Sociedad
Domingo 12 agosto de 2018 | Publicado a las 13:11
La Bestia de Omaha: así murió el soldado que mató a 2 mil hombres en la 2da guerra mundial
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El 6 de Junio de 1944 se daba inicio a uno de los desembarcos armados más colosales y sangrientos de la historia contemporánea. Las bellas playas de Normandía (Francia) daban lugar a un enfrentamiento armado clave en la Segunda Guerra Mundial.

Por un lado, fuerzas aliadas compuestas por británicos, estadounidenses, canadienses y australianos intentaban adentrarse en la playa y abrir nuevamente el frente en Europa. Por otro lado, el Ejército Alemán intentaba contener estas hordas y contrarrestar el fuego enemigo.

Entre ese grupo, apostado en el sector Easy Red, estaba un joven alem√°n de apenas 20 a√Īos. Se llamaba Heinrich Severloh, un hombre que la historia recordar√≠a como uno de los soldados m√°s letales de la Segunda Guerra.

A las 5 de la madrugada comenzó el desembarco de la primera oleada de soldados estadounidenses, conjuntamente Severloh empezó a disparar su ametralladora MG 42 desde una ladera ubicada frente a la playa, no paró de percutar disparos hasta las 14:00 horas de ese día.

Playa de Omaha | Media Drum World
Playa de Omaha | Media Drum World

En un documental emitido por History Channel, se estima que este joven percut√≥ cerca de 12 mil cartuchos durante 9 horas de lucha. Solamente en ese d√≠a, mat√≥ a cerca de dos mil soldados americanos (seg√ļn datos estadounidenses).

Fue as√≠ como se gan√≥ el apodo de “La Bestia de Omaha Beach”, cuyo t√©rmino est√° relacionado al nombre en clave que ten√≠an los estadounidenses a ese sector de la playa (Omaha), el cual fue el m√°s dif√≠cil de derribar por la ofensiva aliada.

Sus comienzos

Un reportaje de diario El Mundo de Espa√Īa llamado Seis almas en la playa de Omaha, analiz√≥ la vida e historia de seis soldados que esa ma√Īana se enfrentaron en Francia. Uno de ellos es Severloh.

Este hombre nació un 23 de junio de 1923 en la localidad alemana de Metzingen (actualmente Eldingen) y tuvo una infancia y adolescencia bastante normal para la época, ya que no solía inmiscuirse en temas de adultos y expresar opiniones políticas.

Heinrich Severloh
Heinrich Severloh

No obstante, su vida cambi√≥ en julio de 1942, cuando en pleno desarrollo de la Segunda Guerra Mundial decidi√≥ realizar el servicio militar en Alemania, cuando solamente ten√≠a 19 a√Īos de edad.

Sin mayor entrenamiento fue asignado a la 19¬™ Divisi√≥n de Artiller√≠a Ligera, en su pa√≠s natal, pero el 9 de agosto de ese a√Īo fue enviado a Francia, a servir en la 3¬™ Bater√≠a del 321¬ļ Regimiento de Artiller√≠a. Durante este servicio, fue entrenado como mensajero motorizado.

A fines de ese a√Īo, fue transferido por sus superiores al frente del Este (Uni√≥n Sovi√©tica), siendo asignado a la retaguardia y conduciendo un veh√≠culo que era tirado por caballos. En ese tiempo, todav√≠a no conoc√≠a lo que era un enfrentamiento armado.

En un reportaje del periodico alem√°n llamado Neue Osnabr√ľcker Zeitung (Nuevo diario de Osnabr√ľck), se determin√≥ que en el a√Īo 1943 recibi√≥ un severo castigo por expresar opiniones cr√≠ticas a sus superiores y el r√©gimen alem√°n.

