Luego de los sorpresivos resultados de la jornada electoral del fin de semana, el IPSA, principal indicador de la Bolsa de Comercio de Santiago, experimentó este lunes su mayor caída desde marzo de 2020, con un retroceso del 9,3%.

El tipo de cambio también sintió estos efectos y el precio del dólar se disparó en cerca de $16 al inicio de la jornada.

Finalmente, al cierre de la sesión, la divisa quedó en $716, lo que corresponde a un alza cercana al 2% en un solo día, lo que también se ligó al resultado de la Constituyente.

El optimismo que mostró el mercado a fines de la semana pasada se vio impactado negativamente por el éxito de las listas independientes y alternativas en la Convención Constitucional, por sobre los candidatos oficialistas y de la centro izquierda tradicional.

Para los expertos, sin embargo, esta reacción no es sorpresiva. Uno de los que opinó en esa línea fue Joseph Ramos, economista y profesor de la Universidad de Chile.

“Por un lado qué va a salir de la Constitución… un documento más radical de lo que se pensaba. Entonces la Bolsa naturalmente refleja todas esas incertidumbres y no es de sorprender una significativa caída en ella, así como un aumento en el precio del dólar”, dijo.

Por su parte, Eugenio Rivera, director del área Económica de Chile 21, dijo creer que hay que dejar de lado las “campañas del terror”, tomando en cuenta que los cambios al modelo de desarrollo serán por la vía institucional.

Uno de los desafíos centrales del debate, de acuerdo al economista y consultor independiente Luis Eduardo Escobar, será conjugar derechos sociales con incentivos a la inversión.

Durante la semana pasada los mercados esperaban de manera optimista que la lista oficialista obtuviera al menos un tercio de la Convención Constitucional. Eso no ocurrió.

Pese a eso, expertos coincidieron en que el comportamiento bursátil y cambiario registrado esta jornada debería ser transitorio y estabilizarse en forma progresiva.