Nacional
Martes 16 enero de 2018 | Publicado a las 16:04 · Actualizado a las 10:12
Papa aboga por educaci√≥n en c√°rcel de mujeres: Seguridad p√ļblica no se reduce a control
Publicado por: Emilio Lara
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Pasadas las 16:00 horas de este martes, el papa Francisco lleg√≥ -en compa√Ī√≠a de la presidenta Michelle Bachelet- hasta el Centro Penitenciario Femenino de San Joaqu√≠n, lugar donde el jefe de la Iglesia Cat√≥lica sostuvo un encuentro con las internas del recinto, instancia en la que asegur√≥ que la seguridad p√ļblica no debe ser reducida a “medidas de mayor control”, sino que se debe edificar “con medidas de prevenci√≥n, con trabajo, educaci√≥n y mayor comunidad”.

El Papa, al tomar la palabra, agradeci√≥ el c√°ntico compuesto en su honor por las reclusas, Pastor con olor a oveja, y la oportunidad de visitarlas para estar “m√°s cerca” de tantos hermanos “privados de libertad” a trav√©s del pa√≠s.

Lee también: Fieles se agolpan en exterior del Centro Penitenciario Femenino para ver al papa Francisco

Tambi√©n salud√≥ a los funcionarios de Gendarmer√≠a y a sus familias y asegur√≥ que reza por ellos y que pide para las autoridades les brinden condiciones de trabajo dignas para que su dignidad “genere dignidad”.

Bergoglio tambi√©n agradeci√≥ el testimonio de Jeanette Zurita, una interna condenada a 15 a√Īos de c√°rcel por tr√°fico de drogas. No s√≥lo valor√≥ su actitud, sino que cit√≥ parte de su discurso.

El Papa, adem√°s, destac√≥ el perd√≥n como una cualidad humana y record√≥ que Jes√ļs mismo asever√≥ que quien est√© libre de pecado, puede lanzar la primera piedra. “Todos somos pecadores. Todos tenemos pecado”, sentenci√≥.

“Madres, muchas de ustedes han sido madres y han sabido ‘cargar’ en su seno una vida y la gestaron. La maternidad nunca es ni ser√° un problema, es un don, es uno de los regalos m√°s maravillosos que puedan tener”, dijo el Papa.

“Hoy tienen un desaf√≠o muy parecido: se trata tambi√©n de gestar vida. Hoy a ustedes se les pide que gesten el futuro. Que lo hagan crecer, que lo ayuden a desarrollarse. No solamente por ustedes, sino por sus hijos y por la sociedad toda. Ustedes, las mujeres, tienen una capacidad incre√≠ble de poder adaptarse a las situaciones y salir adelante”, a√Īadi√≥.

En esa línea, el líder religioso recordó que la dignidad es un derecho y que las reclusas deben exigirlo.

“Estar privadas de libertad (…) no es sin√≥nimo de p√©rdida de sue√Īos y de esperanzas”, dijo. “Es muy duro y doloroso. Ser privado de libertad no es lo mismo que estar privado de la dignidad-. La dignidad no se toca, a nadie, se cuida, se custodia, se acaricia. De ah√≠ que es necesario luchar contra todo tipo de cors√©, de etiqueta que diga que no se puede cambiar, o que no vale la pena, o que todo da lo mismo. Queridas hermanas, ¬°no!”, agreg√≥.

De esta manera, Bergoglio les pidi√≥ que no olvidaran que la sociedad tiene la responsabilidad y la obligaci√≥n de reinsertar no s√≥lo a ellas, sino que a todos quienes pasen por la c√°rcel, aseverando que “la reinserci√≥n debe ser el sue√Īo de ustedes” y que “una condena sin futuro no es una condena humana, es una tortura”.

A modo de terminar su intervenci√≥n, Francisco pidi√≥ a la Virgen Mar√≠a que intercediera por ellas y a √©stas a que rezaran por √©l, “lo necesito”, finaliz√≥.

Testimonios y preparación

La hermana Nelly, encargada de la pastoral, agradeci√≥ la visita del Papa al recinto, quien destac√≥ que las cerca de 400 asistentes fueron en representaci√≥n de los m√°s de 50 mil chilenos pobres privados de libertad ya que, a su juicio, en Chile “se encarcela la pobreza”.

Durante su turno, Zurita le dio la bienvenida al pastor mayor a nombre de todos los privados de libertad y le confes√≥ que el haber sido elegidas fue una “gran bendici√≥n”. “Este lugar es muy ingrato”, dijo, a√Īadiendo que s√≥lo madres, hijos y uno que otro esposo llega all√≠.

Zurita agradeci√≥ la labor de los pastores y de los miembros de la Iglesia en la contenci√≥n emocional y asegur√≥ que los ni√Īos son los que m√°s sufren cuando se les “arranca la madre del lado”, sentenciando que -lamentablemente- √©ste es el motivo por el cual muchos terminan delinquiendo en el futuro.

La mujer, adem√°s, precis√≥ que muchas veces los ni√Īos terminan al cuidado del Sename, “y todos sabemos lo que pasa en esos centros”, dispar√≥.

“Esto no es lo que nosotras queremos para nuestros hijos, Papa amigo. Aqu√≠ en la c√°rcel he sido testigo de grandes dolores. He visto llorar a muchas compa√Īeras al enterarse que han abusado de sus hijos, o que han matado a alguno de ellos”, admiti√≥.

Finalmente, previo al término de su intervención, Zurita pidió al Papa que el Sistema Judicial modificara las condenas para madres de menores de edad, a modo que ellas puedan cumplir su deuda con la sociedad sin descuidar a sus hijos y que éstos no sean los presos del futuro. Todo frente al ministro de Justicia, Jaime Campos, quien estaba sentado en primer fila junto a la presidenta Bachelet.

Puedes leer el discurso completo del papa Francisco, aquí.

Tendencias Ahora