De acuerdo con una encuesta que acompañamos desde Fundación Avon junto al portal de empleo Laborum.com, y las organizaciones GROW, ELA y Nodos, nos dimos cuenta que el 70% de las personas trans y no binarias en Chile han sufrido algún tipo de violencia en sus espacios de trabajo, con cifras similares en otros miembros de la comunidad LGBTIQ+. Esta situación crítica no puede pasar desapercibida

En este sentido los protocolos de no discriminación y acoso que se trabajan dentro de las empresas son clave y es nuestra responsabilidad que no queden solo en una declaración de buena fe. Complementariamente, es necesaria la educación continua en temas de equidad de género, discriminación y eliminación de todas las formas de violencia para poder construir una cultura organizacional inclusiva y libre de violencia para todas las personas que forman parte de las organizaciones, pero especialmente para aquellos grupos atravesados por múltiples discriminaciones.

Ana Ines Álvarez
Directora ejecutiva Fundación Avon