Sociedad
“Ayer me mataron”: Conmovedora carta inspirada en asesinato de argentinas se vuelve viral
Publicado por: Camilo Suazo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El pasado domingo 28 de febrero se conoci√≥ el impactante caso de dos argentinas que viajaban como mochileras por Ecuador, y que fueron halladas muertas en Monta√Īita, localidad tur√≠stica en la costa a 200 km de la ciudad de Guayaquil.

Marina Menegazzo, de 22 a√Īos, y Mar√≠a Jos√© Coni, de 21, oriundas de la provincia de Mendoza, estaban de vacaciones en el lugar, y ten√≠an previsto seguir el viaje hacia Per√ļ.

Posteriormente se supo que ambas fueron asesinadas tras resistirse a una agresión sexual. Luego del crimen, los sujetos decidieron envolverlas y llevarlas a un lugar cercano a la playa, lugar donde más tarde fueron encontradas.

Lee tambi√©n Sujeto confiesa crimen de j√≥venes argentinas encontradas muertas en Monta√Īita

De inmediato comenzaron a leerse numerosos comentarios en redes sociales en se√Īal de repudio al hecho, adem√°s de muestras de apoyo a la familia de ambas mujeres.

Sin embargo, hay un texto en especial, escrito por Guadalupe Acosta, que ha generado gran impacto y que ya es viral debido al potente mensaje que entrega.

Maria José Coni/Marina Menegazzo | Facebook

Maria José Coni/Marina Menegazzo | Facebook

“Ayer me mataron”

“Ayer me mataron”, se√Īala el escrito, para luego agregar: “Me negu√© a que me tocaran y con un palo me reventaron el cr√°neo. Me metieron una cuchillada y dejaron que muera desangrada”

De esta manera la autora comienza el emotivo relato escrito en primera persona, poni√©ndose en el lugar de una de las j√≥venes argentinas asesinadas en el balneario de Monta√Īita.

“Pero peor que la muerte, fue la humillaci√≥n que vino despu√©s. Desde el momento que tuvieron mi cuerpo inerte nadie se pregunt√≥ donde estaba el hijo de puta que acabo con mis sue√Īos, mis esperanzas, mi vida”, a√Īade Acosta.

El mensaje hace una directa crítica por el hecho de que en vez de preguntarse por la identidad de los sospechosos, muchos se dedicaron a reciminar a los padres de las mujeres.

“Cuestionaron a mis padres, por darme alas, por dejar que sea independiente, como cualquier ser humano. Les dijeron que seguro and√°bamos drogadas y lo buscamos, que algo hicimos, que ellos deber√≠an habernos tenido vigiladas”, asevera la autora.

Facebook

Facebook

En este punto, el texto comienza a aludir a las diferencias que a√ļn existen hasta el d√≠a de hoy entre la visi√≥n que hay del hombre y la mujer. “Y solo muerta entend√≠ que no, que para el mundo yo no soy igual a un hombre. Que morir fue mi culpa, que siempre va a ser”, se lee en las l√≠neas.

Respecto al crimen, Guadalupe asegura que “al ser mujer, se minimiza. Se vuelve menos grave, porque claro, yo me lo busqu√©. Haciendo lo que yo quer√≠a encontr√© mi merecido por no ser sumisa, por no querer quedarme en mi casa, por invertir mi propio dinero en mis sue√Īos. Por eso y mucho m√°s, me condenaron”

El emotivo relato, que puedes revisar a continuaci√≥n, ha logrado en apenas 7 horas casi 120 mil “me gusta” y ha sido compartido en m√°s de 110 mil oportunidades.

Ayer me mataron.Me negué a que me tocaran y con un palo me reventaron el cráneo. Me metieron una cuchillada y dejaron…

Posted by Guadalupe Acosta on martes, 1 de marzo de 2016

Tendencias Ahora