Notas
Agencia France Presse califica rescate de los 33 mineros como la mejor historia de 2010
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Agencia France Presse (AFP) hoy public√≥ una nota donde califica el rescate de los 33 mineros, que estuvieron atrapados m√°s de 2 meses en el yacimiento San Jos√© en el norte de nuestro pa√≠s, como la “mejor historia de 2010″.

www.fotopresidencia.cl

www.fotopresidencia.cl

Este es el relato publicado por el ente de noticias:

Sesenta y nueve días después de haber quedado sepultados en una mina en el norte de Chile, 33 mineros fueron rescatados en una impecable operación que coronó una de las mejores historias de 2010. A más de dos meses de su liberación, casi la mitad de ellos están listos para retomar su vida laboral.

El jueves 5 de agosto, cuando se disponían a almorzar, ocurrió el derrumbe que los sepultó a 700 metros de profundidad en la antigua mina San José, en el desierto de Atacama.

Se iniciaba así una de las mejores historias de 2010, que hizo transitar a Chile por emociones extremas, pasando por la angustia los primeros 17 días en que no se tuvo contacto con ellos hasta la máxima emoción cuando se concretó su rescate el 13 de octubre.

El 2010 estuvo marcado por la tragedia en Chile, comenzando con un devastador terremoto y posterior maremoto, que dejaron m√°s de 500 muertos, y finalizando con la muerte de 81 presos en el incendio de una c√°rcel de Santiago. Por este motivo el rescate de los mineros fue la nota esperanzadora del a√Īo.

Tras el derrumbe, los mineros fueron a un refugio de seguridad, donde s√≥lo encontraron algunas latas de at√ļn y algo de leche. Sin salida alternativa, casi en penumbras, con un sofocante calor y escaso alimento, la muerte comenz√≥ a rondarles.

“Primero sentimos el sonido cuando cay√≥ la roca, despu√©s vino como un viento y se levant√≥ mucho polvo. Pens√© que no √≠bamos a salir m√°s”, relat√≥ Jimmy S√°nchez, de 19 a√Īos, el m√°s joven de grupo, a la √ļltima edici√≥n del semanario The Clinic.

“Ver los vasos con medio vaso de at√ļn es para volverse loco. Quedamos muy mal de √°nimo. El encierro te desespera”, agreg√≥.

En las afueras de la mina sus familiares se reunían, preguntándose si habían salvado ilesos y si contaban con aire, luz o comida, en la precariedad del desierto chileno.

Enterado del accidente, el presidente Sebasti√°n Pi√Īera cancel√≥ una visita a Colombia y volvi√≥ a Chile. Antes envi√≥ a la mina a su por entonces desconocido ministro de Miner√≠a, Laurence Golborne.

Un nuevo derrumbe dos días después hizo fracasar el intento de un rescate directo, obligando a delinear un nuevo plan: comenzar con orificios de 12 cm de diámetro, asumiendo que la liberación no tardaría días ni semanas, sino meses.

La idea era alimentarlos por esa peque√Īa v√≠a mientras se excavaba un orificio lo suficientemente ancho para extraerlos. Hubo varios intentos fallidos hasta que despu√©s de 17 d√≠as, cuando arreciaba ya la desesperanza, se logr√≥ ubicarlos. Por el peque√Īo orificio, los mineros atrapados hicieron llegar un mensaje: “Estamos bien en el refugio los 33″.

La historia cobr√≥ entonces ribetes √©picos. Al fondo de una mina, 33 hombres sobreviv√≠an en un ambiente l√ļgubre, con calor y humedad, mientras afuera sus familias se instalaban, primero con unas pocas carpas, luego creando un peque√Īo pueblo bautizado ‘Campamento Esperanza’, al que llegaron cientos de periodistas.

Sesenta y nueve d√≠as despu√©s se gest√≥ la in√©dita operaci√≥n de rescate, que culmin√≥ al cabo de 22 horas, cuando uno a uno los mineros emergieron en una peque√Īa jaula de metal conocida como ‘c√°psula F√©nix’.

Millones de personas siguieron por TV la transmisión del rescate, que se convirtió en un fenómeno mediático comparado con la cobertura de la final de la copa del Mundo de Sudáfrica.

Los mineros y sus familias -convertidos en celebridades- quedaron bajo terapia médica para recuperarse, sobre todo en el aspecto sicológico.

Esta semana, 14 de ellos fueron dados de alta, confirmó el sicólogo a cargo del grupo, Alberto Iturra, a la AFP.

“Ahora tienen que volver a la realidad s√≠ o s√≠”, se√Īal√≥ Iturra, sin detallar por qu√© el resto continuaba en terapia.

Mientras se recuperaban todos estaban bajo licencia m√©dica, la cual les permiti√≥ recibir sus salarios. Por eso ahora muchos piensan qu√© hacer con sus vidas, mientras otros dictan charlas, como Mario Sep√ļlveda, Omar Reygadas o Ra√ļl Bustos.

Algunos prefirieron alejarse de la exposici√≥n p√ļblica y la mayor√≠a no concede entrevistas sin previo pago.

“Ellos lo est√°n pasando bien y se han desempe√Īado extraordinariamente bien” en sus actividades p√ļblicas, agreg√≥ el sic√≥logo.

No todo sin embargo ha sido felicidad: a los pocos d√≠as del rescate algunos sufrieron cuadros de angustia y otros que ten√≠an problemas con el alcohol se excedieron, cuesti√≥n que a√ļn no pueden controlar.

“A los que les gustan el trago siguen tomando lo mismo de antes. Han tenido sus disputas y sus cambios de opini√≥n, pero no m√°s que otros grupos. Hay algunos que est√°n incluso celosos por la fama de otros”, agreg√≥.

Tendencias Ahora