Tecnología
Sábado 14 septiembre de 2019 | Publicado a las 10:10 · Actualizado a las 10:11
¬ŅY si los humanos fu√©ramos los observados? As√≠ es c√≥mo los extraterrestres ver√≠an a la Tierra
visitas

Una de las m√°ximas interrogantes que por siglos la humanidad se ha planteado es si existe vida m√°s all√° de nuestro Sistema Solar.

Pero a pesar de los enormes avances que se han logrado en el campo de la ciencia, así como las innumerables misiones espaciales que se han llevado a cabo, nos han permitido descartar -al menos por el momento- la presencia de vida extraterrestre fuera de la Tierra.

Si bien hoy en d√≠a es relativamente habitual ver im√°genes de lejanos planetas, una pregunta que pocos se hab√≠an hecho es sobre c√≥mo ser√≠a la imagen de la Tierra que lograr√≠an ver los habitantes de otros mundos, ubicados a a√Īos luz de nuestro planeta, si es que contaran con la tecnolog√≠a necesaria.

Quienes se plantearon esta interrogante fueron los integrantes de un equipo de la NASA, liderados por Siteng Fan del Instituto de Tecnología de California (Caltech).

Este grupo de expertos utilizó alrededor de 10 mil tomas del satélite climático Deep Space Climate Observatory (DSCOVR) tomadas a intervalos de una a dos horas entre 2016 y 2017, para así simular el punto de vista que tendrían eventuales extraterrestres respecto a la Tierra.

Fue así como los resultados evidenciaron 10 longitudes de onda diferentes, permitiendo que las costas, las superficies terrestres, los océanos, las capas de hielo y las nubes se diferencien por sus colores.

Mediante estos datos, si nuestros “vecinos” tuvieran la tecnolog√≠a para explorar el Universo y ver nuestro planeta, podr√≠an inferir las caracter√≠sticas de nuestro mundo, independiente de los a√Īos luz en los que se encuentren.

Dicho de otra forma, podrían saber la composición, forma y las propiedades de nuestro hogar, así como también determinar que existen las condiciones de habitabilidad necesarias.

Seg√ļn el estudio publicado en la revista especializada Science, “para simular un punto de vista extra√Īo, los investigadores redujeron las im√°genes en una sola lectura de brillo para cada longitud de onda: 10 ‘puntos’ que, cuando se trazan con el tiempo, producen 10 curvas de luz que representan lo que un observador distante podr√≠a ver si observara constantemente el exoplaneta Tierra por m√°s de dos a√Īos”.

“Cuando analizaron las curvas y las compararon con las im√°genes originales, descubrieron qu√© par√°metros de las curvas correspond√≠an a la cobertura de la Tierra y las nubes en las im√°genes. Una vez que conocieron esas relaciones, seleccionaron el par√°metro m√°s estrechamente relacionado con el √°rea terrestre y lo ajustaron para la rotaci√≥n de 24 horas de la Tierra”, agrega.

Por su parte, el divulgador cient√≠fico y astrof√≠sico Neil deGrasse, afirm√≥ que una civilizaci√≥n extraterrestre lo suficientemente inteligente no tendr√≠a ning√ļn inter√©s en los humanos.

De acuerdo al norteamericano, un ejemplo similar ocurre cuando caminas por la calle, “y no piensas en comunicarte con un gusano microsc√≥pico”.

“Nuestra mayor protecci√≥n frente a los extraterrestres ser√≠a no lanzar se√Īales de vida inteligente en la Tierra”, agreg√≥.

La Tierra (el punto de luz brillante) vista entre los anillos de Saturno | NASA
La Tierra (el punto de luz brillante) vista entre los anillos de Saturno | NASA
Recorte con zoom de la Tierra (el punto de luz brillante) vista entre los anillos de Saturno | NASA
Recorte con zoom de la Tierra (el punto de luz brillante) vista entre los anillos de Saturno | NASA

En su libro Astrofísica para jóvenes apurados, DeGrasse no sólo habla de las posibilidades de que exista vida inteligente aparte de los seres humanos en el universo, sino que además detalles sobre cómo estas eventuales especies nos verían.

Seg√ļn menciona, si estos extraterrestres tuvieran telescopios de m√°xima tecnolog√≠a, y observaran hacia la Tierra, lo primero que resaltar√≠a de nuestro planeta ser√≠a el azul. Una vez que detectaran esta tonalidad, posiblemente concluir√≠an que la fuente de este color es el agua.

En ese sentido, DeGrasse agrega que de ocurrir esto, estos seres estarían familiarizados con el agua, no sólo porque sustenta la vida, sino que además porque es una de las moléculas más abundantes en el universo.

Pero no solo eso. Debido a que además identificarían las costas, deducirían que el agua presente en la Tierra es líquida, ya que si nuestro planeta estuviera congelado, no tendría costas.

A√ļn hay m√°s. El autor de Astrof√≠sica para j√≥venes apurados afirma que si los alien√≠genas estudiaran nuestra superficie, y rastrearan con qu√© frecuencia las masas de tierra rotan fuera y dentro de su campo de visi√≥n, podr√≠an deducir que la Tierra rota cada 24 horas. En otras palabras, sabr√≠an cu√°nto dura un d√≠a terr√≠cola.

Paradoja de Fermi

Es importante tener presente que las diferentes teorías que se han planteado respecto a por qué no se ha podido hacer contacto con seres de otras galaxias ha dado origen a la Paradoja de Fermi.

√Čsta se basa en la contradicci√≥n respecto a las estimaciones que indican que hay elevadas posibilidades de que exista una cultura avanzada en el universo, y la ausencia de pruebas.

En ese sentido, los expertos han se√Īalado que si existe alguna civilizaci√≥n avanzada, debiera ser capaz de -al menos- enviar se√Īales, algo que no ha ocurrido.

Esta paradoja naci√≥ luego que en 1950 el f√≠sico y premio Nobel Enrico Fermi se preguntara “¬Ņd√≥nde est√°n?” mientras hablaba con sus colegas sobre la vida extraterrestre en el refectorio del laboratorio nacional de Los √Ālamos, Estados Unidos.

Para él era sorprendente no haberse cruzado con extraterrestres teniendo en cuenta la inmensidad del universo y la edad de la galaxia.

Tendencias Ahora