Notas
Declaran fracasado el acuerdo para restituir a Zelaya en Honduras, culpan a gobierno de Micheletti
Publicado por: Gerson Guzm√°n
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El equipo del depuesto presidente Manuel Zelaya asegur√≥ la madrugada de hoy que “fracas√≥ el acuerdo” que buscaba una soluci√≥n pac√≠fica a la crisis de Honduras, y culp√≥ al gobierno de facto de Roberto Micheletti.

“Fracas√≥ el acuerdo por culpa de Micheletti (…) vencido el plazo y (por) no convocar al Congreso Nacional” para la restituci√≥n de Zelaya, afirm√≥ Jorge Arturo Reina, miembro de la Comisi√≥n de Verificaci√≥n en representaci√≥n del despuesto presidente, en el hotel donde se reun√≠an los dem√°s miembros de la Comisi√≥n.

La gota que rebas√≥ el vaso de los ‘zelayistas’ fue que Micheletti anunci√≥ la integraci√≥n de un gabinete que calific√≥ como de “unidad y reconciliaci√≥n” a pesar de no contar con miembros nombrados por el mandatario depuesto.

Minutos despu√©s de la comparecencia de Reina, Zelaya sentenci√≥ a trav√©s de la radio Globo: “Pr√°cticamente hemos decidido no continuar con este teatro del se√Īor Micheletti”.

“La comunidad internacional tendr√° que ver cu√°les son las medidas” que siguen tras el fracaso del acuerdo, a√Īadi√≥ el mandatario depuesto, que se encuentra refugiado en la embajada de Brasil desde el 21 de septiembre.

Poco antes, Micheletti hab√≠a presentado su gobierno de “unidad y reconciliaci√≥n” que no incluye a ministros de Zelaya, aunque el presidente de facto dej√≥ abierta esta posibilidad.

“Hemos finalizado la conformaci√≥n del gabinete de unidad y reconciliaci√≥n dentro del l√≠mite establecido dentro del cronograma del Acuerdo Tegucigalpa/San Jos√©” el 5 de noviembre, precis√≥ Micheletti.

El Acuerdo Tegucigalpa/San José Diálogo de Guaymuras contemplaba la formación de un gobierno de unión y reconciliación nacional a más tardar el jueves y deja en manos del Congreso Nacional la restitución de Zelaya en la presidencia, de donde fue expulsado el 28 de junio por un golpe de Estado.

Seg√ļn el acuerdo, el Congreso debe decidir sobre la restituci√≥n de Zelaya, pero no tiene plazo para hacerlo.

Pero Zelaya se neg√≥ a presentar candidatos para ocupar carteras ministeriales, como se lo pidi√≥ Micheletti, si antes no era reintegrado en el cargo “revirtiendo el golpe de Estado”.

Seg√ļn el presidente de facto, el gabinete de “unidad y reconciliaci√≥n” refleja “el amplio espectro ideol√≥gico y pol√≠tico de nuestro pa√≠s, cumpliendo estrictamente con la letra del acuerdo”.

“A pesar de que el se√Īor Zelaya no envi√≥ a los miembros de la Comisi√≥n de Verificaci√≥n los nombres de los ciudadanos y ciudadanos que pudieran integrar nosotros mantenemos abierta la buena voluntad (y) la oportunidad para que otros hondure√Īos tambi√©n puedan integrar el gobierno de conciliaci√≥n nacional”, dijo.

Por su parte, Zelaya exige que el Congreso se limite a derogar cuanto antes un decreto del 28 de junio que lo depuso y colocó en su lugar a Roberto Micheletti.

Seg√ļn Ricardo Lagos – ahora integrante de la Comisi√≥n de Verificaci√≥n- Micheletti ofreci√≥ renunciar al cargo una vez instalado el gobierno de unidad nacional.

En medio de tanta incertidumbre, Venezuela y otros aliados de Zelaya, como Brasil, Ecuador, Bolivia y Nicaragua han empezado a presionar a la Organización de Estados Americanos (OEA) para que no se reconozcan las elecciones del 29 de noviembre en caso de que el presidente depuesto no sea restituido antes.

Sin embargo, seg√ļn el senador republicano Jim DeMint, Estados Unidos s√≠ reconocer√° el resultado de las elecciones hondure√Īas aunque Zelaya no haya sido restituido, o si ello ocurre despu√©s de los comicios. Algo que todav√≠a no han afirmado o desmentido desde la Secretar√≠a de Estado.

Tendencias Ahora