Notas
M√°s de medio mill√≥n de personas celebrar√°n en Uruguay la “Noche de la Nostalgia”
Publicado por: Solange Garrido
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

M√°s de medio mill√≥n de personas de todas las edades celebrar√° ma√Īana la fiesta m√°s popular de Uruguay, en la cual la consigna es bailar hasta el amanecer al comp√°s de “old hits” para celebrar la “Noche de la Nostalgia”.

El 24 de agosto por la noche el país entero se transforma en una gran pista de baile, con hoteles colmados y fiestas en todas las ciudades.

Los centros comerciales ofrecen vestimenta, pelucas y gafas “retro”, las tiendas proponen lencer√≠a er√≥tica y algunos clubes organizan actividades nocturnas para los m√°s peque√Īos con el objetivo de que sus padres puedan salir a divertirse. Quienes prefieren no salir arman su propio baile en casa con amigos.

El origen de la popular fiesta se remonta a 1978, cuando al entonces dj Pablo Lecueder, que ten√≠a un programa radial de m√ļsica de los a√Īos 60 y 70 bautizado “Old hits”, se le ocurri√≥ organizar una fiesta en la que s√≥lo se pasar√≠a ese tipo de m√ļsica.

El d√≠a elegido fue el 24 porque es la v√≠spera del feriado nacional por el D√≠a de la Independencia y se la bautiz√≥ “la Noche de la Nostalgia”.

La idea fue exitosa y empez√≥ a hacerse todos los a√Īos, mientras otros locales bailables se sumaban al movimiento nost√°lgico.

“Paso a paso a trav√©s de los a√Īos fue creciendo, la gente la fue adoptando hasta que hoy es el d√≠a que sale m√°s gente en todo Uruguay y es un movimiento que atrae turistas”, cont√≥ a la AFP Lecueder, quien afirma que no se siente el “creador” de la fiesta sino su “descubridor”.

La Noche de la Nostalgia moviliza a 600.000 personas, seg√ļn la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev), una cifra nada despreciable en un pa√≠s con 3,4 millones de habitantes y que tiene junto con Cuba una de las poblaciones m√°s envejecidas de Am√©rica Latina.

La celebración fue institucionalizada por ley en 2004 y desde entonces el gobierno la incluye en sus promociones turísticas fuera de fronteras.

Visto en perspectiva, Lecueder admite que tal vez el nombre “nostalgia” no fue tan bien elegido por la tristeza melanc√≥lica que encierra la palabra, pero reconoce que s√≠ funcion√≥ desde el punto de vista del marketing.

Y quienes reniegan de los viejos √©xitos musicales tampoco se quedan afuera de la celebraci√≥n, que cuenta incluso con fiestas “anti-nostalgia”.

“Re√≠te de la nostalgia”, por ejemplo, se ha popularizado entre los m√°s j√≥venes con una propuesta que defiende la cultura pop y convoca a un concurso de disfraces para bailar al comp√°s de una selecci√≥n musical bizarra.

Tendencias Ahora