Nacional
Guantánamo en Cuba: Pese a promesa de Obama su cierre ha sido una misión complicada
Publicado por: Deutsche Welle
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

A menos de un a√Īo para el final de su mandato, el presidente Obama emprendi√≥ un √ļltimo intento para cerrar el campo de prisioneros de Guant√°namo en Cuba. Un plan presentado que tendr√° que enfrentarse tanto a la mayor√≠a republicana del Congreso, como a los tres candidatos republicanos a la presidencia, quienes rechazan la iniciativa categ√≥ricamente.

Actualmente, en Guantánamo hay 91 prisioneros, de los cuales 35 de ellos ya tienen aprobada su puesta en libertad. Recordemos que en su punto álgido, durante el mandato de Bush, el centro de internamiento llegó a alojar hasta 800 prisioneros.

Ahora, seg√ļn el plan presentado, un comit√© decidir√° cu√°les de los 56 restantes podr√≠an ser liberados o enviados a otro pa√≠s. Los que sigan prisioneros, podr√≠an ser trasladados a otras instituciones penitenciarias de Estados Unidos.

‚ÄúMantener abierto Guant√°namo contradice nuestros valores‚ÄĚ, dijo Obama, agregando que ‚Äúecha por tierra nuestra imagen y perjudica nuestra fama de respetar los est√°ndares m√°s altos del Estado de derecho‚ÄĚ.

Seg√ļn Omar Shakir, miembro del Centro Estadounidense de Derechos Consitucionales (CCR), habr√° que esperar para ver si Obama puede mantener realmente tales est√°ndares con su plan. ‚ÄúEl proyecto parece indicar que hay un n√ļmero de prisioneros que continuar√°n detenidos en Estados Unidos‚ÄĚ, aclara Shakir.

Adem√°s sostiene que ‚Äúpor la raz√≥n que sea, Estados Unidos decidi√≥ que no puede acusarles‚ÄĚ, agregando que ‚Äúbien porque no hay pruebas que los inculpen o porque dichos indicios fueron obtenidos por medio de torturas‚ÄĚ.

Destino de imputados

Antes de llevar a los prisioneros a Estados Unidos, la Casa Blanca deberá encontrar una institución para ellos. Para ello, el Pentágono escogió 13 posibles lugares, pero el Congreso impuso ciertas limitaciones.

‚ÄúPara cerrar Guant√°namo el plan precisa del apoyo del Congreso‚ÄĚ, afirma Matthew Waxman, responsable de los detenidos por la ‚ÄúGuerra contra el Terror‚ÄĚ durante el Gobierno de Bush.

‚ÄúExisten leyes que limitan el traslado de personas a Estados Unidos y el Gobierno de Obama deber√≠a trabajar con el Congreso para levantarlas‚ÄĚ, concluye Waxman.

Pero ganar la aprobaci√≥n del Congreso podr√≠a ser m√°s que dif√≠cil. Cuando en 2010 hab√≠a mayor√≠a dem√≥crata en ambas c√°maras, el Congreso rechaz√≥ la financiaci√≥n de dichos traslados de prisioneros a Estados Unidos. Este a√Īo, aparte del dominio republicano en los dos √≥rganos, se celebran elecciones presidenciales y los tres candidatos republicanos rechazan el cierre de Guant√°namo.

‚ÄúCuando atrapamos a los terroristas vivos s√≥lo reciben un billete de ida a Guant√°namo y entonces averiguamos todo lo que saben‚ÄĚ, declar√≥ a la prensa el candidato Marco Rubio.

Shane T. Mccoy | DOD | US NAVY | AFP

Shane T. Mccoy | DOD | US NAVY | AFP

Adem√°s mantiene que ‚Äúlos soldados enemigos tienen que ser procesados por un tribunal de guerra‚ÄĚ, a√Īadiendo que ‚Äúning√ļn preso de Guant√°namo ser√° juzgado ante nuestros tribunales en suelo estadounidense‚ÄĚ.

En una encuesta realizada el pasado a√Īo, el 52% de los estadounidenses se declar√≥ contrarios al cierre de Guant√°namo y s√≥lo el 29% lo aprob√≥.

Cambios

Aunque haya rechazo pol√≠tico, Omar Shakir considera que Obama podr√≠a actuar sin tener el apoyo del Congreso, reduciendo el n√ļmero de prisioneros y acelerando el proceso de traslado. ‚ÄúEl presidente ya podr√≠a haber dado estos pasos hace a√Īos y tambi√©n lo puede hacer ahora‚ÄĚ, cree Shakir.

Pero a√ļn as√≠, internarlos en un nuevo centro no solucionar√≠a el problema b√°sico, asegurando que ‚Äúla verg√ľenza de Guant√°namo no es s√≥lo su situaci√≥n, sino un sistema de prisi√≥n ilimitada para el que ni siquiera se exige una acusaci√≥n‚ÄĚ, declara Shakir, concluyendo finalmente en que ‚Äúsi trasladan los prisioneros a Estados Unidos lo √ļnico que cambiar√° de Guant√°namo ser√° el c√≥digo postal‚ÄĚ, por ende, no habr√° un cambio real.

Tendencias Ahora