Zona de la playa Omaha donde Severloh habría disparado por 9 horas
Zona de la playa Omaha donde Severloh habría disparado por 9 horas

En ese entonces, los castigos f√≠sicos fueron tan severos que tuvo que ser internado en un hospital militar hasta junio de 1943. Ese a√Īo, en octubre, inici√≥ un entrenamiento para formarse como oficial subalterno en Braunschweig, pero debi√≥ dejar la instrucci√≥n debido a que su unidad hab√≠a sufrido severas bajas en el frente sovi√©tico.

Su nueva estación fue Francia, esta vez destinado a la 352ª División de Infantería, la cual fue dispuesta en junio de 1944 en la zona de Normandía (norte de ese país), allí viviría su primera gran batalla.

¬ŅQu√© pensaba en ese momento Heinrich?

Este soldado mantuvo en anonimato sus acciones hasta avanzada edad (80), fue en una entrevista con el canal de televisi√≥n franc√©s INA, cuando el entrevistador le pregunt√≥, sin mayor eufemismo, si √©l era la denominada “Bestia de Omaha”.

“√Čramos treinta hombres (en la sector alem√°n), cada uno con un √ļnico pensamiento: ‘¬Ņsaldr√≠amos vivos de all√≠?’ Yo no quer√≠a estar en esta guerra. Yo no quer√≠a estar en Francia. Yo no quer√≠a disparar una ametralladora contra j√≥venes de mi edad. Pero all√≠ est√°bamos, deb√≠a servir en una guerra que ya se hab√≠a perdido y obedecer las √≥rdenes de mi teniente”, record√≥.

Severloh en sus √ļltimos a√Īos | History Channel
Severloh en sus √ļltimos a√Īos | History Channel

En su casa, el veterano de guerra indicó que siempre supo que sus acciones eran reprochables, pero sabía que debía cumplir el mandato de su teniente Bernhard Ferking, por quien sentía admiración y respeto.

“No hubo gloria en las playas ese d√≠a, solo mucha sangre, gritos y buenos chicos muriendo. No sent√≠a p√°nico, ni odio, uno hac√≠a lo que ten√≠a que hacer y sab√≠a que ellos, tan cierto como que el infierno existe, te har√≠an lo mismo a ti si tuvieran la oportunidad”, expres√≥ en ese momento.

En la oportunidad, se dio el tiempo de describir la pesadilla que lo acompa√Ī√≥ durante toda su vida. La imagen del primer soldado norteamericano que mat√≥ esa madrugada desde su nido de ametralladoras.

“Recuerdo el primero en morir, el hombre sali√≥ del mar y estaba buscando un sitio donde esconderse. Le apunt√© al pecho, pero el disparo fue alto y le dio en la frente. Vi su casco de acero rodando hacia la orilla y entonces se desplom√≥. Sab√≠a que estaba muerto, a√ļn sigo so√Īando con ese muchacho y me pongo enfermo cuando pienso en √©l ¬Ņqu√© pod√≠a hacer? ellos o yo, eso era lo √ļnico que pensaba”, indic√≥.

Heinrich Severloh | Representación gráfica | DeviantArt
Heinrich Severloh | Representación gráfica | DeviantArt

As√≠ fue como estuvo 9 horas disparando desde su fortaleza, vio como sus compa√Īeros ca√≠an uno tras otro, pero segu√≠a disparando. Su motivo era simple, mantenerse con vida, a lo que se agregaba que su teniente tambi√©n hac√≠a resistencia en la zona, no quer√≠a dejarlo a solas.

“Al principio los cuerpos estaban a 500 metros, luego a 400, m√°s tarde a 150. Hab√≠a sangre por todos lados, gritos, muertos y moribundos. El oleaje mec√≠a m√°s cuerpos en la orilla. Al final de la tarde me di cuenta de que era la √ļnica persona que a√ļn disparaba. Pod√≠a ver a los tanques maniobrando en la playa y sab√≠a que no podr√≠a contenerlos yo solo”, relat√≥.

