Notas
Huelga en hospitales de Costa Rica cumple tres días con protesta callejera
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Miles de trabajadores en huelga del Seguro Social de Costa Rica marcharon este jueves para exigir al gobierno de Laura Chinchilla que pague una millonaria deuda a la institución, que enfrenta una crisis financiera insostenible, y les conceda algunos beneficios laborales.

Los manifestantes, en huelga indefinida desde el martes, recorrieron pacíficamente una de las principales avenidas de San José y gritaron consignas frente al ministerio de Hacienda y a la sede central de la Caja Costarricense del Seguro Social, hasta llegar al Congreso.

“Que se vaya, que se vaya”, corearon los manifestantes frente al ministerio, en alusi√≥n a su titular, Fernando Herrero, mientras eran vigilados de cerca por unos cuantos polic√≠as.

La huelga afecta los servicios de 29 hospitales y varias decenas de consultorios de todo el país, además de oficinas administrativas, pero el gobierno ha minimizado el nivel de acatamiento.

El Seguro Social, s√≠mbolo del Estado de bienestar y orgullo del pa√≠s durante siete d√©cadas, enfrenta una crisis financiera “insostenible”, seg√ļn admiti√≥ la semana pasada el gobierno, lo que provoc√≥ este mi√©rcoles la primera renuncia de un alto funcionario, Eduardo Doryan, jefe de la instituci√≥n en el gobierno de Oscar Arias (2006-2010).

La suerte de Doryan fue sellada por un informe de una comisi√≥n t√©cnica de la Organizaci√≥n Panamericana de la Salud, que destac√≥ que durante su gesti√≥n los gastos de la Caja se dispararon, entre otras razones, por el exorbitante incremento de la planilla, por reajustes salariales y contrataci√≥n de personal: 11.000 nuevos empleados en cuatro a√Īos.

Doryan era presidente de la empresa p√ļblica de electricidad y telecomunicaciones, cargo al que renunci√≥ para defenderse de los cuestionamientos a su gesti√≥n en el Seguro Social.

En la marcha, el ex diputado izquierdista Jos√© Merino inst√≥ a los huelguistas a mantenerse firmes en su defensa de la Caja, que maneja la salud p√ļblica y los fondos de jubilaciones.

“Esta es una lucha en defensa de la seguridad social y de la arquitectura de un Estado Social que ha sido destruido por las mafias neoliberales que han gobernado y pretenden negociar con la medicina privada”, afirm√≥ Merino, del minoritario Frente Amplio.

Delante del edificio de la Caja, los manifestantes pidieron la salida de Ileana Balmaceda, presidenta de la institución, quien ha dicho que el apoyo a la huelga es mínimo.

La dirigente sindical Marta Rodríguez dijo a la AFP que la marcha pretendió enviar un mensaje al gobierno de que la protesta es masiva.

“Los trabajadores de la Caja vamos a defender esta instituci√≥n. Estamos muy satisfechos con el apoyo y exigimos que el Estado pague la millonaria deuda”, subray√≥ Rodr√≠guez, quien estim√≥ en unos 6.000 a los participantes en la marcha.

La Caja tiene 48.000 funcionarios, que reclaman también que el subsidio por licencias de salud les cubra todo el salario, y no una parte.

Rafael Le√≥n, del sindicato de enfermeros, dijo que la defensa de la Caja es prioritaria porque “es el √ļltimo gramo de oro que le queda a este pa√≠s”, donde han sido privatizados servicios de telecomunicaciones y seguros, que eran monopolio del Estado.

Tendencias Ahora