Notas
Polémica en Italia por reforma de la justicia para salvar a Berlusconi
Publicado por: Felipe Delgado
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una nueva reforma de la justicia, que podría permitirle a Silvio Berlusconi eludir sus problemas judiciales, provocó esta semana gran controversia entre los magistrados y fuertes tensiones en su propia mayoría, en especial con su incómodo aliado Gianfranco Fini.

Los dirigentes m√°s cercanos al primer ministro presentaron el 12 de noviembre al Parlamento un proyecto de ley para cumplir las recomendaciones europeas de reducir a 6 a√Īos el tiempo m√°ximo de duraci√≥n de un juicio, entre las mayores cr√≠ticas que la Uni√≥n Europea suele hacer a Italia.

Pero el proyecto ha sido duramente criticado tanto por políticos de todas las corrientes como por una mayoría apreciable de magistrados.

Incluso el moderado presidente del grupo Fiat, Luca Cordero di Montezemolo, fundador del centro de estudios pol√≠ticos Italia Futura, critic√≥ la reforma, presentada, seg√ļn dijo, para “satisfacer a una persona”.

Numerosos magistrados advirtieron que si se aprueba la reforma se corre el riesgo de anular importantes procesos como el que se adelanta contra los responsables de la quiebra de Parmalat o a la firma Eternit por las víctimas del amianto.

El ministro de la Justicia, Angelino Alfano, intentó defender el proyecto el pasado jueves asegurando que sólo 94.000 procesos serían anulados, lo que correspondería al 1% del total.

“Entonces se trata de una ley innecesaria y s√≥lo cobija a unas pocas personas, es m√°s, a una sola, Silvio Berlusconi”, coment√≥ el juez anticorrupci√≥n Antonio Di Pietro, l√≠der del partido de oposici√≥n Italia de los Valores.

En efecto, si la reforma pasa, Berlusconi evitaría el temido veredicto de los jueces milaneses por fraude fiscal y sobre todo por corrupción de un testigo en un juicio clave para su imperio mediático.

Una petici√≥n contra la reforma por “destruir la justicia” fue lanzada por el autor del libro Gomorra, el periodista y escritor Roberto Saviano, la cual recibi√≥ en una semana 300.000 firmas de adhesi√≥n.

“Es como si la Organizaci√≥n Mundial de la Salud decidiera para desatascar los hospitales que la tuberculosis debe ser curada en dos a√Īos y en caso contrario el paciente debe ser eliminado”, ironiz√≥ Vittorio Grevi, profesor de derecho de la Universidad Pav√≠a (norte), quien considera que algunos procesos son tan complejos que se necesitan m√°s de 6 a√Īos.

El llamado “proceso breve”, como lo tild√≥ la prensa, es el fruto de un compromiso entre Berlusconi y el presidente de la C√°mara de Diputados, Fini, considerado hasta hace poco su “delf√≠n”.

Seg√ļn numerosos editorialistas, Berlusconi est√° obsesionado por evitar una condena que podr√≠a obligarlo, inclusivamente por orden judicial, a renunciar al cargo y lo cubrir√≠a de desprestigio a nivel internacional.

Ante la resistencia de Fini a aprobar la reforma, el “fiel” amigo de Berlusconi y actual presidente del Senado, Renato Schifani, amenaz√≥ con anticipar las elecciones.

Aunque el mi√©rcoles, el mismo Berlusconi desminti√≥ un adelanto de los comicios y garantiz√≥ que goza de “una mayor√≠a s√≥lida y del apoyo del 60% de los italianos en los sondeos” para cumplir su mandato hasta su t√©rmino en el 2013.

Queda, sin embargo, el pulso entre Berlusconi y Fini.

“Berlusconi se siente propietario de su partido y el partido lo tiene que defender siempre y para Fini es lo contrario, el partido est√° por encima del jefe y los asuntos privados no deben interferir en el partido”, explic√≥ a la AFP Luciano Violante, ex magistrado y ex diputado del Partido Democr√°tico (izquierda)

Tendencias Ahora