado de la familia Osorio, ha dicho a los medios de comunicaci√≥n colombianos, que la causa existe, revelando el n√ļmero de expediente y el lugar exacto donde est√° siendo ventilado: la Fiscal√≠a 177, seccional de la Unidad de Delitos contra la Libertad, Integridad y Formaci√≥n Sexual.

“En el 2006, soy acusado injustamente por un muchacho que hab√≠amos expulsado en el Gimnasio Los Pinos por problemas disciplinarios. Ese ni√Īo es expulsado del colegio y en vez de contarle a la mam√° lo que hab√≠a pasado, dice que se retira de la instituci√≥n porque lo hab√≠an acosado. Yo me presento a la Fiscal√≠a voluntariamente y se inicia un proceso de investigaci√≥n. Encuentran que soy inocente y absuelto tres veces de manera contundente‚ÄĚ, dijo el rector del Colegio San Viator, demostrando que s√≠ conoce del caso del que se le habla.

Pulzo.com
Pulzo.com

El peri√≥dico El Tiempo, asegura, seg√ļn la informaci√≥n brindada por la familia del joven, que este ingreso en 2005 a la instituci√≥n y se retir√≥ en 2012, tras un supuesto problema de indisciplina, producto del uso de cabello largo, algo que no estaba permitido. Sin embargo, su madre, al momento de hacerse presente a la instituci√≥n, observ√≥ una conducta sospechosa, del rector hacia su hijo. Al menos as√≠ lo describi√≥ el abogado de la familia.

‚ÄúCuando Patricia fue al colegio, ella se encontr√≥ que √©l estaba en la oficina del cura (Albeyro Vanegas Bedoya) y a ella le pareci√≥ raro. Ella recuerda que el padre le dijo: Ac√° explic√°ndole al monito porque no se tiene ir. Si es por el pelo, no se preocupe, yo se lo corto; luego le cogi√≥ la mano al ni√Īo. Inmediatamente la mam√° sinti√≥ que ese trato no era normal en una relaci√≥n entre alumno y rector. Con esos indicios ella comenz√≥ a sospechar‚ÄĚ.

Las pruebas recogidas sobre el caso, est√°n siendo de vital importancia para la familia del joven, empe√Īada en demostrar que el suicidio de este, estuvo motivado por el delito de violaci√≥n del cual fue v√≠ctima. Se trata de un caso que a pesar de meses de transcurrido, est√° ganando notoriedad luego de la presunta aparici√≥n de la carta, explicando los motivos de la fatal decisi√≥n.

Trascendi√≥ adem√°s, que el rector del colegio San Viator, Albeyro Vanegas Bedoya, se apart√≥ de su cargo, para “permitir transparencia a la posible investigaci√≥n”.

El Tiempo | Colombia
El Tiempo | Colombia
Tendencias Ahora