Notas
CCE realiza este jueves novena participaci√≥n del Ciclo ‚Äú10 Encuentros con Premios Nacionales‚ÄĚ
Publicado por: Cesar Acosta
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El noveno conversatorio de ‚Äú10 Encuentros con Premios Nacionales‚ÄĚ, que tendr√° lugar en el Centro Cultural de Espa√Īa el jueves 21 de noviembre,19:30 horas, estar√° dedicado al destacado acad√©mico de la Universidad de Chile y abogado de reconocida labor en materia de Derechos Humanos, Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales 2003, JOS√Č ZALAQUETT DAHER, quien conversar√° con otra destacad√≠sima figura de larga y meritoria trayectoria, ‚Äúelegida‚ÄĚ por Zalaquett para acompa√Īarle en este pen√ļltimo encuentro del ciclo: la periodista Patricia Politzer.

Para conmemorar su XX aniversario, el Centro Cultural de Espa√Īa ha estado desarrollando durante 2013 una programaci√≥n de excepci√≥n y especialmente significativa para celebrar cabalmente estas dos fruct√≠feras d√©cadas de marcada presencia en la vida cultural chilena.

De una nutrida agenda de actividades realizadas a lo largo del a√Īo en las √°reas de artes visuales, formaci√≥n, esc√©nicas, audiovisuales o musicales, as√≠ como en humanidades, destaca un interesante ciclo de di√°logos cercanos denominado ‚Äú10 Encuentros con Premios Nacionales‚ÄĚ. Un espacio mensual de reflexi√≥n cuyo objetivo es dar a conocer – desde todas las miradas posibles – y destacar la singular labor de preeminentes figuras nacionales cuya obra y legado han sido reconocidos con el m√°ximo galard√≥n otorgado a nivel nacional, y en el que el Centro Cultural de Espa√Īa ha tenido el privilegio de presentar en su sede de Providencia 927, a escritores, artistas, pensadores, etc., todos ellos ‚ÄúPremios Nacionales‚ÄĚ, cuyas historias han convergido en alg√ļn punto con la singladura del CCE en estos veinte a√Īos.

Una particularidad que quiz√° marque la diferencia entre √©ste y otros ‚Äúconversatorios‚ÄĚ, es que los propios invitados han elegido a quienes ser√≠an sus interlocutores, hecho que ha otorgado al di√°logo de estos encuentros un tono especialmente gratificante e √≠ntimo para el protagonista, porque conlleva un plus, una ventaja que es inherente a la familiaridad, a los lazos de amistad cultivada por a√Īos y, sobre todo, al especial conocimiento que posee aquel interlocutor sobre la trayectoria del homenajeado.

Es por ello que en este espacio, las conversaciones recorren no sólo las obras y trayectorias de aquellos admirados Premios Nacionales, sino que también se entrelazan con pensamientos e historias personales, develándose en definitiva otras coordenadas y aspectos, a veces ocultos, de lo humano y lo divino que encierra todo mediador, autor o creador.

El ciclo de Encuentros durante 2013

Protagonistas de estos exitosos encuentros han sido ilustres representantes del arte y la cultura nacional acompa√Īados de sus no menos c√©lebres interlocutores: la folclorista Margot Loyola, con quien se inaugur√≥ el ciclo coincidiendo con el mes dedicado a la Mujer, conversando con su c√≥nyuge, el investigador Osvaldo C√°diz; sigui√≥ el ‚Äúfil√≥sofo de lo cotidiano‚ÄĚ Humberto Giannini, Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales 1999, quien eligi√≥ conversar con su alumna y colega Eva Hamam√©; del mismo modo que el poeta Ra√ļl Zurita, Premio Nacional de Literatura del a√Īo 2000 dialog√≥ amenamente con su alumno, el escritor Vicente Undurraga. En el mes de julio, el destacado grabador, escultor, pintor y escen√≥grafo Guillermo N√ļ√Īez, Artes Visuales 2007, sosten√≠a una emotiva reflexi√≥n con su entra√Īable amigo, el gran escultor y acad√©mico Gaspar Galaz.

En agosto, el reconocido dramaturgo Juan Radrig√°n (Artes de la Representaci√≥n 2011) nos acercaba al mundo de las tablas mientras dialogaba con su colega, el tambi√©n c√©lebre autor y director Luis Barrales. El s√©ptimo encuentro estuvo protagonizado por el m√°s reciente Premio Nacional de Literatura (2012) el poeta, ensayista y cr√≠tico √ďscar Hahn, en un fascinante di√°logo con el comunicador Alfredo Lewin, en el que no estuvieron ausentes ni las letras ni la m√ļsica (pasiones de ambos); para seguidamente en el pasado mes de octubre, presentar al maestro y formador de generaciones de actores, Fernando Gonz√°lez, en un ameno encuentro con su antiguo alumno, el c√©lebre actor N√©stor Cantillana.

CCE: 20 a√Īos que han dejado huella

El 18 de marzo de 1993 se inaugur√≥ oficialmente el Centro Cultural de Espa√Īa en Santiago. Durante sus primeras semanas de vida, el p√ļblico pudo disfrutar de una exposici√≥n de F√©lix de la Concha, un ciclo de pel√≠culas de Pedro Almod√≥var, conciertos de m√ļsica cl√°sica de artistas chilenos y espa√Īoles, y mesas redondas de literatura y pensamiento. La prensa chilena de la √©poca destac√≥ las cualidades arquitect√≥nicas del nuevo edificio y la inversi√≥n realizada por el gobierno espa√Īol, mientras que los entonces representantes de la Embajada de Espa√Īa resaltaban que el nuevo Centro Cultural era el m√°s importante que Espa√Īa abr√≠a en Am√©rica Latina, y que su construcci√≥n se justificaba como un esencial complemento de las intensas relaciones que un√≠an a ambos pa√≠ses.

Hab√≠a mucho detr√°s de ese nuevo edificio en Providencia 927. Actos reales y simb√≥licos. Estaba el Instituto Chileno de Cultura Hisp√°nica, que funcion√≥ desde 1948, y estaba el Tratado de Cooperaci√≥n y Amistad entre Chile y Espa√Īa de 1990. Tambi√©n estaba la visita de SM el Rey D. Juan Carlos en 1992, quien entre otros actos, don√≥ una edici√≥n facs√≠mil de los dibujos preparatorios del Guernica a un nuevo centro cultural que tambi√©n se inauguraba por entonces, Balmaceda Arte Joven. Y tambi√©n estaba la muestra de miles de libros, ‚ÄúLetras de Espa√Īa‚ÄĚ, que fue clave para otro centro que a su vez iniciaba su andadura, la Corporaci√≥n Cultural de la Estaci√≥n Mapocho. Pero por encima de todo estaba la amistad antigua e inquebrantable entre dos pueblos, que ingresaban en la √ļltima d√©cada del siglo XX con una feliz y ansiada coincidencia: por fin ambos viv√≠an en democracia.

El CCE quiso ser desde el principio un espacio de encuentro entre dos sociedades amigas, y que reflejara todos los matices de esta intensa amistad. El recuerdo de miles de actividades y actos de todo tipo, m√°s una amplia red de amigos, son el mejor testimonio.

Tendencias Ahora