Nacional
Turismo en Bío Bío y Malleco: Preocupación por miedo de clientes tras ataques incendiarios
Publicado por: Constanza Reyes
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Aunque la provincia de Malleco se ha transformado en escenario frecuente de atentados incendiarios, la tranquila localidad de Capit√°n Pastene en la comuna de Lumaco, no hab√≠a sido alcanzada durante este a√Īo por este tipo de hechos.

Ubicada en la Cordillera de Nahuelbuta, se caracteriza por una actividad turística marcada por la gastronomía, donde se mezcla la cultura italiana con la mapuche.

Patricio Fulgeri, administrador del restaurante y caba√Īas L¬īEmiliano, explic√≥ que se ven afectados por los hechos de violencia en Malleco y Arauco, ya que comparten ruta hacia ambas provincias. Aunque dijo no puede cuantificar la disminuci√≥n de sus ventas, han sufrido la cancelaci√≥n de reservas a ra√≠z de este fen√≥meno.

En la provincia de B√≠o B√≠o la situaci√≥n no es distinta, ya que en lo que va del a√Īo se han registrado dos atentados incendiarios. El primero de ellos afect√≥ a maquinaria y el segundo a un inmueble. Este √ļltimo fue reivindicado por la coordinadora Arauco-Malleco, que hasta el momento no hab√≠a reconocido su presencia en la zona.

Lee también: Gobierno interpondrá querella por ataque incendiario en provincia del Bío Bío

Los hermosos parajes de la zona cordillerana de Santa Bárbara y Alto Bío Bío han permitido que las comunidades desarrollen negocios en el ámbito turístico, tanto en verano como en invierno. A la lucha permanente de la intervención del territorio por parte de las empresas de generación eléctrica, ahora se suma la violencia.

El microempresario Patricio Alegria, quien cuenta en la localidad de Ralco con caba√Īas y diferentes servicios asociados, durante esta temporada un 15% reservas se han visto afectadas, porque asegura la gente tiene miedo de acercarse a la zona.

Los afectados abogaron por una mayor preocupaci√≥n por parte de las autoridades para frenar este fen√≥meno, que de seguir, amenaza con generar mayores p√©rdidas a√ļn en el turismo.

Tendencias Ahora