Notas
Geólogos aseguran que Antártida puede ser rica en diamantes
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Geólogos australianos abrieron el martes la tentadora pero controvertida posibilidad de que la Antártida sea rica en diamantes.

En un art√≠culo cient√≠fico publicado en la revista Nature Communications, un equipo de cient√≠ficos report√≥ el hallazgo de kimberlita, una roca √≠gnea volc√°nica que suele contener diamantes, en las monta√Īas Pr√≠ncipe Carlos en la Ant√°rtida oriental.

Las muestras, tomadas en el Monte Meredith, no revelaron la existencia de diamantes y el estudio, que tenía como objetivo examinar la geología de la región y no las posibilidades mineras, no preveía cuantificar esta piedra preciosa.

Sin embargo, la investigación indicó que la huella del mineral es idéntica a otras halladas en otros lugares del mundo donde se han encontrado diamantes.

“Las muestras son t√≠picas en textura, mineralog√≠a y geoqu√≠mica a las kimberlitas del Grupo 1 de localidades m√°s cl√°sicas”, se√Īal√≥ el estudio dirigido por Greg Yaxley, de la Universidad Nacional Australiana en Canberra.

La kimberlita, una roca que rara vez se encuentra cerca de la superficie de la Tierra, se form√≥ seg√ļn se cree en las grandes profundidades del manto terrestre, donde las condiciones son adecuadas para que se creen los diamantes -√°tomos de carbono cristalizados en formas reticulares bajo extrema presi√≥n y temperatura-.

El estudio sugiri√≥ que la kimberlita fue empujada hacia la superficie hace unos 120 millones de a√Īos, cuando los actuales √Āfrica, la Pen√≠nsula Ar√°biga, Sudam√©rica, el subcontinente indio, Australia y la Ant√°rtida conformaban un supercontinente llamado Gondwana.

Afloramientos de kimberlita tachonaban el centro de Gondwana entonces.

Los continentes que la compon√≠an se separaron luego, lo que explica por qu√© se han encontrado diamantes en lugares tan diversos y distantes, desde Brasil hasta el sur de √Āfrica e India, seg√ļn esta teor√≠a.

Minería prohibida, por ahora

Expertos ajenos al estudio se dividieron en cuanto a si el descubrimiento podr√≠a desatar una fiebre de los diamantes que devastar√≠a el √ļltimo continente virgen del mundo.

Un tratado de protecci√≥n de la Ant√°rtida, firmado en 1961 y actualizado con un protocolo ambiental en 1991, proh√≠be expresamente en su art√≠culo 7 “cualquier actividad relacionada con los recursos minerales”.

Ese pacto de 1991 deber√° ser revisado en 2048, 50 a√Īos despu√©s de su entrada en vigor tras su ratificaci√≥n. El acuerdo ya fue ratificado por 35 naciones.

Robert Larter, geof√≠sico de la British Antarctic Survey (BAS), el operador nacional ant√°rtico del Reino Unido, dijo que “la asunci√≥n por defecto” es que el protocolo se mantendr√°.

“Cualquier cambio requerir√≠a un acuerdo de la mayor√≠a de las partes en una conferencia de revisi√≥n, incluyendo las tres cuartas partes de los Estados que eran Partes Consultivas del Tratado Ant√°rtico cuando se adopt√≥ el protocolo”, dijo en declaraciones a la organizaci√≥n sin fines de lucro Science Media Centre.

Teal Riley, un ge√≥logo del BAS, dijo que el descubrimiento de kimberlita “no es nada sorprendente”, dado que la geolog√≠a local en el este de la Ant√°rtida muestra cratones, reveladores de esta roca.

“Sin embargo, incluso entre las kimberlitas del Grupo 1, s√≥lo un 10% son econ√≥micamente viables, por lo que sigue siendo un gran paso extrapolar este √ļltimo hallazgo con alguna actividad de extracci√≥n de diamantes en la Ant√°rtida”, donde la extracci√≥n ser√≠a m√°s dif√≠cil y m√°s costosa.

Pero Kevin Hughes, del grupo internacional Comité Científico de Investigaciones Antárticas (SCAR), fue más cauto.

Dentro de m√°s de tres d√©cadas, “no sabemos qu√© opinar√°n las partes del tratado sobre la miner√≠a… o qu√© tecnolog√≠as podr√≠a haber que hagan econ√≥micamente viable la extracci√≥n de minerales de la Ant√°rtida”, dijo.

“Una cuesti√≥n adicional es que las naciones fuera del protocolo no est√°n obligadas a cumplir sus disposiciones, incluida la prohibici√≥n de actividades relacionadas con los recursos minerales”, se√Īal√≥.

La kimberlita toma su nombre de la ciudad de Kimberley, en Sud√°frica, que surgi√≥ a partir de la fiebre de los diamantes. En 1871, un cocinero encontr√≥ una enorme piedra en una granja, y en un a√Īo 50.000 buscadores de oro estaban all√≠, cavando febrilmente y viviendo en improvisadas tiendas de campa√Īa.

Tendencias Ahora