Opinión
Martes 26 noviembre de 2019 | Publicado a las 15:36 · Actualizado a las 11:00
Por qué la centro derecha sí debe estar a favor del Fondo Único en Salud
Por Tu Voz
visitas

En medio de la crisis social, el gobierno acaba de lograr que la C√°mara de Diputados apruebe un proyecto de reforma de Fonasa que permitir√≠a que ciertas enfermedades, que hoy no logran ser resueltas en el sistema p√ļblico, puedan ser tratadas en el sistema privado con un pago m√°ximo por parte del paciente que no sobrepase el 40% de su renta anual. La propuesta es interesante y permite resolver un problema urgente de acceso a prestaciones m√©dicas. Sin embargo: ¬ŅQu√© hacer a largo plazo para mejorar la salud de los chilenos m√°s vulnerables?

Una de las opciones que ha tomado relevancia es la creaci√≥n de un Fondo √önico de Salud. Es decir, el 7% cotizado por los trabajadores del pa√≠s ir√≠a s√≥lo a Fonasa y no m√°s a Isapres, las que funcionar√≠an como seguros complementarios para quien quiera financiar lo que no sea cubierto por el seguro p√ļblico.

La soluci√≥n es resistida en la centro-derecha, ya que la considera de un excesivo estatismo. Por su parte, la centro izquierda que hoy la promueve, habiendo gobernado con mayor√≠a en ambas c√°maras, nunca present√≥ un proyecto de ley que incluyera esta reforma. Hoy en d√≠a, sin embargo, constituye la alternativa elaborada por del Colegio M√©dico. ¬ŅSer√° este el momento para levantar esta propuesta? ¬ŅEs concordante un Fondo √önico con un pensamiento liberal?

comillas
Además, sistemas como este existen en países como Inglaterra o Canadá, donde han demostrado poder proveer salud en forma oportuna a un costo razonable.
- Juan Carlos Said

La respuesta es s√≠, a ambas preguntas. Existe un clima reformista favorable al cambio y este sistema permitir√≠a ‚Äúnivelar la cancha‚ÄĚ, haciendo que todos los chilenos, independiente de su renta, tengan un seguro de salud que garantice atenci√≥n oportuna y sin discriminaci√≥n, lo que responde a un anhelo fundamentalmente liberal. Adem√°s, sistemas como este existen en pa√≠ses como Inglaterra o Canad√°, donde han demostrado poder proveer salud en forma oportuna a un costo razonable.

Hoy en día, las Isapres seleccionan a los pacientes para quedarse con los más sanos y con más altos ingresos. A medida que estos envejecen y se enferman, los planes suben, obligando a sus afiliados a salirse del sistema e ir a Fonasa.

Agencia UNO
Agencia UNO

El resultado: Fonasa termina haci√©ndose cargo de los pacientes m√°s enfermos y de menores rentas, de los cuales no recibi√≥ ning√ļn aporte cuando estaban sanos y ten√≠an mejores ingresos. Dicha situaci√≥n, se ha vuelto insostenible y es en parte, responsable de los d√©ficit cr√≥nicos de nuestro sistema de salud.

La creaci√≥n de un Fondo √önico de Salud permitir√≠a obtener recursos para mejorar hospitales y consultorios y poner fin a los copagos en el sistema p√ļblico. Hoy en d√≠a, un paciente que gana 365.000 pesos, casi lo mismo que el sueldo m√≠nimo propuesto por el gobierno, es considerado una persona de elevados recursos y debe pagar el m√°ximo copago en Fonasa: 20%. El efecto de este copago es negativo para la salud. La evidencia muestra que desincentiva la consulta al doctor, incluso cuando esta es m√©dicamente justificada, repercutiendo negativamente en la salud de las personas, el bien que justamente se busca proteger.

Se ha planteado que la creaci√≥n de un seguro √ļnico vulnera la garant√≠a constitucional que establece que ‚Äúcada persona tendr√° el derecho a elegir el sistema de salud al que desee acogerse, sea este estatal o privado‚ÄĚ. Sin embargo, cuando se redact√≥ la actual Constituci√≥n, las Isapres no exist√≠an, as√≠ es que es dif√≠cil argumentar que el legislador buscaba garantizar el acceso a estas.

comillas
En el nuevo sistema existir√≠a la libertad de atenderse con un prestador p√ļblico (hospitales o consultorio), donde Fonasa cubrir√≠a el valor completo de la prestaci√≥n, o con un prestador privado…
- Juan Carlos Said

Por otra parte, un fondo √ļnico no implica el fin de los aseguradores privados (las Isapres), ni tampoco el fin de las cl√≠nicas o prestadores privados. En el nuevo sistema existir√≠a la libertad de atenderse con un prestador p√ļblico (hospitales o consultorio), donde Fonasa cubrir√≠a el valor completo de la prestaci√≥n, o con un prestador privado (ej.: cl√≠nica privada), donde un porcentaje de la prestaci√≥n ser√≠a financiado por el asegurador estatal y el resto por una Isapre, que actuar√≠a como seguro complementario. Esto √ļltimo ya sucede hoy cuando Fonasa financia atenciones de urgencias en cl√≠nicas o determinadas prestaciones como cirug√≠as de ves√≠cula o pr√≥stata, en los mismos centros, a trav√©s del programa PAD (Pago Asociado a Diagn√≥stico).

Finalmente, el clima reformista que acontece en Chile, luego del estallido social, podr√≠a quiz√°s, ser una oportunidad √ļnica para mejorar en forma definitiva los problemas en el financiamiento de nuestro sistema de salud. No la dejemos pasar.

Juan Carlos Said
M√©dico internista PUC y Magister en Salud P√ļblica
Militante de Evópoli

Tendencias Ahora