Internacional
Residencia de Donald Trump se convierte en una atracción turística en New York
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Estadounidenses, italianos, chinos, franceses: gracias a la campa√Īa presidencial en Estados Unidos, la Torre Trump en la Quinta Avenida en New York se convirti√≥ en una atracci√≥n tur√≠stica a la que llegan curiosos y admiradores del candidato republicano a la Casa Blanca.

Es allí, cerca de Central Park, que Donald Trump tiene su residencia neoyorquina, un triplex de muros de mármol con columnas, molduras, cristal y dorado, un estilo de falso mini palacio de Versalles en lo alto de la torre vidriada de 68 pisos.

La torre, que combina oficinas, residencias y algunos comercios, alberga tambi√©n la sede de su compa√Ī√≠a, Trump Organization, y su cuartel general de campa√Īa desde el cual el multimillonario del sector inmobiliario lanz√≥ su candidatura el 16 de junio de 2015, descendiendo con su esposa Melania por unas escalera mec√°nicas en un decorado hollywoodense.

Se puede ingresar libremente el edificio hasta las 22:00 horas con la condición, algunos días, de plegarse a estrictos controles de seguridad.

Es que a favor de un acuerdo que permiti√≥ a Trump construir 20 pisos m√°s, el inmenso hall de entrada de m√°rmol con un muro de cascadas de 18 metros de alto y muchos espejos, es un “espacio p√ļblico privado”, reglamentado por la alcald√≠a, como otros 500 en New York.

Todo o casi todo rinde homenaje a la gloria de Trump, con un bar Trump, un caf√© Trump, un restaurant Trump y una peque√Īa tienda de recuerdos Trump.

Un comercio tambi√©n vende joyas Ivanka Trump, hija de Donald. Y cuatro vitrinas doradas exponen otros productos Trump: camisas, corbatas, gemelos, perfumes, libros escritos por Trump, ropa para ni√Īos y peluches.

Entre los visitantes esta semana estaba un grupo de turistas chinos, adolescentes israel√≠es y Carmen Smith, azafata de origen colombiano que se acerc√≥ por pedido de su hijo de 13 a√Īos, “un fan de Trump” que solicit√≥ una gorra de campa√Īa del multimillonario.

AFP

AFP

“Berlusconi estadounidense”

Una joven pareja de Michigan lleg√≥ especialmente para comprar dos gorras con el lema de Trump: “devolver a Estados Unidos su grandeza”.

“No hay candidato perfecto, pero vista la situaci√≥n en la que nos encontramos creo que es la primera opci√≥n. Es un hombre muy inteligente”, explica a la AFP Steve Dela, bombero.

“Estados Unidos estaba siempre por delante de todo el mundo. Debemos volver a ir en la buena direcci√≥n”, agrega.

Domenico Monteleone es italiano y regresa de un fin de semana familiar en Massachusetts. Est√° un solo d√≠a en New York y lo pasa en la Torre Trump, so√Īando con ver a su c√©lebre due√Īo.

“Soy un admirador de Berlusconi. Y Donald Trump es el Berlusconi estadounidense. Y si Estados Unidos quiere cambiar, Donald Trump debe ser el pr√≥ximo presidente de Estados Unidos, con Hillary Clinton nada cambiar√°”, estima.

AFP

AFP

De repente, los primeros pisos del edificio, en general abiertos al p√ļblico, son cerrados. Custodios vigilan a la gente que espera en el atrio con la esperanza de que esa agitaci√≥n sea el anticipo de la llegada de Trump.

Pero la que pasa es Ivanka Trump, que desaparece r√°pidamente detr√°s de las cortinas color granate del Trump Bar. Luego un hombre ingresa en el ascensor. “Es el hijo de Trump”, murmuran algunas.

“Pierden el tiempo, no ver√°n a Trump”, declara un custodio.

En la puerta, los turistas posan ante el “Trump Tower” inscrito con letras doradas gigantes en la fachada del edificio.

Los residentes, algunos célebres, están a salvo de todo este movimiento, ya que disponen de su propia entrada por la calle 56.

Entre ellos, Jos√© Mar√≠a Mar√≠n, expresidente de la Confederaci√≥n Brasile√Īa de F√ļtbol (CBF) que cumple arresto domiciliario en su apartamento en el marco del esc√°ndalo de corrupci√≥n de la FIFA.

Tendencias Ahora