Notas
Inician cuenta regresiva para los Juegos Olímpicos a 100 días del inicio
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

A 100 d√≠as para que se encienda la llama ol√≠mpica en Londres, los organizadores de los Juegos prometieron “no decepcionar” e “inspirar a una generaci√≥n”, pero mientras las sedes deportivas parecen estar listas, persisten dudas sobre el transporte y la seguridad.

“Las expectativas son altas y no decepcionaremos”, prometi√≥ Sebastian Coe, presidente del comit√© organizador (LOCOG), en una ceremonia celebrada por la ma√Īana en el jard√≠n bot√°nico, Kew Gardens.

“Tenemos la obligaci√≥n de hacerlo bien por nuestros participantes”, agreg√≥ el doble campe√≥n ol√≠mpico de 1.500 metros.

La lluvia deslució ligeramente la ceremonia y especialmente la inauguración de los gigantescos anillos olímpicos formados por las flores de 20.000 plantas sembradas en el parque que deberían ver todos los pasajeros que aterricen en el aeropuerto de Heathrow.

Además de en Londres, el inicio de la cuenta atrás de los Juegos debía marcarse en otros países, de Nueva Zelanda a Estados Unidos, pasando por Turquía o Venezuela.

La jornada estuvo igualmente marcada por la presentaci√≥n del lema de los Juegos, “Inspire a generation” (Inspirar a una generaci√≥n)”, que seg√ļn los organizadores refleja las promesas de la candidatura de dejar un legado duradero para el pa√≠s y animar a los m√°s j√≥venes a hacer deporte.

En un comunicado publicado en esta simb√≥lica fecha, el presidente del Comit√© Ol√≠mpico Internacional (COI), Jaques Rogge, expres√≥ su convencimiento de que los Juegos de Londres “inspirar√°n a toda una generaci√≥n”.

“En todo el mundo, el entusiasmo crece y las esperanzas son elevadas pero tengo confianza en que el Reino Unido y Londres ofrecer√°n un gran acontecimiento deportivo y una c√°lida bienvenida tambi√©n”, agreg√≥.

Londres inaugurar√° sus terceros juegos de la era moderna el 27 de julio en una ceremonia dirigida por el cineasta Danny Boyle (“Slumdog Millionaire”), ante 80.000 espectadores y otros miles de millones a trav√©s de la televisi√≥n.

Después de que la reina Isabel II declare oficialmente abiertos los Juegos, entrarán en liza los 10.500 atletas de 205 países que competirán hasta el 12 de agosto.

La estrella más esperada, el jamaicano Usain Bolt, plusmarquista mundial de 100 y 200 metros (9.58 y 19.19 segundos, respectivamente) y ganador de tres oros en Pekín, aprovechó los 100 días para marcarse un nuevo objetivo: revalidar sus títulos olímpicos con nuevos récords.

“La gente quiere que corra en 9.4, en 19 segundos, cosas alucinantes. Por eso trabajo lo m√°s posible para ir tan r√°pido como sea posible”, declar√≥ a la BBC.

El estadio donde Bolt espera convertirse en “leyenda viviente”, y el resto de las instalaciones deportivas construidas en una antigua zona industrial del desheredado este de Londres est√°n terminados, y en su mayor√≠a han sido ya probados con √©xito en competiciones internacionales.

Pese al optimismo reinante entre los organizadores, dos aspectos que podr√≠an opacar los Juegos contin√ļan suscitando interrogantes, empezando por si la vetusta y ya de por s√≠ saturada red de transportes londinense podr√° hacer frente a todos los trayectos de la familia ol√≠mpica.

Cuarenta a√Īos despu√©s de la sangrienta toma de rehenes israel√≠es durante los Juegos de Munich, la otra gran preocupaci√≥n vuelve a ser la seguridad en una ciudad que ya sufri√≥ mort√≠feros atentados islamistas al d√≠a siguiente de la atribuci√≥n de la candidatura en julio de 2005.

Más de 40.000 policías militares, policías y guardias de seguridad respaldados por aviones de combate, dos buques de la marina y misiles aire-tierra, llevan meses preparándose para cualquier eventualidad.

El secretario de Estado para el Deporte, Hugh Robertson, indic√≥ que ten√≠a confianza en que los Juegos ser√°n “seguros”.

Para los británicos, otro motivo de inquietud en estos tiempos de austeridad es el alto coste de los Juegos, cuyo presupuesto total ronda los 9.300 millones de libras (14.800 millones de dólares, 11.200 millones de euros).

Seg√ļn un sondeo realizado por ComRes para la Radio 5 de la BBC, casi dos tercios de los encustados (64%) consideran que el contribuyente ha tenido que pagar demasiado. Sin embargo, un 55% estima tambi√©n que el acontecimiento tendr√° un impacto beneficioso para el Reino Unido.

En una reciente visita a Londres, Rogge estim√≥ que “ya se pueden ver resultados tangibles en la excepcional regeneraci√≥n del este de Londres”.

Tendencias Ahora