Internacional
Exhuman en M√©xico 116 cad√°veres enterrados por autoridades en gran fosa com√ļn
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Bajo la atenta mirada y las esperanzas agridulces de familiares de desaparecidos, autoridades mexicanas y peritos independientes iniciaron este lunes la exhumaci√≥n de 116 cad√°veres enterrados por autoridades de Morelos en una fosa com√ļn, de los cuales casi 30 no ten√≠an registro.

El descubrimiento de la fosa, cavada por la fiscalía del estado de Morelos en marzo de 2014 en un panteón del poblado de Tetelcingo, cerca de Ciudad de México, desató la indignación de organizaciones de familiares de desaparecidos e hizo que la fiscalía abriera una investigación sobre el caso y accediera a exhumar los cuerpos.

Llegados incluso desde estados vecinos como, los familiares se apostaron alrededor de los cordones de seguridad a más de 10 metros de la fosa y, a lo largo del día, pasaron de la satisfacción de ver que sus reclamos tuvieron su efecto a la frustración por no ver rescatado ni un sólo cadáver.

El inicio de la operación se retrasó más de seis horas y fue sumamente accidentado, lleno de desencuentros entre activistas y la fiscalía por la falta de visibilidad de la fosa (conformada por dos hoyos de unos 10 metros de profundidad) y el uso de una enorme excavadora que los familiares temían que lastimara los cadáveres.

“Esto es volver a empezar otra vez. La esperanza era ver que sacaran algunos (cuerpos) para empezar a hacer el estudio” gen√©tico, lament√≥ Antonio Sandoval, que quiere saber si ah√≠ est√°n los restos de su hermano Alfredo, desaparecido en Morelos en 2013.

La exhumaci√≥n en este pante√≥n rural del municipio de Cuautla, que podr√≠a durar una semana, la inici√≥, pico en mano, el fiscal de Morelos, Javier P√©rez, que asegur√≥ que los cad√°veres fueron enterrados en esta fosa “por cuestiones de salud p√ļblica”.

En noviembre, el fiscal dijo que los cuerpos se habían ido acumulando en las limitadas instalaciones de la fiscalía.

Aunque la dependencia tiene facultad para depositar los cad√°veres en fosas comunes, debe contar con procesos legales, periciales, sanitarios y administrativos, y a√ļn se investiga si se siguieron en este caso.

El crucial caso de Oliver

Estas son las irregularidades que denuncia María Concepción Hernández, madre de Oliver Wenceslao Navarrete Hernández, secuestrado el 23 de mayo de 2013 en Cuautla, y que este lunes participó en la exhumación.

Gracias a la batalla de esta mujer menuda y de aspecto frágil -rostro de los más de 28.000 desaparecidos en México desde que el gobierno lanzó la llamada guerra contra el narco en 2006- se descubrió esta gran fosa en el panteón Las Cruces.

Mar√≠a Concepci√≥n logr√≥ que un funcionario de la fiscal√≠a de Morelos le contara que el cuerpo de su hijo secuestrado y asesinado fue enviado a esa fosa con firmas aparentemente “falsificadas”.

El cuerpo de Navarrete fue exhumado en diciembre de 2014. Su familia film√≥ el proceso y el video muestra como el cad√°ver se encontraba debajo de decenas de otros cuerpos, colocados unos sobre otros, “violando protocolos internacionales que indican que en las fosas comunes los cad√°veres deben estar separados unos de otros para su eventual reclamo”, coment√≥ a la AFP Roberto Villanueva, director del Programa de Atenci√≥n a V√≠ctimas de la Universidad Aut√≥noma Estatal de Morelos (UAEM), que participa oficialmente en la exhumaci√≥n.

Hernández aseguró que en la fosa había 150 cadáveres envueltos en plástico, pero la fiscalía de Morelos sostiene que hoy quedan en total en esa fosa 116 cadáveres.

La fiscalía tiene el registro genético de 88 cuerpos, mientras que los otros 28 fueron inhumados sin ninguna identificación.

Esta es una “manera de actuar que no esper√°bamos ni de la fiscal√≠a ni de ninguna autoridad (…). Tal parecer√≠a que el crimen organizado los asesina y ellos simplemente se encargan de levant√°rlos y de tirarlos” en tumbas colectivas, sentenci√≥ Alejandro Vera, rector de la UAEM.

Tendencias Ahora