Notas
Gozo y polémicas en el segundo día de visita del Papa a Madrid
Publicado por: Alberto Gonzalez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Benedicto XVI recibió este viernes una cálida acogida en el monasterio del Escorial por parte de religiosas y profesores universitarios, antes de presidir por la tarde un Vía Crucis, uno de los puntos fuertes de una visita cuyo coste siguió causando polémica.

Quince tallas de madera de la Semana Santa espa√Īola, muchas de ellas del siglo XVII, flanquean el centro de Madrid para un V√≠a Crucis especial en pleno agosto que presidir√° el pont√≠fice en el segundo d√≠a de su visita para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

Mientras el Papa manten√≠a un multitudinario encuentro con unas 1.600 j√≥venes religiosas y profesores universitarios en el monasterio de San Lorenzo del Escorial, al norte de Madrid, cientos de peregrinos contemplaban por la ma√Īana los pasos de estilo barroco instalados en el paseo de Recoletos.

Algunos, como un grupo de ecuatorianos, se adelantaron al programa haciendo ya por la ma√Īana su propio camino de la cruz.

El acto –representaci√≥n de los √ļltimos momentos de la vida de Jesucristo antes de morir crucificado, representado habitualmente durante la Semana Santa– es uno de los m√°s importantes liderados por el Papa durante esta Jornada, que concluye el domingo.

En esta celebraci√≥n se mencionar√°n “las violaciones y abusos sexuales” “los cr√≠menes contra ni√Īos y adultos”, en un momento en que la jerarqu√≠a cat√≥lica est√° salpicada de esc√°ndalos de pedofilia, pero tambi√©n la situaci√≥n de los inmigrantes, “que reciben ofertas laborales indignas” y blanco de “actitudes racistas”.

Benedicto XVI, que por la ma√Īana fue recibido por los reyes de Espa√Īa en su residencia, el palacio de la Zarzuela, inici√≥ el jueves una visita a Madrid marcada por la llegada de cientos de miles de j√≥venes de todo el mundo para participar en esta Jornada, pero tambi√©n por las cr√≠ticas.

Mientras los organizadores defienden que el coste de las JMJ, de unos 50 millones de euros, lo han financiado en un 80% los propios peregrinos, que pagaron por inscribirse, y el resto, grandes empresas, los críticos denuncian que el Estado ha gastado más de 100 millones de euros en ellas.

La polic√≠a desaloj√≥ violentamente el jueves por segundo d√≠a consecutivo la c√©ntrica Puerta del Sol, donde se congregaron unos cientos de manifestantes contra la financiaci√≥n p√ļblica de las JMJ y el alto coste de la visita papal en momentos de crisis, tras una manifestaci√≥n el mi√©rcoles que sac√≥ a la calle a m√°s de 4.000 personas a favor del Estado laico.

Y un centenar de activistas homosexuales intent√≥ con escaso √©xito –s√≥lo dos lo lograron– recibir al Papa con una “besada” colectiva que fue abortada por la polic√≠a, mientras este viernes est√° programada otra manifestaci√≥n anti Papa.

La ciudad vive estos días escenas de enfrentamientos verbales entre jóvenes peregrinos católicos y personas contrarias a su presencia en Madrid.

La chilena Cintia Venegas, de 15 a√Īos, dice estar “un poco molesta” con las protestas: “Pagamos una gran suma para venir, nuestros padres hicieron un gran esfuerzo para que vini√©ramos”, aleg√≥, mientras confiesa su “emoci√≥n” por haber visto al Papa.

Por su parte, Benedicto XVI, que se entrevistar√° por la tarde con el presidente del gobierno espa√Īol, Jos√© Luis Rodr√≠guez Zapatero, tras almorzar con varios j√≥venes peregrinos y antes de presidir el V√≠a Crucis, no ignor√≥ la grave situaci√≥n econ√≥mica que vive Espa√Īa, con un desempleo de m√°s del 20% de la poblaci√≥n activa, ni la crisis financiera mundial.

Tras iniciar su viaje reclamando una econom√≠a centrada en el hombre y no en los beneficios econ√≥micos, hizo referencia a dos batallas del Vaticano frente al gobierno socialista espa√Īol: el aborto, tras la reforma de la ley en Espa√Īa, y la eutanasia, que el gobierno quiere regular.

Benedicto XVI arremeti√≥ contra “muchos que crey√©ndose dioses, piensan no tener necesidad de m√°s ra√≠ces ni cimientos que ellos mismos” y “querr√≠an decidir lo que es digno de vivir o puede ser sacrificado en aras de otras preferencias”.

Tendencias Ahora