Notas
Preocupación por auge de xenofobia en Rusia de cara al mundial de 2018
Publicado por: Christian Leal
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los miles de aficionados al f√ļtbol que se manifestaron con violencia frente al Kremlin, el s√°bado, gritando “Rusia para los rusos”, mostr√≥ el rostro de un pa√≠s xen√≥fobo, alejado de la imagen de modernidad que quieren dar las autoridades de cara al Mundial de 2018.

Kremlin | Panoramas (CC)

Kremlin | Panoramas (CC)

Los hechos del s√°bado son “pogromos”, seg√ļn declar√≥ este lunes el presidente ruso, Dmitri Medvedev. “Los actos que buscan animar el odio racial, nacional o religioso son especialmente peligrosos” y “amenazan la estabilidad del Estado”, agreg√≥.

Las afirmaciones del jefe de Estado se producen en un momento en que la prensa del país constata la existencia de una xenofobia creciente en los rusos.

“Nazismo bajo los muros del Kremlin”, titul√≥ el diario opositor Novye Izvestia, mientras que el peri√≥dico econ√≥mico Vedomosti daba cuenta de que las autoridades pagaban el precio de la inacci√≥n.

“La subcultura de los hinchas (de f√ļtbol) es xen√≥foba por naturaleza. Y hay que abordar seriamente ese problema, pero ni las autoridades del f√ļtbol ni la fuerzas del orden quieren hacerlo”, abund√≥ el peri√≥dico Vedomosti.

Mientras que la polic√≠a despliega habitualmente centenares de agentes antes de cada manifestaci√≥n de la oposici√≥n, el s√°bado s√≥lo puso un servicio de seguridad m√≠nimo para hacer frente a los miles de hinchas radicales y militantes de extrema derecha que convergieron en el centro de Mosc√ļ.

√Čstos atacaron a los polic√≠as y agredieron a los viandantes con “apariencia eslava”, seg√ļn la expresi√≥n local, en unos enfrentamientos que causaron unos cuarenta heridos.

La manifestaci√≥n pretend√≠a, en principio, rendir homenaje a Igor Sviridov, hincha ruso del Spartak Mosc√ļ, asesinado a principios de mes en un enfrentamiento de aficionados radicales del club moscovita con j√≥venes originarios del C√°ucaso, regi√≥n de mayor√≠a musulmana del Sur de Rusia.

Un d√≠a despu√©s de la misma, un kirgu√≠s, natural de una rep√ļblica sovi√©tica de Asia Central, muri√≥ a manos de una quincena de j√≥venes que lo apalearon antes de apu√Īalarlo mortalmente.

El s√°bado, pese a los saludos nazis y los c√°nticos racistas de la multitud congregada en la manifestaci√≥n, el ministro del Interior, Rachid Nourgaliev, acus√≥ a “las juventudes radicales de extrema izquierda”, cuyos miembros, seg√ļn √©l, estaban infiltrados en la congregaci√≥n para generar la violencia.

La extrema izquierda se percibe generalmente en Rusia como parte de la oposición al poder, mientras que los partidos nacionalistas apoyan al Kremlin.

En este contexto, nuevas manifestaciones se están preparando, y los medios de comunicación anuncian que la extrema derecha por un lado y caucásicos por otro prevén organizar movilizaciones el miércoles.

Adem√°s, las tesis racistas no dejan de ganar adeptos en la Rusia post-sovi√©tica, en un conflicto con el C√°ucaso desde hace m√°s de diez a√Īos.

De este modo, la divisa sovi√©tica “la amistad entre los pueblos” se ha cambiado por la de “Rusia para los rusos”, una idea que apoya el 54% de los ciudadanos del pa√≠s que preside Medvedev, seg√ļn un sondeo publicado en noviembre de 2009 del instituto independiente Levada.

“Los sentimientos xen√≥fobos est√°n en pleno crecimiento y la actividades de los radicales tambi√©n”, constat√≥ Alexandre Verkhovski, director de SOVA, una ONG especializada en el estudio del racismo.

Esta tendencia pone de relieve la cuestión de la acogida que tendrán los aficionados extranjeros en el Mundial de 2018, cuya organización acaba de atribuirse a Rusia, país que también tiene una relación conflictiva con los inmigrantes, necesarios para un Estado que vive una grave crisis demográfica.

“No necesitamos habladur√≠as del tipo ‘Rusia necesita o no necesita inmigrantes. ¬°Los necesitamos como el aire!”, se√Īal√≥ recientemente el director del Servicio Federal de Migraciones (FMS), Konstantin Romodanovski.

Tendencias Ahora