Riqueza del hogar; y no me refiero a lo material, a lo pasajero o a lo tangible, sino que, algo mucho más significativo, encontrar y visualizar la riqueza en aquellas experiencias, recuerdos, profesiones y/o caminos trazados por nuestros adultos mayores.

La atención y el valor que les damos como funcionarios, y más que funcionarios, como amigos, hace la diferencia. A continuación, les quiero presentar a un amigo, residente en Fundación las Rosas de Talcahuano, en quien, encontramos la riqueza de la que les hablo.

Don Carlos Garrido, es residente en Fundación las Rosas hace 16 años, de los cuales cinco residió en el hogar de Arauco para posteriormente llegar a Talcahuano, donde se encuentra actualmente. Don Carlos Garrido, sin lugar a dudas, ha trazado un largo camino, lleno de experiencias y aprendizajes, de los cuales comparte a diario con los que lo rodeamos. La riqueza de don Carlos, la vemos reflejada de manera global, donde encontramos su amor por el dibujo, el canto y la escritura.

Una de sus habilidades es plasmar y expresar sus emociones y experiencias a través de poemas, del cual les quiero compartir uno de aquellos a continuación, llevando por título: A mis Amigos/as del Hogar Santa Teresa de Calcuta de Fundación las Rosas.

“Pintas de blanco los cabellos y de arrugas los cuerpos, pero hay sabiduría en tus años las ha producido por alegría, tristeza por los daños. Por los momentos más felices o por aquellos que han dejado cicatrices, por haber hecho hermano al enemigo o por haber perdido al mejor amigo. Sabiduría que brota en tus palabras, en formas de consejos o regaños, advertencias que deben ser tomados en cuenta y no olvidarlas con los años. Tercera edad, que pausas el caminar, haces lento el hablar, poco a poco disminuyen las fuerzas, pero, también haces que aprendamos a escuchar. Por eso, abuelita, abuelito, no te preocupes si te vas quedando sin dientes, sigue siendo el valiente, que siempre admiraré”.

Son las frases escritas por don Carlos hacia sus amigos del hogar, a los cuales día a día debemos valorar, respetar y generar una atmósfera de amor y cariño hacia ellos.

Felipe Cartes Riquelme,
Terapeuta Ocupacional
Hogar Santa Teresa de Calcuta, Talcahuano Fundación las Rosas