Notas
Madagascar: el ejército pone fin a un intento de motín contra el gobierno
Publicado por: Alberto Gonzalez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El ej√©rcito de Madagascar puso fin el s√°bado “sin derrame de sangre” a un mot√≠n de cuatro d√≠as de un grupo de militares que aspiraba a derrocar el r√©gimen de Andry Rajoelina.

Cerca de 400 militares asaltaron el s√°bado por la tarde un cuartel a unos 15 kil√≥metros de Antananarivo, la capital, donde estaban unos veinte militares que el mi√©rcoles afirmaron haber “suspendido todas las instituciones” del pa√≠s.

La operación duró aproximadamente una hora y se acabó hacia las 17H00 locales (14H00 GMT), constató la AFP.

Equipados con kalashnikov, algunos de ellos encapuchados, los soldados tomaron posición a la entrada del campo de Bani (base aeronaval de Ivato), donde entraron sin dificultad.

Después de algunos intercambios de disparos, unos diez todoterrenos con cristales oscuros se fueron a toda velocidad del lugar. Los militares, ya menos tensos, fueron dejando sus posiciones y subiendo a los camiones para irse, entre los aplausos de la multitud.

“La operaci√≥n termin√≥, (los amotinados) se rindieron”, declar√≥ el presidente de la Comisi√≥n de Seguridad y Defensa del Consejo Superior de la Transici√≥n (Senado), Alain Ramaroson, cercano al hombre fuerte del pa√≠s, Andry Rajoelina.

En declaraciones a la AFP, Ramaroson precis√≥ que no hubo “derrame de sangre”.

La intervenci√≥n se desarroll√≥ “bastante f√°cilmente, ya que el campo no estaba en las manos” del grupo insurgente, que se hab√≠a “encerrado en el domicilio” de su jefe, el general Noel Rakotonandrasana.

“Tomamos las medidas que se impon√≠an, sus condiciones eran inaceptables, quer√≠an la destituci√≥n de la Transici√≥n”, argument√≥ Ramaroson.

Al frente de unos 20 oficiales, el general Rakotonandrasana, un ex ministro de las Fuerzas Armadas y general sin destino, hab√≠a afirmado el mi√©rcoles haber “suspendido todas las instituciones”.

Estas sorprendentes declaraciones, hechas a algunos periodistas convocados rápidamente en Bani, quedaron en papel mojado, sin el apoyo del ejército. En Antananarivo y en el resto de la isla no hubo repercusiones.

Durante cuatro d√≠as, y hasta la intervenci√≥n del s√°bado, la situaci√≥n fue totalmente normal alrededor de estos insurgentes, que multiplicaron a trav√©s de la prensa sus promesas de “tomar la presidencia”.

El mismo s√°bado por la ma√Īana, el general Noel Rakotonandrasana reafirmaba su determinaci√≥n de llegar “hasta el final”, pese al fracaso visible de la acci√≥n.

El mot√≠n fue lanzado el mismo d√≠a del refer√©ndum constitucional organizado por las autoridades y boicoteado por una parte de la oposici√≥n. Era la primera cita con las urnas desde la expulsi√≥n en marzo de 2009 del presidente electo Marc Ravalomanana y la toma de poder de Rajoelina, de 36 a√Īos.

Madagascar se encuentra en una grave crisis política desde finales de 2008 y el principio del movimiento contestatario popular instigado por el ex alcalde de Antananarivo Andry Rajoelina, que acabó con la expulsión de Ravalomanana, hoy exiliado en Sudáfrica.

Tendencias Ahora