Región Metropolitana
Lunes 11 mayo de 2020 | Publicado a las 17:12
Clínica Las Condes y 2 médicos deberán pagar indemnización por negligencia que causó muerte de mujer
visitas

El 29¬į Juzgado Civil de Santiago conden√≥ a pagar solidariamente una indemnizaci√≥n de $660 millones a la Cl√≠nica Las Condes y a dos m√©dicos, por su responsabilidad en el fallecimiento de Romina Rojas por un Tromboembolismo Pulmonar Masivo no diagnosticado a tiempo y que la afect√≥ tras dar a luz mediante ces√°rea en 2017.

Tras ser sometida a la cesárea el 3 de septiembre en la noche nació sin problemas su hijo Matías. Sin embargo, al día siguiente a los dolores propios de una intervención de ese tipo, se sumaron desmayos cuando intentaba levantarse. La mujer debió ser evaluada por otros facultativos, ya que en esos momentos no había un médico en el piso.

El fallecimiento de la v√≠ctima se produjo 17 d√≠as despu√©s del nacimiento de su primer y √ļnico hijo, por dicha enfermedad que no fue diagnosticada a tiempo. En el registro hospitalario se indic√≥ que se trat√≥ de una “paciente inestable emocionalmente, no reconoce que sufri√≥ de crisis de p√°nico (‚Ķ) al intentar incorporarla hace lipotimias con sensaci√≥n de apretar el pecho y mucha taquicardia‚ÄĚ.

El juez estableció que existe una relación directa entre la muerte de la joven y el actuar de los profesionales -Solange Sahid, ginecóloga-obstetra, y Fernando Pineda, cardiólogo-, enmarcado en un conjunto de negligencias agravadas por la especialidad de cada uno.

‚ÄúNo cabe duda de que los m√©dicos demandados no entregaron a la paciente una prestaci√≥n concienzuda, atenta y conforme a los conocimientos de la ciencia‚ÄĚ, se asegur√≥ en el fallo. Adem√°s, se puso hincapi√© en la angustia expresada por la joven como ‚Äúotro motivo de alerta desatendido de la presencia de una trombosis venosa profunda‚ÄĚ.

Eliot Rojas, padre de la v√≠ctima, indic√≥ que la sentencia es muy significativa “porque nos da la raz√≥n en lo que hemos sostenido con tanto ah√≠nco. Hemos luchado incansablemente para demostrar que la muerte de nuestra hija fue por un actuar negligente y soberbio de los m√©dicos que la atendieron, y el juez as√≠ lo determin√≥ porque existen pruebas fehacientes de ello‚ÄĚ.

Tras la muerte de la mujer, su familia creó la Fundación Romina Rojas Zarhi para apoyar a las madres primerizas de escasos recursos en Chile, para que tengan un parto sin violencia obstétrica.

En tanto, existe un proceso paralelo que busca condenar penalmente a los médicos como autores de cuasidelito de homicidio, y para lo cual está fijada una audiencia de formalización el próximo 10 de agosto.

Tendencias Ahora