Finalmente, en el nido WN62 quedaban tres personas, el teniente Frerking, Heinrich y otro soldado que ayudaba a cargar la armas. La situación llegó a un punto en que fue insostenible y el oficial al mando ordenó retirarse, sin dejar lugar a objeciones.

Fue as√≠ como los tres emprendieron una hu√≠da a campo abierto, tanto el teniente como el soldado que acompa√Īaban a ‘Hein’ (como era conocido) fueron abatidos por soldados estadounidenses. La “Bestia de Omaha” fue hecho prisionero, si bien no lo mataron, pas√≥ varios a√Īos viviendo en p√©simas condiciones.

De acuerdo al documental de History Channel, Severloh fue enviado a Estados Unidos a trabajar en los campos como recolector de algodón y patatas. En 1946 fue enviado a Inglaterra a laborar en la construcción de carreteras.

Heinrich Severloh Cementerio Estadounidense de Normandía
Heinrich Severloh Cementerio Estadounidense de Normandía

Finalmente, fue devuelto a Alemania en 1947, por expresa petición de su padre, quien había enviado una carta a las autoridades británicas de la época, en la cual indicaba que estaba aquejado de una grave enfermedad y ya no podía hacerse cargo de su familia.

En cautiverio, Heinrich Severloh nunca cont√≥ lo que hab√≠a pasado esa ma√Īana en la playa “Omaha” de Francia. De acuerdo a su propio relato, confes√≥ los hechos √ļnicamente a su esposa.

Un día llegó el perdón

El libro The Longest Day, escrito por el escritor irland√©s Cornelius Ryan, relata todo lo que se vivi√≥ aquella ma√Īana en Ohama Beach, una de las fuentes en las que se bas√≥ este autor fue el relato de un sacerdote norteamericano llamado David Silva.

Aquel 6 de Junio de 1944, Silva ten√≠a apenas 20 a√Īos y fue uno de los soldados que ten√≠a la misi√≥n de traspasar el nido de balas para llegar a tierra. Si bien sobrevivi√≥ al combate, fue herido en tres ocasiones (se estima que por Severloh).

Padre David SIlva | History Channel
Padre David SIlva | History Channel

Precisamente, el exsoldado alem√°n ley√≥ este nombre por primera vez en el libro de Cornelius Ryan. Por su parte, Silva se radic√≥ desde el a√Īo 1950 en la ciudad de Karlsruhe, Alemania.

Fue en esta ciudad donde ellos se conocieron en la d√©cada del 90, aunque nunca se especific√≥ el a√Īo. En una entrevista, el propio Silva revel√≥ que ‘Hein’ nunca le pidi√≥ que le diera el perd√≥n por sus actos, aunque √©l se lo otorg√≥ de todas formas.

En ese mismo relato, ambos se√Īalaron que se convirtieron en amigos tras conversar por horas sobre lo que hab√≠a pasado aquella jornada. Al menos una vez al a√Īo se visitaron en Alemania.

Los dos tambi√©n asistieron al acto de recuerdo del Desembarco de Normand√≠a en el a√Īo 2005.

En el documental de History Channel, ambos fueron llevados nuevamente hasta Normand√≠a, pero en esta ocasi√≥n no fue para combatir ni demostrar odio hacia el otro, sino que para darse un abrazo en se√Īal de paz.

History Channel
History Channel

“He pensado en ello todos los d√≠as que Dios me dio, ahora la presi√≥n que siempre he tenido, se ha ido”, indic√≥ el alem√°n parado en la playa al borde de las l√°grimas.

Finalmente, Heinrich Severloh muri√≥ en un asilo de ancianos cerca de Celle (Baja Sajonia), en el a√Īo 2006, a la edad de 83 a√Īos.

El barco que dará la vuelta al mundo sólo con energías renovables

¬ŅC√≥mo funciona las energ√≠as limpias de la embarcaci√≥n Race For Water?

Las playas de Isla de Pascua son las más contaminadas con residuos plásticos en el país

M√ĀS NOTICIAS
Tendencias Ahora