Internacional
Víctimas de la bomba atómica estarán presentes durante ceremonia de Obama en Hiroshima
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Víctimas de la bomba atómica serán invitadas a la visita histórica del presidente Barack Obama el viernes a Hiroshima, arrasada por un bombardeo nuclear estadounidense en 1945, indicaron este miércoles varios diarios nipones.

Los supervivientes asistir√°n a la ceremonia delante del monumento que honra los nombres de los 140.000 muertos, seg√ļn los diarios Yomiuri y Mainichi, que citan fuentes gubernamentales an√≥nimas.

Tambi√©n estar√°n presentes ex prisioneros de guerra estadounidenses (POW) para evitar que la visita de Obama -la primera a Hiroshima de un presidente de Estados Unidos en ejercicio- se asimile a una “gira de disculpas“, como algunos temen en Estados Unidos.

Obama advirti√≥ de que no pedir√° disculpas en esta ocasi√≥n. “No, porque considero importante reconocer que en plena guerra los dirigentes deben tomar todo tipo de decisiones”, dijo en una entrevista concedida a la televisi√≥n p√ļblica NHK.

“Compete a los historiadores plantear preguntas y examinarlas pero s√© bien, por llevar siete a√Īo y medio en mi cargo, que todo dirigente adopta decisiones muy dif√≠ciles, sobre todo en tiempo de guerra”, explic√≥.

El alcalde de Hiroshima, Kazumi Matsui, se reuni√≥ el martes con el primer ministro japon√©s, Shinzo Abe, y abog√≥ por un encuentro de Barack Obama con sobrevivientes, seg√ļn la prensa nipona. “Si el presidente se reuniera con las v√≠ctimas cara a cara podr√≠a entender lo que sienten”, declar√≥ Matsui, citado por los medios.

El 6 y 9 de agosto de 1945, dos bombas atómicas fueron arrojadas en Hiroshima y Nagasaki y causaron unos 214.000 muertos y condujeron a Japón a la capitulación.

Barack Obama, actualmente en Vietnam, debe reunirse la noche del miércoles con Abe en Japón antes de participar el jueves y viernes en una cumbre de jefes de Estado y Gobierno del G7 en Ise-Shima, centro del archipiélago, y visitar luego Hiroshima.

Tendencias Ahora