Notas
Arzobispo Ezzati pedirá al Vaticano que inicie investigación contra sacerdotes por abusos sexuales
Publicado por: Nelson Oteíza
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El Arzobispado de Santiago acredit√≥ la verosimilitud de las denuncias de abusos sexuales cometidos por los sacerdotes Cristi√°n Prech y Alfredo Soyza Pi√Īero, cuyos antecedentes fueron enviados al Vaticano. Adem√°s, en las pr√≥ximas semanas se abrir√°n juicios can√≥nicos por el mismo motivo contra otros tres religiosos, que ya fueron investigados por la Iglesia en Roma.

El Arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, deriv√≥ a la Congregaci√≥n para la Doctrina de la Fe las denuncias por abusos sexuales cometidos por los presb√≠teros Cristi√°n Precht Ba√Īados y Alfredo Soyza-Pi√Īeyro.

La autoridad eclesiástica explicó que tomó la decisión tras acreditar la verosimilitud de las acusaciones durante la investigación previa realizada por su arquidiócesis.

La indagaci√≥n contra Precht comenz√≥ en agosto del a√Īo pasado, producto de una denuncia por hechos ocurridos durante la d√©cada de los 80′ que afectaron al sic√≥logo Patricio Vela Montero, de quien el sacerdote era su gu√≠a espiritual.

Afectado por una severa depresi√≥n, el profesional se suicid√≥ a los 29 a√Īos de edad en 1991, mientras cursaba un doctorado en Estados Unidos. Presentada la acusaci√≥n, Precht fue suspendido de sus labores pastorales y del desempe√Īo como p√°rroco de la iglesia Santa Clara de La Cisterna.

Ezzati precis√≥ que la investigaci√≥n del jeusita Marcelo Gidi concluy√≥ en octubre del 2011 sin acreditar un ‚Äúdelito can√≥nico m√°s grave‚ÄĚ, es decir, abuso sexual cometido por un cl√©rigo contra un menor de edad.

Agregó que, sin embargo, mantuvo la suspensión de su trabajo pastoral a Precht, mientras se realizaba un proceso administrativo. El Arzobispo de Santiago explicó que el objetivo fue analizar otras denuncias recogidas durante la indagación previa, de modo de determinar si hubo faltas a los deberes sacerdotales.

En el caso de Alfredo Soiza-Py√Īeiro, la investigaci√≥n previa se abri√≥ en enero de este a√Īo y -seg√ļn Ezzati- al darle a conocer su resultado, el religioso present√≥ una solicitud escrita para renunciar al ministerio sacerdotal.

Ante la petición, la autoridad eclesiástica decidió restringirle el ejercicio de sus labores religiosas.

El Arzobispo de Santiago informó que, por no tener competencia en este tipo de situaciones, entregó los antecedentes a la Congregación para la Doctrina de la Fe, para que resuelva sobre la veracidad de los hechos.

Agreg√≥ que pedir√° que se derogue la prescripci√≥n establecida en la legislaci√≥n can√≥nica, pues ya transcurrieron 20 a√Īos desde que las eventuales v√≠ctimas cumplieron 18 a√Īos de edad.

Sin precisar un n√ļmero exacto, Ricardo Ezzati puntualiz√≥ que hay m√°s de una denuncia contra Precht y Soiza-Py√Īeiro.

El Arzobispo de Santiago dijo sentir profundo dolor ante la posibilidad cierta de que inocentes hayan sido da√Īados por Cristi√°n Precht y Alfredo Soisa-Py√Īeiro, en quienes hab√≠an depositado su plena confianza.

Sostuvo que parte de la verdad sobre ambas denuncias se acreditó en la investigación previa y el resto lo establecerá El Vaticano.

En entrevista con CNN Chile, Juan Carlos Cruz, una de las v√≠ctimas del sacerdote Fernando Karadima, reconoci√≥ haber tenido conocimiento sobre las denuncias contra Crist√°n Precht y Alfredo Soiza-Pi√Īeyro.

Se mostr√≥ particularmente afectado por el primero, quien -dijo- ‚Äúfue uno de mis mejores amigos‚ÄĚ. Agreg√≥ que ahora se explica porqu√© Precht se alej√≥ de √©l cuando comenzaron a conocerse las acusaciones contra Karadima.

ACUSADOS DESTACARON DURANTE LA DICTADURA DE AUGUSTO PINOCHET

Cristi√°n Precht Ba√Īados es una figura emblem√°tica de la lucha contra las violaciones a los derechos humanos cometidas por la dictadura. En 1974, el cardenal Ra√ļl Silva Henr√≠quez lo design√≥ secretario ejecutivo del Comit√© Pro Paz, que dos a√Īos m√°s tarde, bajo su direcci√≥n, se convirti√≥ en la Vicar√≠a de la Solidaridad.

En tanto, Alfredo Soiza-Pi√Īeyro cobr√≥ notoriedad p√ļblica en 1987, como mediador en el secuestro del entonces coronel de Ej√©rcito Carlos Carre√Īo, plagiado por el Frente Patri√≥tico Manuel Rodr√≠guez.

Tras extensas negociaciones, el religioso consiguió su liberación, previo reparto de alimentos, ropa y materiales de construcción en diferentes poblaciones de la capital.

Aparte de estos dos casos, Ricardo Ezzati reveló que en las próximas semanas convocará a tribunales eclesiásticos para que inicien juicio canónico, también por abusos sexuales, contra otros tres sacerdotes, cuyas identidades no reveló.

Explicó que sus antecedentes ya fueron estudiados por la Congregación para la Doctrina de la Fe, que le entregó la competencia para comenzar los procesos.

URL CORTA: http://rbb.cl/31mc
Tendencias Ahora